×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Se trata del acampe por el cual fue detenida Milagro Sala el 16 de enero bajo una contravención por “instigación a cometer delitos” y “tumultos en la vía pública”.

Lunes 3 de octubre de 2016 | Edición del día

El jueves (30) se dio inicio al juicio contravencional por el acampe que realizó la organización social “Tupac Amaru” y su dirigente Milagro Sala en diciembre del año pasado y por el cual Sala fue detenida el 16 de enero.

Recordemos que el acampe de protesta en la Plaza Belgrano frente a la Casa de Gobierno duró 51 días y pese a que el Juez de Control N° 3 Gastón Mercau resolvió el cese de detención por este motivo que pidieron los abogados de Sala, la dirigente social continuó detenida desde entonces puesto que la Justicia inició una andanada de denuncias penales, entre otras, por “Fraude a la Administración Pública y Extorsión”.

Este es el primer juicio que se inicia por contravenciones y se lo pretende mostrar como aleccionador y emblema de la embestida contra las libertades democráticas que encabeza el gobierno de Gerardo Morales y Carlos Haquim, que inauguró un régimen policíaco de persecución con la Justicia y la policía sobre los referentes políticos, trabajadores, organizaciones sindicales y delegados, y también sobre la juventud de los barrios populares, como se expresó en las múltiples denuncias realizadas ante la comisión de referentes de organismos de derechos humanos y legisladores que funcionó en la Provincia a principios de septiembre.

El Código Contravencional fue impulsado por el gobierno de Fellner y contó con el aval de la UCR en la legislatura en diciembre de 2014, y finalmente se puso en vigencia este año. El mismo es una herramienta utilizada para perseguir y quitar libertades democráticas como es el caso de las multas que aplican a los trabajadores del Ingenio Ledesma por los cortes de ruta luego de recibir la represión policial al inicio de su huelga.

En la primera audiencia por la contravención a Sala se presentaron tres testigos que fueron propuestos por la acusación junto con el abogado del Departamento de Contravenciones. Por la defensa de Sala estuvieron presentes los abogados de la Tupac Amaru, Ariel Ruarte, Paula Álvarez Carreras y Luis Paz.

En los testimonios de dos trabajadores se confirmó lo que era evidente. Un trabajador de una panadería de calle independencia aledaña a la Plaza Belgrano y el segundo, una persona que trabaja en un puesto en el “Paseo de los Artesanos” ubicado frente a la plaza donde se desarrolló el acampe, en ambos casos, dijeron reconocer las banderas de la organización barrial y uno de ellos aseguró ver a la dirigente Milagro Sala en la plaza.

El tercer testimonio fue de un agente de policía, confirmando el accionar de miembros de la Brigada de Investigaciones mostrando cómo los servicios de inteligencia se entrometen en las manifestaciones con total impunidad.

No quedó fijado próximo día de audiencia y se conoce que al menos hay 8.500 expedientes por contravenciones en lista de espera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias