Sociedad

TUCUMÁN

Investigan una “hipótesis sentimental” en la muerte del cura Juan Viroche

En la Justicia creen que el religioso se suicidó e investigan las razones. Una joven habló de una supuesta relación con Viroche.

Jueves 6 de octubre | Edición del día

La muerte del cura Juan Viroche conmocionó a La Florida y puso a sus pobladores en un estado de ebullición. Cuando trascendió que el religioso fue encontrado sin vida en la parroquia local, una de las hipótesis que cobró mayor trascendencia mediática fue ligar su muerte a un “ajuste de cuentas” tras las denuncias que Viroche realizó sobre el narcotráfico en el Este provincial.

La versión cobró fuerza entre la población que se agolpaba sobre la parroquia y se enardeció cuando los investigadores presentes en el lugar hablaron de un suicidio. Horas después, la autopsia ordenada por la Justicia determinó que el sacerdote murió por asfixia y que su cuerpo no presentaba signos de golpes.

Aunque afirma que la investigación no culminó, el fiscal Diego López Ávila se va alejando de la hipótesis de un homicidio. Los peritos policiales supervisados por colaboradores del fiscal afirman que en la parroquia había una bolsa con dinero y joyas, y que no había indicios de una pelea o forcejeo.

Según fuentes judiciales consultadas por el diario La Gaceta, una joven de Delfín Gallo fue trasladada a Tribunales para prestar declaración. La testigo habría confesado que ella habría mantenido hasta marzo una relación amorosa con el sacerdote.

La joven además habría afirmado que descubrió un romance del sacerdote con otra mujer, asegurando que Viroche terminó la relación al enterarse del presunto embarazo de esta última. Los familiares de la joven presuntamente embarazada habrían amenazado, según la testigo, con denunciarlo en las redes sociales.

La versión del arzobispado

En un primer momento, el arzobispo monseñor Alfredo Zecca emitió un comunicado para poner paños fríos ante la situación, afirmando que no había que hacer uso político de la muerte del sacerdote. En tanto que el abogado del arzobispado sostuvo que se demostró pericialmente que fue un suicidio, por lo que el fiscal debe investigar si hay delitos conexos y seguir rumores.

Desde la Iglesia además se desmintió la versión de una negativa al traslado que había pedido el párroco. “Cinco días antes de su fallecimiento, el Arzobispado había decidido aceptar el traslado que había solicitado el padre Juan. Si no se concretó antes, fue porque el pidió quedarse unos días más”, aseguró el abogado del arzobispado.

De todas maneras, los cientos de personas que se nuclearon en La Florida sostienen que el arzobispado descuidó a Viroche. Posiblemente la tensión se sienta cuando hoy a las 10 Zecca dé la misa de exequias. Además, por las redes sociales se está convocando una marcha de silencio para la tarde frente a la iglesia de La Merced.




Temas relacionados

Juan Viroche   /    Alfredo Zecca   /    Tucumán   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO