CIENCIA

Investigación científica comprueba que los árboles se comunican entre sí

La ecóloga canadiense, Suzanne Simard de la Universidad de British Columbia, así lo afirma, luego de haber realizado una exaustiva investigación en los bosques templados de Canadá.

Sábado 2 de diciembre | 07:56

La investigadora, que dio una conferencia en el Centro de Innovación de la U. Católica, concluye que los árboles de un bosque, sean o no de la misma especie, están conectados entre sí a través de una red subterránea de lo que llaman, son micorrizas –hongos que se conectan entre ellos y con las raíces de los árboles–. Mediante este mecanismo se traspasan recursos vitales, como carbono, agua, nitrógeno o fósforo, pero también comparten información más compleja y establecen distintos tipos de relaciones, configurando un verdadero sistema.

La investigación se logró mediante experimentos en donde se utilizaron secuencias de ADN de las especies de árboles, para visualizar la red. "Encontramos que todos los árboles estaban vinculados uno con otro bajo el suelo en este bosque, no había ningún árbol que no fuese parte de esta red", detalla la ecóloga, en la conferencia en la UC, para El Mercurio.

El sistema, funcionaría como un vínculo entre árboles, de información y relación que se trasmite por generaciones, en donde cada árbol juega un rol distinto dentro del sistema. Por ejemplo, los árboles más viejos están más conectados con el resto, y cuando germinan los árboles más jóvenes, éstos les transmiten elementos vitales a los jóvenes o también antes de morir. De esta manera se ayudan los árboles cuando uno está afectado o necesita crecer, o para alertarse de ciertos peligros.

"El bosque es un ejemplo de cómo funciona el equilibrio en la naturaleza. Hay una conexión física entre las especies, en una relación respetuosa, es un compartir (...) Hay reciprocidad en la naturaleza, la naturaleza da y devuelve, hay un ir y venir constante" advierte Suzanne, paralelo que hace con el ser humano, en la intención y necesidad de buscar un desarrollo humano en la tierra en una relación equilibrada con el entorno y el ecosistema: "Hay que reinsertarnos como actores de este entorno y tratar a estas criaturas como si fuesen iguales a nosotros, porque las necesitamos", concluye.






Temas relacionados

Arboles   /   Ciencia   /   Ecología y medioambiente   /   Ciencia y Tecnología

Comentarios

DEJAR COMENTARIO