Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Industria metalúrgica: hablan trabajadoras despedidas de Banghó

Desde La Izquierda Diario dialogamos con dos trabajadoras de Banghó-PC Arts, Sabrina y Vanesa, donde a pesar de la disposición a la lucha de cientos de trabajadores, la burocracia de la UOM condujo el conflicto hacia el despido de casi la totalidad de los obreros y el cierre de la planta de Florida.

Viernes 21 de abril | Edición del día

¿Hace cuanto tiempo trabajan en la fábrica?

S: Hace 4 años entré como operaria para línea de producción.

V: También estoy hace 4 años en la empresa, también estoy en la línea de producción.

¿Cómo ven ustedes que empieza el conflicto?

S: El conflicto empieza para mi antes de las elecciones presidenciales, cuando Macri dice que si ganaba iba a bajar los aranceles a cero y bueno eso a nosotros que estamos en una fabrica ensambladora, de productos nacionales, nos generó un poco de angustia porque pensamos que iba a influir en nuestro trabajo. En agosto o septiembre del año pasado la empresa comienza a decir que por esta política se iba a despedir gente, que la empresa se iba a achicar, que las maquinas las iban a traer de China porque la mano de obra iba a ser mas costosa, pese a los rumores el gremio lo único que nos decía es que estemos tranquilos que había que esperar

V: Yo pienso que esto ya se sabia de varios meses atrás, en el sindicato (la UOM), todo el tiempo supieron lo que iban a pasar y nunca nos dijeron nada, nos decían que la mano se venia difícil y nada mas, lo único que nos decía la empresa es que teníamos que producir mejor con mas calidad porque se venia difícil, creo que todos pusieron bastante para que se salga adelante con el laburo, por ejemplo en diciembre nos hicieron trabajar un montón de horas extras para sacar toda la producción que había.

S: Un día antes que saliéramos de vacaciones hablamos con los del gremio, le preguntamos que iba a pasar porque se escuchaban muchos rumores y nos dijeron que nos quedáramos tranquilas, que no iba a pasar nada que eran solo rumores, que seguramente le daban de baja a los chicos de agencia y eso lamentablemente era lo que siempre pasaba. Así que salimos de vacaciones, durante la primer semana de vacaciones dijeron los dueños de la empresa que iban a dar de baja a mas de 200 persona. Los del sindicato nos dijeron que teníamos que ir al ministerio de trabajo a exigir “una respuesta” (en vacaciones), ese día estuvo Caló el cual dijo que la empresa se comprometía a no despedir a nadie en vacaciones, ese día nos fuimos tranquilos pensando que el conflicto iba a continuar después de las vacaciones pero a comienzo de la segunda semana de las mismas llegan 186 telegramas para los operarios y 14 a los supervisores y lideres.

V: Yo por ejemplo no me iba de vacaciones porque no sabia que iba a pasar, tenía dudas y justo el día que viaje me llega el telegrama, y me fui enterando todo por medio de Facebook, mensajes de los compañeros. En ese momento yo no se si confié en el gremio, pero si creí que se podía solucionar todo, que estaban peleando por nosotros, al estar yo lejos y ver todo lo que se veía en la tele, la toma de la fabrica y toda esa movida pensaba que se esta haciendo algo para pelear por los puestos de trabajo. Luego se llega a la conciliación obligatoria, parecía que se llegaba a una solución y que el lunes se volvía al trabajo.

¿Y como fue el rol del sindicato que vieron ustedes?

V: Para mi estaba todo ya arreglado, evidentemente había un arreglo con la empresa y esto era una estrategia para querer pagarnos el 50% de indemnización. Para mi los delegados ya sabían, porque ellos no creo que estén ajenos a esto, eran casi 200 personas que le llegaban los telegramas de despidos. Eso me molesto mucho, fue un intercambio de emociones o situaciones que daban a pensar muchas cosas, no saber como actuar tampoco. Cuando llegamos nosotros el lunes después de la primer conciliación obligatoria, en el primer molinete que cruzas te revisaban como si fueras a entrar con un arma, y nosotros íbamos a laburar, llevábamos nuestro delantal y nuestros zapatos, pensando que íbamos a trabajar y nos encontramos con que en la fabrica no había materia prima para producir cuando supuestamente en unos discursos del secretario general Emiliano Gallo nos aseguraba que íbamos a volver todos a nuestros puestos de trabajo y eso nunca se cumplió. Y En medio de esto hubo arreglos por menos del 100%.

S: Para mi el sindicato siempre se manejo con la empresa, ellos dijeron que pelearon por nuestros puestos de trabajo pero me di cuenta que nunca fue verdad, que ya tenían planeado lo que quería lograr la empresa, sacarse las 200 personas de encima. Si realmente hubieran querido eso hoy estaríamos adentro de la fábrica

V: Me acuerdo que decían que el 100% de indemnización ya estaba garantizado. Yo me pregunto ¿Si ya estaba el 100 porque la gente se estaba yendo?

¿Hubo intentos de organizarse en ese momento, por parte de los trabajadores?

V: Esos 15 días fueron los peores no sabíamos que hacer, como seguir, teníamos miedo, por ahí uno se siente más fuerte y ve las cosas de otra forma pero había compañeras que se ponían a llorar porque no sabían que iba a hacer. Entonces nos juntamos para hablar entre nosotros porque los delegados por ahí estaban presentes cuando llegábamos y después se encerraban en la oficina, hicieron asambleas informativas pero después fue hablar entre nosotros.

S: Se intento organizar algo, la gente tenia muchas preguntas sin respuestas y los delegados se contradecían nadie te decía la verdad siempre te mentían en algo, entonces hablamos entre compañeros para ver que podíamos hacer, porque en la fabrica estábamos sin trabajar. Y cuando empezamos a hablar de lo que pasaba, intentamos hacer una asamblea con los compañeros y uno de los delegado se sumo a la asamblea, mostró que estaba de acuerdo que había cosas que si que estaba bien, pero cuando hicieron la asamblea general nos empezaron a atacar, nos tildaron de zurdos que estábamos metiendo ideas que en ves de unir a la gente estábamos dividiendo que generamos conflicto y nos callaron, porque entre nosotras hablamos mucho pero en la asamblea cuando la gente se tendría que haber levantado muchos no hablaron por miedo, se intento algo, pero el gremio no lo permitió, sus asambleas eran informativas nomás.

¿Qué paso después de la conciliación obligatoria?

S: Quisimos ir muchas veces al ministerio a presenciar las reuniones, y nunca nos dejaron participar de las reuniones, incluso queríamos meter un poco de presión porque los delegados nos decían que ellos no participaban y nosotros nos preguntábamos porque no participaban porque ellos nos representaban a nosotros, ellos tenían que estar, entonces empezaron a participar, pero era todo una pantalla.

V: No entendíamos porque no podíamos estar uno de nosotros ahí donde se estaba definiendo nuestro futuro y sentíamos que nos estaban mintiendo.

¿Cuál fue la propuesta final del sindicato? ¿Había fuerzas para pelear por todos los puestos de trabajo?

S: El sindicato nos dijo que la empresa no quería estirarla dos meses mas porque estaba perdiendo plata, el sindicato nos dijo que ellos “podían” pedir dos meses mas de suspensiones pero era un riesgo porque después la empresa podía presentar quiebra o cambiar de razón social y al no estar produciendo ellos iban a poder demostrar que no había trabajo y no nos iban a pagar el 100% cuando cierren Florida.

V: En realidad nunca nos dieron la opción de elegir si queríamos seguir luchando, nos metieron presión para que tengamos miedo y nos conformemos con el 100% de indemnización.

S: Alcanzaba para pelear por más, existe mucha desinformación, los delegados dijeron que la empresa iba a dejar un grupo reducido, y ahora nos enteramos que los que seleccionaron a la gente fueron ellos. Con esto nos damos cuenta que nos quisieron convencer de que teníamos arreglar todos para irnos y dejar la gente que ellos quieren, ellos ya estaban arreglados con la empresa.

V: Igualmente yo pienso que como nos iba a seleccionar la empresa si ya echaron a todos los lideres y supervisores, como iba a saber el de recursos humanos como trabajo yo o trabaja ella? Es como que nos mintieron completamente y nosotros no nos dábamos cuenta, recién ahora podemos verlo.

¿Qué conclusiones pueden sacar para otros trabajadores que están pasando una situación parecida?

S: Para mi en lo personal lo que yo quiero que pase con cada trabajador es que piense que estudie que lea que mire las noticias que no crea en los sindicatos porque están arreglados todos con el gobierno ellos no van a pelear por nosotros porque ellos siguen ganado plata nosotros nos quedamos sin laburo y ellos van a seguir “laburando”, ese verso de que pelean por nosotros ya no lo podemos creer mas, cuanta gente se quedo sin trabajo en la UOM? ¿Cuantas PYMES cerraron? Un montón y ellos siguen diciendo que están peleando por los puestos de trabajo, en mi fabrica echaron a 200 personas, nos corrieron con el chamullo de que no había trabajo pero era mentira.

V: Hacer la unión entre nosotros los compañeros, porque ahora quedan unos pocos laburando amigos de los delegados y hay mucha desinformación y gente que por miedo no sale a hablar.

S: Me parece que hay que dejar de tener miedo porque en realidad los que movemos el país, los que movemos la industria somos nosotros los obreros, nadie mas, no laburan los empresarios no trabajan.

Somos nosotros los que movemos las maquinas, nos levantamos temprano, laburamos nos rompemos las manos. Si nosotros somos los que movemos el país tenemos que pelear por nuestros puestos de trabajo, y no conformarnos no quedarnos callados y preguntar todas las dudas que tenemos porque sino esto va a seguir pasando, la única manera es esa salir y pelear por los puestos de trabajo. Y los sindicatos va a seguir diciendo que pelea por los obreros y cada vez hay más gente en la calle despedida.






Temas relacionados

Banghó   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO