Internacional

México

VIOLENCIA CONTRA PERIODISTAS

Javier Valdez: “Hablamos también de cómo nos acecha el gobierno”

Denuncias sobre los vínculos entre crimen organizado y el gobierno le costaron la vida a Javier Valdez.

Nancy Cázares

@NancyCornejoCaz

Lunes 15 de mayo | Edición del día

En una entrevista con La Jornada, el 2 de octubre de 2016, Valdez señaló: “No hablamos solo de narcotráfico, una de nuestras acechanzas más feroces. Hablamos también de cómo nos acecha el gobierno. De cómo vivimos en una redacción infiltrada por el narco, al lado de algún compañero en quien no puedes confiar porque quizá sea el que pasa informes al gobierno o los delincuentes”.

Asimismo, denunció el perverso papel de los magnates y los altos funcionarios de los medios masivos de comunicación:

“Señalamos también a los empresarios, a los dueños y ejecutivos de los medios, que priorizan el negocio, que están más preocupados por la ganancia que por contar la historia de lo que está pasando en nuestro país, o de lo que pueda pasarles a sus reporteros, a sus empleados”.

Valdez tenía razón y sus denuncias le costaron la vida. Por eso repudiamos su cobarde asesinato, un intento de silenciar al periodismo crítico cuando se suceden las erupciones de pus de cada uno de los escándalos de la “clase política” que gobierna al servicio de los empresarios, las trasnacionales y la administración estadounidense.

Pero los empresarios de los medios van más lejos aun: satanizan la protesta social a veces y en otras la ocultan, difaman a maestras y maestros cuando salen a enfrentar la reforma educativa, revictimizan a las mujeres cuyas vidas fueron cercenadas por los feminicidios y muchas veces también a sus familias, por cómo vestían, cómo empleaban su tiempo libre y mil y una excusas para justificar sus asesinatos por el solo hecho de ser mujeres.

Los medios masivos en mano de los magnates de las telecomunicaciones son armas de formación de ideología completamente funcionales a la naturalización de todas las formas de explotación y de opresión que se viven en esta época de decadencia y podredumbre del capitalismo. Ése es el rol de El Universal, de Milenio, de Televisa, de TV Azteca, por mencionar sólo algunos.

En 1919, apenas dos años luego de la Revolución Rusa, el revolucionario Vladimir I. Lenin escribió:

“La ‘libertad de imprenta’ es asimismo una de las principales consignas de la ‘democracia pura’. Los obreros saben también, y los socialistas de todos los países lo han reconocido millones de veces, que esa libertad será un engaño mientras las mejores imprentas y grandísimas reservas de papel se hallen en manos de los capitalistas y mientras exista el poder del capital sobre la prensa, poder que se manifiesta en todo el mundo con tanta mayor claridad, nitidez y cinismo cuanto más desarrollados se hallan la democracia y el régimen republicano, como ocurre, por ejemplo, en Norteamérica.

A fin de conquistar la igualdad efectiva y la verdadera democracia para los trabajadores, para los obreros y los campesinos, hay que quitar primero al capital la posibilidad de contratar a escritores, comprar las editoriales y sobornar a la prensa, y para ello es necesario derrocar el yugo del capital, derrocar a los explotadores y aplastar su resistencia.

Los capitalistas siempre han llamado ’libertad’ a la libertad de lucro para los ricos, a la libertad de morirse de hambre para los obreros. Los capitalistas llaman libertad de imprenta a la libertad de soborno de la prensa por los ricos, a la libertad de utilizar la riqueza para fabricar y falsear la llamada opinión pública.

Los defensores de la ‘democracia pura’ también se manifiestan de hecho en este caso como defensores del más inmundo y venal sistema de dominio de los ricos sobre los medios de ilustración de las masas, resultan ser embusteros que engañan al pueblo y que con frases bonitas, bellas y falsas hasta la médula distraen de la tarea histórica concreta de liberar a la prensa de su sojuzgamiento por el capital.

Libertad e igualdad verdaderas será el orden de cosas que están instaurando los comunistas, y en él será imposible enriquecerse a costa de otros, no habrá posibilidad objetiva de someter directa o indirectamente la prensa al poder del dinero, no habrá obstáculo para que cada trabajador (o grupo de trabajadores, sea cual fuere su número) posea y ejerza el derecho igual de utilizar las imprentas y el papel que pertenecerán a la sociedad.”

Es como parte de la lucha por la libertad de prensa y desde la perspectiva del combate por el fin de toda explotación y opresión, desde el punto de vista de la clase obrera, que día con día la red internacional de la Izquierda Diario en 11 países y 5 idiomas da voz a quienes no la tienen en los grandes medios, los trabajadores, las mujeres y la juventud.








Temas relacionados

#UnDíaSinPeriodismo   /    Libertad de prensa   /    La Izquierda Diario México   /    Periodistas   /    La Izquierda Diario   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO