Géneros y Sexualidades

ESTADOS UNIDOS

Jane Doe, joven migrante a la que Trump le obstaculiza abortar

Jane Doe de 17 años de edad es la joven a la que el gobierno de Trump le ha impedido el aborto.

Leah Muñoz

@DanmunozDan

Martes 24 de octubre | Edición del día

A inicios de septiembre Jane Doe en su intento de cruzar la frontera de México a Estados Unidos fue detenida y trasladada a un refugio para menores en el sur de Texas en donde se enteró que estaba embarazada. Ella insistió en abortar.

Jane’s Due Process, una organización legal que proporciona representantes a menores de edad embarazadas en Texas, acompañó a Jane a solicitar el permiso de un juez debido a la ley de consentimiento parental del estado.

Su aborto que estaba programado para el 28 de septiembre fue interrumpido. La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés), que se encarga de administrar los refugios que albergan a los menores no acompañados y que está a cargo del activista antiaborto E. Scott Lloyd, ha estado al frente de esta operación para evitar el aborto de Jane.

El camino de las mujeres migrantes en su travesía para llegar a Estados Unidos es una de las más crudas muestras de la violencia patriarcal. Según los expertos el 60% de las migrantes en su paso por México para Estados Unidos sufren violaciones y al llegar a Estados Unidos se encuentran con el infierno de la ley que martiriza aún más a las migrantes. Ahora Lloyd ha prohibido a los refugios que ayuden a estas chicas a interrumpir el embarazo de forma legal, al contrario, su orden es que reciban “asesoría en opciones que afirmen la vida”.

Scott Lloyd, recién llegado a su cargo en marzo, tiene un historial de activismo antiaborto en el que se cuentan comentarios donde expresa su creencia de que el gobierno tiene derecho a ejercer su poder de veto sobre las decisiones reproductivas de las mujeres.

En artículos de su autoría escribe “Sugiero que el pueblo de Estados Unidos haga un trato con las mujeres: mientras estén usando los condones, las pastillas anticonceptivas o los parches que les proporcionamos con nuestro dinero, ustedes prometerán no practicarse un aborto si el método anticonceptivo falla, lo que sucede a menudo”.

El actuar de la ORR para con las jóvenes embarazadas ha sido infame. Ha interrumpido procedimientos médicos de aborto aún cuando ya existe el permiso del juez, y en otros casos se han buscado a las jóvenes embarazadas para discutir sus decisiones sobre abortar.

En el caso de Jane Doe, aunque ya tenía la aprobación del juez, se le informó al refugio donde estaba a que el personal no participara en el aborto. Además ha sido forzada a que vea su ultrasonido, y se le ha llamado a su madre en su país natal para acusarla de su aborto.

A pesar del abuso emocional que ha pasado, la chica continúa firme para abortar aunque no sabe aún cuándo sucederá eso ya que su procedimiento que había sido programado para el 20 de octubre acaba de ser bloqueado por el gobierno de Trump al interponer una apelación que establece que el Departamento de Salud debe de encontrar que alguien resguarde a Jane y poder así quedar fuera del control del gobierno y poder llevar adelante su aborto.

En Texas el aborto es legal hasta las 20 semanas de embarazo. Jane se encuentra en este momento en la semana 15.

Mientras tanto, defensores del aborto se encuentran asombrados por la enorme oposición que han encontrado para bloquear el aborto de Jane, y en general el de las mujeres migrantes.

Conforme se ha ido endureciendo la política del gobierno de Estados Unidos con la llegada de Trump las mujeres se han ido dando cuenta de la cruzada que el gobierno ha lanzado para controlar sus cuerpos y decisiones a través de las instituciones legales y médicas.








Temas relacionados

Donald Trump   /    migrantes centroamericanos   /    Migrantes   /    Aborto   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO