Géneros y Sexualidades

VIOLENCIAS MACHISTAS

Jalisco, el paraíso de la trata de personas

Entre los cinco estados del país con mayor índice de trata de personas se encuentra Jalisco, donde la mayoría de los casos de desapariciones de niñas y jóvenes se relaciona directamente con las redes de trata.

Viernes 21 de julio | 16:44

Tras la desarticulación de una red de trata que operaba en Atlanta, Estados Unidos, se evidenció que la mayoría de las mujeres forzadas a realizar trabajo sexual provenían del estado de Jalisco. Hecho que ha destapado y visibilizado esta situación.

Jalisco es uno de los estados donde más proliferan las redes de trata de personas. A pesar de no tener datos exactos (las autoridades no llevan con seriedad los casos de desapariciones) Puerto Vallarta, Guadalajara y La Ribera de Chapala son lugares considerados focos rojos del turismo sexual.

México juega un papel clave en las redes de trata. Aquí llegan millones de mujeres de todo el mundo que después son enviadas a Estados Unidos, con el fin de ser esclavizadas sexualmente. Además, miles de niñas y mujeres mexicanas son enviadas al norte del continente y Europa, sin olvidar a los grandes empresarios, diputados y gobernadores mexicanos que operan estas redes y son grandes consumidores.

Acabar con la mercantilización del cuerpo de la mujer y con el trabajo sexual forzado del que son víctimas día a día millones de niñas y mujeres, no vendrá de la implementación de mayores penas, ejemplo de esto es el mismo estado de Jalisco, donde se estableció la mayor sentencia para un tratante de personas, de 170 años de prisión.

No podemos confiar en que el gobierno y las instituciones -responsables y cómplices de la violencia contra las mujeres y el cercenamiento de nuestros derechos- sea quien “haga justicia”. Mientras hipócritamente hacen campañas para que las jóvenes no caigan en las redes de trata y desmantelan ocasionalmente alguna red, encubren y ponen en grandes cargos gubernamentales a los principales proxenetas, operadores y consumidores de las redes de trata, como es el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, dirigente del PRI en la Ciudad de México.

Para poner fin a las redes de trata es indispensable la lucha y la organización de las mujeres. Esto es fundamental para enfrentar la violencia contra nosotras, que se recrudece al amparo de la impunidad de las instituciones gubernamentales, el régimen político, y sus mafias policiales.






Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /   Violencia machista   /   Jalisco   /   Redes de trata   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO