Mundo Obrero

EDUCACIÓN PÚBLICA

Isidro Casanova: ¿Cómo sigue la lucha del terciario 82 por la educación pública?

Luego del corte de ruta del viernes 1, estudiantes votan un próximo corte para el jueves por el edificio propio con la consigna de “Plata para educación, no para la deuda”. ¿Cómo profundizar la lucha?

Micaela Olivera

Estudiante Filosofía | ISFD N° 82

Miércoles 6 de junio | 19:36

El pasado viernes 1 de junio, los estudiantes del 82 demostramos que queremos salir a las calles y pelear por nuestra educación. Llevamos adelante el corte de Ruta 3 votado en asamblea por unanimidad: fuimos más de 300 estudiantes exigiendo la entrega de nuestro edificio, que no se pague la deuda externa fraudulenta y que esa plata esté donde se necesita: en la educación pública. Junto a docentes de nuestro profesorado y de otras instituciones, estudiantes secundarios y de otros terciarios que se acercaron a traer su solidaridad, fortalecimos una pelea que ya trascendió las paredes de nuestro profesorado. La muestra más clara fue la presencia de los trabajadores en lucha de CI5, tercerizada del Ferrocarril Sarmiento, que tomaron la palabra y difundieron su fondo de huelga, haciendo carne lo que en asamblea se había debatido y votado: la unión y solidaridad activa con sectores de trabajadores en lucha.

La acción culminó con una asamblea con centrares de estudiantes que definió realizar un nuevo corte el jueves 7 en Arieta y Ruta 3, y movilizarnos hacia la Municipalidad de La Matanza, para exigir una inmediata solución al problema de nuestra cursada y sumar los reclamos de todos los institutos de formación docente. El siguiente paso tiene que ser la coordinación de todos los terciarios de la zona, junto con estudiantes de otras escuelas, docentes, para fortalecer la pelea por la educación pública y por el no pago de la deuda externa.

Hay que enfrentar el ajuste en el 82 y en todos lados

Para quienes militamos en el PTS no es casual que en este momento los estudiantes del 82 quieran salir a las calles por sus derechos. La bronca contra el gobierno no para de crecer. El veto a la ley que busca paliar el tarifazo, con la represión a los trabajadores del Subte todavía resonando, es un claro mensaje de Cambiemos para el FMI, de que quiere avanzar en el plan de ajuste que le exigen los mercados frente a la crisis capitalista. Macri no sólo mintió durante la campaña electoral, diciendo que no iba a hacer todo lo que hizo, sino que veta, una vez más, una ley que sale del Congreso y que busca paliar el tarifazo que nos golpea cada día más. Mientras, cínicamente, nos dice en cadena nacional que todos tenemos que hacer un esfuerzo más.

Pero los planes del macrismo se chocan de frente con la bronca de los distintos sectores de trabajadores y estudiantes que todavía tenemos fresco el recuerdo de las movilizaciones de diciembre que le dieron un golpe durísimo a la alegría amarilla de Cambiemos. Esa bronca es la que forzó a las centrales sindicales a salir de sus sillones, llamando a la marcha federal del mismo viernes, y la que grita "¡Paro general!" en cada movilización. Sin embargo, el peronismo en todas sus alas tiene como principal preocupación seguir siendo reconocido como el dador por excelencia de "gobernabilidad"; es decir, el que deja pasar todas sus medidas de ajuste, acompañándolo activamente en las provincias donde gobiernan, como en Santa Cruz con Alicia Kirchner, mientras se prepara para el 2019. Por eso parece un chiste que en el Congreso, todo el peronismo se haya pintado de opositor, votando una ley contra el tarifazo que, si bien alivia lo que tenemos que pagar, no cuestiona que los servicios esenciales sean un negocio para las empresas (como no lo cuestionaron nunca, manteniendo el modelo privatizador de Menem), y que frente al veto anunciado, los dirigentes sindicales no hayan llamado a una medida de fuerza que imponga con la fuerza de los trabajadores en las calles lo que el Congreso no puede.

El gran saqueo, el cuarto después de la devaluación del 2001, las privatizaciones de los 90 y la instauración de un plan económico con el genocidio de clase de los 70, ya empezó. La pregunta hoy es ¿vamos a volver a ser nosotros, trabajadores y jóvenes, quienes la paguemos la crisis?

¿Qué tareas tenemos por delante?

Desde la Juventud del PTS estamos convencidos de que el ajuste no es la única manera de salir de la crisis. Plata hay, la vemos cuando la despilfarran a millones en el pago de la deuda eterna y fraudulenta, mientras la sacan de los presupuestos de educación y salud públicas, de nuestros salarios, de nuestros barrios que se inundan cada vez que llueven, una postal que ya tiene años en la provincia de Buenos Aires. Vemos la plata cuando los especuladores la fugan a sus bolsillos, en los subsidios a empresas de servicios esenciales que no se cansan de robarnos, y cuando subsidian a las escuelas privadas.

El reclamo por nuestro edificio propio se convirtió en una punta de lanza de organización en defensa de la educación pública que tenemos que profundizar. Vidal se pregunta para qué construir más universidades si la juventud trabajadora no accede a educación púbica de calidad, una burla. A eso, los estudiantes respondemos ¡No al pago de la deuda externa! ¡Que esa plata sea para educación!

Ahí está el presupuesto para edificios para los terciarios, más escuelas, becas integrales, mejor salario para los docentes.

Los centros de estudiantes pueden ser herramientas invaluables para las peleas que demos los estudiantes junto a los trabajadores contra los gobiernos que viven de todo lo que nos falta. Para eso, tienen que ser espacios abiertos de discusión, con la asamblea como principal organismo de decisión, para garantizar que tengan independencia política y que no nos lleven detrás de los partidos que gobernaron, gobiernan y van a gobernar para los empresarios, a costa de nuestra educación, nuestra salud y nuestras vidas.

Desde El Cordobazo (Juventud del PTS + Independientes) queremos fortalecer esta perspectiva, como lo hacen nuestros compañeros docentes de la agrupación Marrón y estudiantes de las agrupaciones No Pasarán (PTS + Independientes) de los terciarios de la zona, todos presentes el viernes, trayendo su apoyo y tomando en sus manos nuestro reclamo. Creemos que este es el siguiente paso que hay que dar y llamamos a todos los estudiantes que quieran profundizar esta perspectiva a que se organicen con nosotros







Temas relacionados

Educación pública   /    Terciarios   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO