Juicios en Rosario

Florencia Delnegro

Tribuna Abierta

Viernes 12 de septiembre de 2014 | Edición del día

En los tribunales de nuestra ciudad se esta llevando adelante la denominada Causa FECED II, en la cual A.P.D.H Rosario es querellante, representada por sus abogadas las Dras. Jesica Pellegrini y Gabriela Durruty.
Cientos de testimonios han dado forma a este juicio, hora tras hora, los sobrevivientes han relatado miles de pequeñas y gigantes historias de resistencia, de amor y de lucha.

También hemos escuchado/soportado la palabra de los imputados... que conocen casi tan bien como nosotros el enorme valor del testimonio, de la construcción de la verdad histórica.

Nos parece importante que se sepa que así como en las calles, en marchas y cortes de ruta, en actos y manifestaciones, también en los tribunales se lucha a brazo partido para quebrar la impunidad, para contar la historia de quienes ya no están, para enfrentar a los verdugos y exigir castigo a los genocidas y sus cómplices.

En este camino, vamos dando importantes pasos desde aquellas primeras condenas "en el marco del genocidio" por ejemplo, en el fallo que condeno a Etchecolatz, y que costara nada menos que la desaparición del compañero Julio López.

Queremos compartir parte del planteo realizado por nuestra querella en la etapa de alegatos de la causa FECED II, que constituye una pieza jurídica y un posicionamiento político que es indispensable conocer:

"Si luego de la búsqueda de justicia durante tantos años, frente a quienes se resistieron a ello, no se los condena a cumplir su condena en una cárcel común, es una forma de seguir perpetuando la impunidad, y de desbaratar todo el sistema jurídico argentino, que se caracterizará por tener las cárceles llenas de personas socialmente excluidas condenados por delitos menores, y a los Genocidas cómodamente en su casa, burlando nuevamente la ley.

Las democracias latinoamericanas fueron recuperadas como se pudo. Fueron oportunidades arrancadas a un ballet de militares que se creyeron el brazo armado de un orden de cosas que los incluía.

Ni siquiera ello.

SOLO FUERON UTILIZADOS POR UN PODER ECONÓMICO QUE LOS DESPRECIA. COMO SOSTENÍA LA GENERACIÓN QUE DESAPARECIERON: EL PODER ECONÓMICO LATINOAMERICANO SOLO SE ALIÓ CON LAS FFAA PARA VULNERAR A LAS MAYORÍAS. SU OBJETIVO NUNCA FUE MORAL O IDEOLÓGICO, SIEMPRE MINTIERON. SOLO HUBO UN INTERÉS ECONÓMICO. Y SUS CONSECUENCIAS NOS ALCANZAN HASTA NUESTRO DÍAS.

Esta querella entiende que las víctimas no están buscando sólo un reconocimiento judicial de condena a los represores, sino sobre todo, un reconocimiento jurídico a los hechos sucedidos en el país.

Las condenas y las penas son aleatorias y efímeras, más teniendo en cuenta la edad de muchos de los procesados y también la de varios de los sobrevivientes.

Es por ello que el reconocimiento judicial de Genocidio por parte de la Justicia argentina permite y permitirá a toda la sociedad no sólo prevenir, rearticularse y solidarizarse con hechos que como en la presente Causa ofenden a toda la humanidad, sino que también posibilitará la resistencia firme a cualquier intento de inclusión de estas prácticas.

Siguiendo al laureado economista Bernardo Kliksberg, en su obra “Los parias de la tierra”: Doscientas mil personas, el 1/35.000 de la población mundial, son los dueños actualmente de casi la mitad del producto bruto mundial. Del otro lado, el 50%; 3500 millones de personas, tiene solo el 1% del producto Ese 50% gana menos de 2 dólares diarios. Están por debajo de la línea de pobreza. Mientras que el 1% más rico ganó en el 2003 1746 millones de dólares promedio cada uno, ellos recibieron 730 dólares. Con ese ingreso no cubren las necesidades más básicas, en pleno siglo veintiuno tienen carencias alimentarias, viven en tugurios lóbregos, sin agua potable, sin instalaciones sanitarias, los niños deben trabajar desde muy pequeños y la inmensa mayoría desertará de la escuela.

Este es el estado de cosas contra el que luchaban nuestros representados y una generación entera de militantes"

Y continuamos luchando, dia tras dia, por CARCEL COMUN PERPETUA Y EFECTIVA PARA TODOS LOS GENOCIDAS Y SUS COMPLICES.

NO OLVIDAMOS. NO PERDONAMOS NO NOS RECONCILIAMOS.







Temas relacionados

Opinión   /    Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO