Internacional

RUSIAGATE

Jared Kushner, yerno de Trump, bajo investigación del fiscal especial

De acuerdo con el Washington Post, el embajador ruso declaró que Kushner sugirió abrir un canal de comunicación discreto para tratar las relaciones bilaterales.

Viernes 16 de junio

Avanza la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre si el presidente Trump pretendió desviar la investigación sobre Rusia y se complica el escenario para el presidente estadounidense Donald Trump y su círculo.

La compleja trama de negocios de Jared Kushner, magnate del sector inmobiliario, está bajo la mira. Según fuentes de inteligencia consultada por el Washington Post, el FBI investiga al yerno de Trump a partir de que se reuniera con el embajador ruso Sérguei Kysliak, y su compatriota, el banquero Sérguei Gorkov, en diciembre de 2016.

Desde la administración Trump minimizaron esa reunión y otra que se realizó posteriormente con Gorkov, presidente del banco estatal Vnesheconombank, y las ha calificado de meras formalidades en el rol de asesor en temas de asuntos exteriores de Kushner.

Sobre el banco ruso Vnesheconombank pesan sanciones por parte del gobierno estadounidense. A su vez, el embajador Kysliak es uno de los protagonistas de la trama rusa, por haber mantenido encuentros con por lo menos cuatro asesores del círculo de Trump durante la campaña electoral o en el periodo previo a asumir la presidencia.

Al tiempo que indaga los negocios y las finanzas de Kushner, esposo de Ivanka Trump, el equipo del “superfiscal” investiga los negocios de otros asesores del presidente estadounidense: el ex consejero de seguridad nacional Michael Flynn, el ex jefe de campaña de Trump Paul Manafort y el asesor de campaña Carter Page.

Por su parte, tras darse conocer que Trump está siendo investigado, el partido republicano está desplegando una campaña para atacar la credibilidad e imparcialidad del fiscal Mueller, a través de instruir a políticos aliados al presidente estadounidense.

Para el titular de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, no son buenas noticias. Gracias a su relación con Kushner pudieron organizar juntos la humillante visita de Trump a México, durante la campaña electoral del magnate. Una visita que se transformó en un pico de la crisis de Peña Nieto por el servilismo ante el republicano que basó su campaña en ofender al pueblo mexicano y desplegar un discurso xenófobo y racista. Que su contacto y el presidente estadounidense al cual sirve el gobierno de México estén bajo investigación representa una nueva mancha.

Trump, cuestionado

La cereza del postre: se dio a conocer otra investigación del Congreso. Charles Grassley, senador republicano y presidente del Comité Judicial, declaró que esa comisión indagará el despido del ex director del FBI James Comey y cualquier “interferencia partidaria inapropiada” en las investigaciones de las agencias de seguridad pública.

Se ha abierto otro frente contra Trump por el lado del partido demócrata: casi 200 legisladores federales interpusieron una demanda federal imputando a Trump violar la Constitución. Lo acusan de haberse beneficiado a través de negocios de gobiernos extranjeros con sus compañías. Desde que asumió la presidencia, Trump recibe la tercera demanda en su contra.

La investigación abierta por la trama rusa hunde un poco más la ya baja popularidad del presidente Trump. Según un sondeo de AP-NORC, un 60% de los estadounidenses cree que Trump intentó obstruir u obstaculizar la investigación de posible nexo de su campaña con los rusos; más del 60% por ciento de los estadunidenses cree que Trump tiene “poco o nada de respeto” a las tradiciones democráticas del país, y 65% no creen que tenga gran respeto a las instituciones democráticas.

Con información de agencias.






Temas relacionados

Donald Trump   /   Rusia   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO