Internacional

UNESCO

Israel abandona la Unesco tras hacerlo Estados Unidos

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, decidió hoy que su país abandone la Unesco después de que Donald Trump anunciase la retirada de EEUU por considerar como “antiisraelí” a ese departamento de la ONU.

Viernes 13 de octubre | Edición del día

Netanyahu saludó la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como un acto "valiente y moral, porque la Unesco se ha convertido en el teatro del absurdo y porque, en lugar de preservar la historia, la distorsiona", según un comunicado israelí.

La Unesco es la dependencia cultural y educativa de Naciones Unidas, dedicada a preservar el patrimonio histórico y la diversidad cultural en el mundo. En 2011 se había producido una fuerte crisis con la dupla reaccionaria de EEUU e Israel, a raíz de que la institución internacional decidió incluir a Palestina como miembro de pleno derecho (un año después la ONU la integró como estado observador). Desde entonces, EEUU dejó de aportar económicamente al organismo y se le reclama una deuda en torno a los 500 millones de dólares.

El pasado mes de julio la Ciudad Vieja palestina de Hebrón (Cisjordania) fue nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En esa ciudad viven unos 35.000 palestinos más 800 colonos israelíes en áreas ocupadas de la ciudad protegidos por el ejército sionista. Esa declaración, fue el hecho que determinó los anuncios de retirada.

La salida real de ambas potencias recién se producirá en aproximadamente un año y medio según lo establece el estatuto del organismo, aproximadamente hacia diciembre de 2018. Tampoco es la primera vez que EEUU se retira de la Unesco ya que también ocurrió durante la presidencia de Ronald Reagan. Sin embargo, la retirada evidentemente acordada y planeada por EEUU y el Estado de Israel, constituye un fuerte mensaje político para reafirmar su alianza estratégica frente al mundo y ratificar la política racista y colonialista que lleva adelante Israel contra el pueblo palestino.

Así lo mostró el ultraderechista ministro de defensa israelí, Avigdor Libearman, que también alabó la decisión de EEUU al considerar que "es un paso importante emprendido por nuestro mayor aliado contra una organización políticamente sesgada y antisemita que ha convertido mentiras en práctica común y ha perdido su rumbo".

Desde el Departamento de Estado de EEUU, su portavoz, Heather Nauert, señaló que la decisión de Washington "no se tomó a la ligera y refleja las preocupaciones de Estados Unidos, (como) la necesidad de una reforma fundamental en la organización y la continua tendencia anti-Israel".

Ambas potencias imperialistas “patean el tablero” para dejar en claro que no permitirán ninguna política que exprese, siquiera veladamente, una reivindicación ni reconocimiento de las históricas demandas palestinas o de la resistencia de su pueblo. En el caso de la administración Trump, la medida también es parte de su declarada estrategia de “reformar” la ONU para transformarla en un organismo aún más subordinado a las políticas imperialistas y guerreristas que lleva adelante.

La directora de la Unesco, Irina Bokova, expresó en un comunicado su "profundo lamento" por la decisión estadounidense y en el mismo sentido de manifestaron otros países como Ecuador o Chile. Pero esto no implica una crítica a la administración Trump o de Netanyahu. Chile, por ejemplo, agregó que la decisión de retirarse es “soberana”.








Temas relacionados

Donald Trump   /    UNESCO   /    Estado de Israel   /    ONU   /    Benjamin Netanyahu   /    Palestina   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO