Internacional

COBRE CONTAMINANTE

India: al menos once muertos por represión a una manifestación de ambientalistas

Residentes de la ciudad portuaria de Thootukudi llevan más de tres meses manifestándose contra la planta cuprífera, que es una gran fuente de polución y un riesgo para la pesca.

Miércoles 23 de mayo | 12:19

Al menos 11 manifestantes murieron el martes y 20 resultaron heridos durante la brutal represión de la Policía a una multitudinaria protesta contra una fábrica en el sur de la India a la que acusan de contaminar el agua de la región.

Tras meses de protestas, alrededor de 20.000 personas se reunieron en el distrito de Tuticorin, en el estado de Tamil Nadu, para pedir el cierre de una fábrica industrial de Sterlite Copper, una filial del grupo minero Vedanta.

Según informa Sterlite Copper en su página web, la compañía tiene en Tuticorin una planta de fundición de varillas de cobre y refinería y otra de producción de ácido sulfúrico.

Los manifestantes, que pedían el cierre de la fábrica por contaminar el agua de la zona, atacaron la oficina del jefe de la Administración del distrito, lo que fue respondido con una brutal represión policial.

Para impedir las marchas contra la contaminación de la empresa cuprera las autoridades locales habían puesto en marcha una suerte de estado de sitio. La sección 144 del Código de Procedimiento Penal indio prohíbe las reuniones de más de cuatro personas y su aplicación es claramente en contra de los manifestantes ambientalistas y a favor de la empresa.

Contra este estado de emergencia es que los manifestantes se concentraron y comenzaron a perseguir a los agentes y a lanzarles piedras, además de quemar vehículos.

Como consecuencia de la represión policial al menos 11 manifestantes murieron y 20 resultaron heridos.

Mientras que el gobierno defendió la actuación de la policía, el líder del Partido del Congreso, la principal fuerza opositora india, criticó los disparos de la Policía, cuya actuación calificó en un mensaje en Twitter como un "brutal ejemplo del terrorismo financiado por el Estado".

"Estos ciudadanos fueron asesinados por protestar contra la injusticia. Mis pensamientos y oraciones están con las familias de estos mártires y los heridos", sentenció.

Residentes de la ciudad portuaria de Thootukudi, en la punta sur del subcontinente, y ambientalistas llevan más de tres meses manifestándose contra la planta cuprífera, una de las mayores de India, alegando que es una gran fuente de polución y un riesgo para la pesca.

La planta, que puede producir 400.000 toneladas de cobre anuales, lleva más de 50 días cerrada y seguirá así al menos hasta el 6 de junio, ya que el organismo local que regula la contaminación determinó que no está cumpliendo con la normativa medioambiental.

Activistas ambientales y algunos políticos locales quieren que el gobierno cierre la planta de forma permanente, pero Vedanta aseguró que las protestas están basadas en "acusaciones falsas" y que planea duplicar la capacidad de la fundición a 800.000 toneladas por año.







Temas relacionados

Activistas ambientalistas   /    India   /    Cobre   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO