Internacional

INTERNACIONAL

Italia: represión y violencia policial a la orden del día

La represión y la violencia policial viene estando desde hace años al orden del día contra activistas y trabajadores. Repasamos aquí algunos de los casos más representativos.

Miércoles 15 de marzo | Edición del día

Foto: Carlo Giuliani, activista italiano simpatizante del movimiento antiglobalización, asesinado por un carabinero el 20 de julio de 2001 durante las manifestaciones de la Contracumbre del G8 en Génova.

La violencia policial siempre ha tenido fuerza en Italia, ya sea contra las manifestaciones, como en la cumbre de G8 en Génova en 2001 donde murió Carlo Giuliani, activista antiglobalización asesinado por un disparo de un policía; o la ejercida por los guardias de las prisiones con la muerte de Stefano Cucchi en 2009, un joven proletario romano detenido en custodia y que falleció en el hospital después de haber sufrido una paliza.

No podemos olvidar los casos del joven de 16 años asesinado por un tiro en la espalda en septiembre de 2014; o el asesinato de Federico Aldrovandi, Aldo Bianzino, Guiseppe Uva o Riccardo Magherini, que son algunos de los otros nombres asesinados a manos del brazo armado del Estado.

Italia, en particular, en los 3 años del gobierno de centro-izquierda de Matteo Renzi, también se caracterizó por una dura represión política. A cada gran movilización, el gobierno de Renzi respondió con los bastones de la policía. Hoy en día, el nuevo gobierno de Gentiloni continua la tradición de su predecesor.

Este clima represivo ha afectado con dos importantes acontecimientos, y no de manera azarosa, a uno de los sectores en lucha más fuerte en Italia, el de la logística.

El primero de estos acontecimientos fue el asesinato de un obrero de origen egipcio. Abd Elsalam Ahmed Eldanf, que se manifestó en un piquete de huelga, en Plaisance, en el norte del país, como parte de un movimiento organizado por uno de los sindicatos de base en Italia, la Unión sindical de base(USB). Murió debido a que un camión irrumpió a la fuerza en el piquete, animado por el capataz de la fábrica quien gritaba: “¡Adelante, adelante!”. Esta es la triste prueba de que, para los capitalistas, la vida de un obrero vale menos que nada. Golpearnos, encarcelarnos, torturarnos, parecen todas medidas legitimas a fin de resolver un conflicto.

El segundo evento fue la detención del coordinador nacional del Sindicato inter-empresa Cobas (SI Cobas), sindicato de base particularmente fuerte en el sector de la logística, Aldo Milani, bajo la infame excusa de haber recibido un soborno para poner fin a un conflicto. Durante los dos días que duró su encarcelamiento se desarrollaron movilizaciones importantes por su liberación.

La represión política que caracteriza estos años de crisis en Italia y en el mundo se basa en la defensa de los intereses capitalistas. Estos intereses no son compatibles con los de los trabajadores. Nunca nos dejaran obtener nuestros derechos. Por el contrario, el objetivo de la represión es fragmentar y debilitar a la clase trabajadora para continuar con su “recuperación” implementando las leyes que necesitan para ello.






Temas relacionados

Carlo Giuliani   /    Matteo Renzi   /    Violencia policial   /    Italia   /    Represión   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO