Internacional

DERECHOS HUMANOS

Irán: 38 años de prisión y 148 latigazos, la condena a una abogada de derechos humanos

Nasrin Sotudeh, abogada y defensora de los derechos de las mujeres en Irán, ha sido condenada por “conspirar contra la seguridad nacional” e “insultar al líder supremo”, según informa Amnistía Internacional.

Carlos Muro

Zaragoza | @muro_87

Martes 19 de marzo | 20:21

La abogada y defensora de los derechos humanos iraní, Nasrin Sotudeh. / CAPTURA DE PANTALLA - YOUTUBE

La abogada fue detenida el pasado 13 de junio de 2018 en su domicilio e ingresó en la prisión de Evín, Teherán, acusada de cargos que incluyen “incitar a la corrupción y la prostitución”, “cometer abiertamente un acto pecaminoso [...] apareciendo en público sin hiyab” y “alterar el orden público”.

Esta semana se dio a conocer su sentencia que se eleva a 33 años de cárcel y 148 latigazos. Esta se sumaría a una condena previa de 5 años en septiembre de 2016, de modo que Nasrin deberá cumplir 38 años en prisión.

Inicialmente la justicia iraní informó que la sentencia era de cinco años de prisión por "conspirar contra la seguridad nacional" y de dos años más por "insultar al líder supremo", el ayatolá Ali Jameneí. Sin embargo, fue el esposo y también abogado de Sotudeh quien reveló la escandalosa pena a través de sus redes sociales.

Esta sentencia se produce tan solo cuatro días después de ser designado oficialmente como jefe del Poder Judicial el clérigo ultraconservador Ebrahim Raisí, que se teme que incremente la represión en el país.

Sotoudeh, que ha representado a activistas de la oposición, incluidas mujeres procesadas por quitarse el pañuelo obligatorio, ya estuvo encarcelada entre 2010 y 2013 por actuar, según las autoridades, “contra la seguridad nacional” y difundir “propaganda contra el régimen”.

El viceportavoz del Departamento de Estado de EEUU, Robert Palladina, ha declarado que “la sentencia es algo más que bárbara” y ha añadido que “el pueblo iraní merece un gobierno que respete sus legítimas peticiones y los Derechos Humanos de todos, y no uno que les somete a juicio en un sistema judicial encabezado por violadores de los Derechos Humanos".

No podrían resultar más cínicas estas palabras cuando Estados Unidos tiene como uno de sus principales aliados a Arabia Saudí y al príncipe Mohammed Bin Salmán, permaneciendo en silencio ante el asesinato del periodista Khashoggi y la crisis humanitaria en Yemen, provocada por el bombardeo de la coalición de países árabes suníes.

Más aun cuando el imperialismo norteamericano lleva semanas organizando un golpe de Estado en Venezuela y no es precisamente conocido por la defensa de los derechos humanos en ninguna parte del mundo.







Temas relacionados

Arabia Saudí   /    Derechos Humanos   /    Libertades Democraticas   /    Libertades Democráticas   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO