Deportes

FÚTBOL

Independiente se quedó con el clásico de Avellaneda: 2-0 con golazo de Meza

El Rojo derrotó a Racing con goles de Rigoni de tiro libre y de Meza a pura gambeta. El equipo de Holan superó futbolísticamente al de Cocca. Primer triunfo del año como local para Independiente.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Domingo 14 de mayo | 23:39

Foto: sitio Infierno Rojo.

En una tarde noche soñada en el Estadio Libertadores de América, sucedió al revés que en un bar: en lugar de pedir la cuenta y cerrar una mesa, fue Meza el que cerró la noche y el que pide la cuenta es Independiente, que sueña con clasificar a la Copa Libertadores del año próximo (todavía le queda pendiente jugar el partido postergado ante Defensa y Justicia).

En la vereda de enfrente, Racing se quedó un poco relegado en la carrera por seguir acechando a Boca. Por el momento ambos clubes de Avellaneda están en zona de clasificación a la Sudamericana.

El partido mostró a un Independiente con más ambición y a un Racing por momentos timorato que nunca le encontró la vuelta al rival. La Academia quizás sintió mucho la ausencia de Acuña y de Lautaro Martínez. Pero también hubo mérito de la defensa roja para anular a la potente delantera blanquiceleste Bou –Licha López que en los últimos tiempos le venían generando dolores de cabeza al Rojo.

El primer tiempo transcurrió con mayor tenencia de pelota por parte del local pero poca profundidad y llegada al arco de Orión. Fue el momento más propicio para Racing. Pero en la segunda mitad, el Rojo hizo pesar la superioridad que fue construyendo.

Primero avisó Barco y la apertura del marcador llegó enseguida, de tiro libre: Rigoni, que se está transformando en un especialista con pelota parada, superó a la barrera con un bombazo, el pique de la pelota dejó a Orión sin respuesta y la pelota besó la red, para anunciar el 1-0.

Sucedió al revés que en un bar: en lugar de pedir la cuenta y cerrar una mesa, fue Meza el que cerró la noche y el que pide la cuenta es Independiente, que sueña con clasificar a la Copa Libertadores

Con un desempeño colectivo cimentado de atrás para adelante, con Tagliafico firme y seguro, con Sánchez Miño y Bustos como recursos para la salida, con Nery Domínguez y el “Torito” Rodríguez colaborando en la recuperación; con un Martín Benítez que volvió a un muy buen nivel… Un equipo que responde de atrás para adelante.

La noche la cerró Meza con una exquisitez, a pura gambeta y casi sin ángulo le sirvió el postre a la parcialidad roja, que saboreó otro triunfo ante su rival eterno estirando la diferencia en el historial nuevamente a 23 victorias a favor de Independiente.






Temas relacionados

Torneo de Primera   /    Racing Club   /    Independiente   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO