PUEBLOS ORIGINARIOS

Indígenas en México: discriminación y doble precarización laboral

Los trabajadores indígenas no sólo sufren el avance de las reformas estructurales. También lidian día con día con la discriminación.

Miércoles 29 de noviembre | 21:15

La discriminación hacia los pueblos originarios indígenas de México impacta en aspectos como educación, salud, servicios públicos, vivienda y sobre todo, en el aspecto laboral.

La discriminación que se refleja en aspectos como el desprecio por su forma de organización, cultura y lenguas, se expresa también al momento de ser elegidos para un puesto de trabajo y de comparar sus salarios con los de otros trabajadores.

En la Ciudad de México hay 960 mil 59 habitantes considerados indígenas, es decir el 9% de la población capitalina. De los 397 mil 148 indígenas que han logrado conseguir empleo, sólo el 53% se concentra en alguno de estos cinco sectores: comercio, labores domésticas, ambulantaje, almacenistas y conductores de transportes, dejando al resto con empleos temporales haciendo actividades como la construcción, artesanías y ocupando puestos técnicos.

Según estudios de la Asamblea de Migrantes Indígenas de la Ciudad de México (AMICM), 122 mil indígenas concluyeron la licenciatura, maestría y doctorados, siguen padeciendo el doble de la dificultad para obtener un empleo pues no son considerados para ocupar puestos gerenciales o de decisión en los centros laborales, que los coloca en aceptar empleos como contadores, secretarias o capturistas de datos.

A pesar de contar con especialidades, los sueldos que reciben son menores por el mismo trabajo realizado. Otro dato arroja que de 563 indígenas con profesión no reciben ninguna paga por sus labores y 12 mil perciben sueldos de menos de 5 mil pesos mensuales.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos señaló que “a pesar de que el artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establecen que toda persona tiene derecho al trabajo en condiciones equitativas y satisfactorias, así como a recibir un salario igual por el mismo trabajo, esto no siempre se cumple con los indígenas, de los cuales en su mayoría, estiman que no tienen las mismas oportunidades para emplearse que otros grupos sociales, considerando que la discriminación impacta todas las áreas de su vida, imposibilitando que exista una igualdad de su grupo con el resto de la población del país”.

El avance de las reformas estructurales junto con los prejuicios y estereotipos dejan en aún peores condiciones a los trabajadores indígenas que pese a que son orillados a tener que aprender español y forzados a dejar sus usos y costumbres para poder sentirse involucrados en la sociedad y poder obtener un empleo que en el actual contexto, sin embargo, no termina por ser garantía de poder mejorar las condiciones de vida de sus familias.

Con información de El Universal






Temas relacionados

indígenas   /   Pueblos Indígenas   /   Racismo   /   Discriminación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO