Política Estado Español

ELECCIONES 21D

Indra, nido de corrupción, se hará cargo del recuento el 21D

En la asignación a esta empresa del IBEX35 no ha habido ni pliego público de condiciones, ni concurso público ni ofertas finales.

Lunes 11 de diciembre de 2017 | 20:42

Tras la aplicación del 155 es el Ministerio del Interior quien ha asumido las competencias para convocar elecciones en Cataluña. El Ministerio ha justificado por la defensa nacional la aplicación de la vía de emergencia en la asignación.

¿Qué es la vía de emergencia?

La vía de emergencia es una excepción que recoge la ley de contratos por la que no hay pliego público de condiciones técnicas y económicas, no se recogen propuestas de las compañías interesadas ni los técnicos escogen la oferta ganadora.

¿Qué experiencia tiene INDRA?

Indra ha realizado en España la mayoría de recuentos provisionales desde la Transición. Tiene casi un monopolio en el negocio, solo perdió las generales en 2015 que se adjudicó la catalana Scytl. En este tiempo hay dos precedentes de fallos en el sistema electrónico dentro del Estado español:

En Sevilla, en 2015, el conteo electrónico de votos de 44 mesas estuvo bloqueado varios días. Antes, en 2010, en Barcelona, durante una consulta ciudadana se colapsaron los puntos de votación y hubo fallos técnicos durante la semana en que se votaba. El Ayuntamiento acabó sancionando a Indra.

Además, Indra también ha gestionado más de 400 recuentos provisionales en elecciones en el extranjero con varias sospechas de fraude. En 2015, en las elecciones de República Dominicana, los resultados fueron rechazados por toda la oposición. El gobierno dominicano pagó 26.9 millones de dólares a Indra por el recuento.

En cuanto a corrupción, Indra obtuvo en 2015 una calificación D en el índice relativo a las empresas de Defensa. De hecho, Indra utiliza equipos auditados por PricewaterhouseCoopers. Esta empresa ha sido condenada dos veces por tergiversar información en favor de dos bancos a los que auditaba: el japonés Tokyo-Mitsubishi UFJ y JP Morgan.

¿Quién manda en INDRA?

El principal accionista es el Estado, con un 18,7% del capital. El resto de grandes accionistas de Indra son la Corporación Financiera Alba, sociedad controlada por el Grupo March (con un 10,5%), y el fondo estadounidense Fidelity Management Research (9,4%).

Indra está presidida desde 2015 por Fernado Abril-Martorell quien fue consejero delegado del el grupo Prisa. Su padre, de mismo nombre, fue vicepresidente y ministro de economía durante el gobierno de la UCD y Senador durante la dictadura franquista.

Fernando hijo entró con 32 años entró a Telefónica como director general del área financiera y tres años despúes subió a Consejero Delegado. Se le conoce como “El Rey” de los despidos: acumula más de 15000 despidos desde el año 2000 en tres empresas distintas: Telefónica, Prisa e Indra.

¿Hay más vínculos entre Indra y algún partido?

Dentro del PSOE, Felipe González invirtió 376 € en 2011 en una empresa de su hijo, Oyauri Investment. Un mes después esta empresa fue comprada por Indra y la pequeña inversión de González pasó a valer 310.000 €.

Otro González, en este caso Ignacio, el del PP, se vio implicado en el caso Púnica. Indra jugó su papel en el caso Púnica porque consiguió contratos públicos por valor de 250 millones de euros supuestamente a cambio de pagos y comisiones ilegales.
En cuanto a la Operación Lezo, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil descubrió que Indra usó empresas tapadera para llenar con más de 600.000 euros la Caja B del Partido Popular. Este dinero supuestamente salió con adjudicaciones públicas infladas.

En cuanto a la Generalitat, Indra fue investigada por la policía española por la compra de Europraxis en 2001, empresa de Josep Pujol Ferrusola, hijo de Jordi Pujol. Meses después de la compra, Indra consiguió 13,8 millones de euros para modernizar el sistema tributario de la comunidad autónoma catalana y ya en 2012 se adjudicó 196 millones de euros por llevar el soporte informático de los usuarios de la Generalitat.

¿Una votación con garantías?

Indra gestionará los resultados provisionales que no los definitivos. El escrutinio definitivo se tiene que hacer sobre las actas recogidas. La Generalitat indica que, para dar más garantías, al día siguiente de las elecciones Indra también publicará el recuento mesa por mesa, y no sólo por municipio, como hace habitualmente.

En todo caso, existe la desconfianza ante una votación que tendrá la más alta participación y que puede estar muy reñida. Hasta que no se conozcan los resultados, la guerra de encuestas y escrutinios provisionales será enorme. Además llama la atención que el gobierno use la vía de la excepcionalidad una vez más para asignar a dedo a Indra para el recuento provisional y que en una votación que puede ser muy ajustada no se escuche ésta vez ni a PSOE ni a Podemos poner en duda ni desconfiar un ápice de un proceso con presos políticos, ni de los métodos para la asignación ni del recuento que haga Indra. Ésta vez no.

En 2015, en el debate electoral a cuatro, Pablo Iglesias protagonizó un cómico error al liarse al pronunciar el nombre de PricewaterhouseCoopers. Lo que quería denunciar era que ahí estuvo Jordi Sevilla -asesor de Pedro Sánchez- que ayudó a gobiernos de las Comunidades Autónomas a hacer privatizaciones. Como hemos dicho antes, esta empresa de PricewaterhouseCoopers (PwC) audita los equipos para el conteo electrónico en Indra. Esta vez no se escucha tampoco a Pablo Iglesias denunciar las puertas giratorias de PwC, ni de Indra, ni las garantías en la elección.

Escrutinio Paralelo

La Assemblea Nacional Catalana ANC y los Comités de Defensa de la República (CDR) presentaron el pasado día 8 la campaña ‘tu votes, tu comptes’ con la intención de llevar a cabo un escrutinio paralelo. Quieren que haya una persona en cada mesa en que se vote. Estas entidades desconfían de un Estado represor con presos políticos.

Marina Morente, representante de los CDR espera que se asegure que "el Estado no pueda manipular los resultados"."Son muy discutibles las garantías democráticas del 21-D. No habrá observadores internacionales, se prohíben ’spots’ electorales, etcétera.

El objetivo es que el 21D haya unas 250 personas para que los resultados que vayan llegando sean validados con los apoderados. Para hacer el seguimiento de la jornada y lo que vaya pasando ese día se va a instalar un escenario en la plaza de la Universitat de Barcelona.






Temas relacionados

Independencia de Catalunya   /   Política Estado Español   /   Indra   /   Elecciones   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO