Internacional

ESTADOS UNIDOS

Iowa encabeza el ataque contra el derecho al aborto en Estados Unidos

El Senado del estado de Iowa acaba de votar una ley contra el derecho al aborto que es la más restrictiva de Estados Unidos. El objetivo del lobby conservador el llegar a la Suprema Corte.

Viernes 4 de mayo | 12:01

La votación del Senado del estado de Iowa, en Estados Unidos, es sintomática del avance conservador contra los derechos de las mujeres en muchos otros estados del país. La ley aprobada el miércoles pasado, y que ahora debe ser promulgada por la gobernadora de Iowa, limita la posibilidad de interrumpir el embarazo a partir de las seis semanas desde la gestación. De ser aprobada, la normativa iría en contra del derecho al aborto aprobado por la Corte Suprema hace más de 45 años. El objetivo del lobby conservador es llegar con este debate a la Suprema Corte para nacionalizar el debate e intentar hacer retroceder medio siglo los derechos de las mujeres.

Esta ley fue aprobada en el legislativo estatal, dominado por los republicanos, por 29 votos a favor y 17 en contra. Ahora la gobernadora, también republicana, Kim Reynolds debe promulgarla, aunque aún no había confirmado si lo haría.

El texto señala que se prohíbe interrumpir el embarazo "después de la detección de latidos cardíacos fetales", con la excepción de las víctimas de violación e incesto. Se estima que los primeros latidos podrían tener lugar a las 6 semanas de embarazo, incluso antes de que muchas mujeres puedan saber que están embarazadas.

Esta disposición no es sorprendente en un estado tan conservador: se trata de uno de los Estados del centro del país que integran el llamado "Cinturón bíblico", donde la influencia de la iglesia y la religión es muy fuerte. Sin embargo, el objetivo de la aprobación de esta ley es más profundo.

Es muy difícil que el ataque encabezado por Iowa pueda llegar a tener éxito al llegar a instancias legales superiores. Se trata de una normativa inconstitucional, que va en contra de lo establecido por el Tribunal Supremo en 1973 en el fallo del caso Roe vs Wade, en 1973, que despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo en todo el país. En 2013 el Tribunal Supremo ya bloqueó un proyecto de ley similar en Dakota del Norte. Pero el objetivo que estos legisladores autodenominados "pro vida" y de las organizaciones de derecha y conservadoras es alcanzar la esfera institucional más alta, para que el debate se nacionalice y llegar con su discurso a otros estados del país. Para esto, los antiabortistas tienen un fuerte aliado al Washington, ya que Donald Trump fue el primer presidente de Estados Unidos en hablar este año desde la Casa Blanca en la marcha de los antiabortistas denominada March for Life. Para los conservadores se trata entonces de aprovechar un momento político que les es favorable y en el que se sienten envalentonados y con el respaldo persidencial.

La ACLU, principal organización de derechos civiles, condenó enérgicamente el proyecto de ley, diciendo que no solo era inconstitucional, sino que también bloqueaba efectivamente el derecho al aborto porque a las seis semanas es posible que muchas mujeres ni siquiera sepan que están embarazadas.

El lobby conservador no es exclusivo de Estados Unidos. El avance de estos grupos contra los derechos de las mujeres se ve en todo el mundo: desde Polonia, donde el gobierno amenaza permanentemente con restringir el aborto, hasta Argentina donde quieren limitar lo máximo posible el proyecto de ley que está en discusión, pasando por Chile donde quieren incluir la objeción de consciencia como forma de obstaculizar el reciente fallo que despenaliza el aborto para tres causales.

La respuesta a este ataque contra los derechos de las mujeres también es internacional. En ningún caso puede quedar en manos de los parlamentarios o legisladores, sino que es la fuerza de las cientos de miles de mujeres que ocuparon las calles de Polonia, Argentina, Chile y otras ciudades alrededor del mundo lo que realmente puede quebrar la avanzada conservadora y conquistar el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.








Temas relacionados

Donald Trump   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Aborto   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO