Sociedad

OPINIÓN

Inundaciones: en San Nicolás, ni obras ni públicas

La ciudad está plagada de gigantografías que rezan supuestas bondades: San Nicolás de los Creativos, de las Obras, de los Hechos. Pero la realidad es otra. Presupuestos millonarios para la demagogia mientras se inundan los barrios. ¿Qué propone la izquierda?.

Federico Berg

@fedeberg80

Martes 10 de enero | Edición del día

El año que comienza, el segundo bajo el gobierno del macrismo, promete más ajuste para los trabajadores. La ciudad de San Nicolás no es la excepción aunque la gobierne el Frente para la Victoria, y el balance del año que pasó no augura nada bueno. Necesitamos organizarnos para las luchas que se vienen, para defender nuestras conquistas y avanzar con nuestros derechos.

De las Inundaciones y la Expoagro

Los vecinos de los barrios obreros y populares de la ciudad volvieron a pasar fin de año más pendientes del pronóstico del clima que de las fiestas. Es que la falta absoluta de mantenimiento de los desagües pluviales obliga a la autoevacuación en caso de que llueva cuatro horas seguidas.

Pero además, desde los campos alfombrados de soja se vuelca agua de lluvia mezclada con glifosato sobre los barrios de la periferia. Son los empresarios agropecuarios que se beneficiaron con los cientos de miles de millones de pesos de la baja de las retenciones, que van a celebrar en la feria ExpoAgro para la que el intendente Passaglia (FpV) sí tiene obra pública.

De los Cráteres y la Precariedad Habitacional

Uno de los logros que reivindica la gestión municipal es la pavimentación de calles y barrios. Sin embargo, el raquítico riego asfáltico que, además, se le cobra peso sobre peso a los vecinos, tiene la mala costumbre de destrozarse a los pocos meses de dispuesto.

Las calles son verdaderos circuitos con obstáculos para bicicletas y motos, donde es más probable reventar las llantas contra un pozo que cruzarse con un semáforo en condiciones. En avenida Alberdi los camiones y colectivos tienen que sortear cráteres enormes para cruzar la ciudad porque la Municipalidad se olvidó de compactar la tierra antes de asfaltar.

Además, la falta de viviendas dignas es un flagelo que también azota a miles de nicoleños. Las pocas casas entregadas en el marco del plan Pro.Cre.Ar demostraron la precariedad de las políticas públicas. Los verdaderos alcances del plan son plazos interminables, requisitos imposibles y promesas incumplidas. Las casas vienen con filtraciones de agua en los techos, mobiliario que se cae y cerraduras que no funcionan.

Por una San Nicolás de los trabajadores

Desde el Partido de los Trabajadores Socialistas, integrante del Frente de Izquierda, planteamos que para abastecer de los servicios básicos a los barrios de San Nicolás y terminar con las inundaciones necesitamos un plan de obra pública, financiado por impuestos a las grandes empresas y propiedades agrarias, elaborado y controlado por asambleas de vecinos y trabajadores, los únicos interesados en resolver este problema de raíz. ¡Ni un peso de subsidio para los empresarios amigos del Gobierno!

Los trabajadores y sectores populares de San Nicolás no podemos esperar nada bueno de los mismos políticos de siempre. Aliados de los empresarios y de los burócratas sindicales, siempre privilegiaron los intereses de los ricos y poderosos de la ciudad en desmedro de las necesidades de la mayoría del pueblo. Se pueden llamar Frente para la Victoria, PRO, FR, Alianza, PJ, UCR, PS. Mil nombres para los representantes de la misma clase social, la de los capitalistas.

Para enfrentar a esta triple alianza necesitamos construir una herramienta política de los trabajadores, independiente de las patronales y sus empleados políticos. sólo con la organización y la movilización de los sectores explotados y oprimidos lograremos conquistar nuestros derechos, en la perspectiva de un gobierno de los trabajadores que rompa con el capitalismo.




Temas relacionados

Obra pública   /    San Nicolás   /    Inundaciones   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO