Juventud

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Incidir en la Reforma: ¿confiar en el gobierno?

La ministra Delpiano se ha ausentado de las dos últimas reuniones con un grupo de dirigentes del CONFECH que aún confían e impulsan la política de incidir. ¿Que necesita el movimiento estudiantil para triunfar?

Miércoles 11 de enero

Acaba de comenzar un nuevo año clave en donde habrán elecciones presidenciales, y finaliza uno donde el movimiento No + AFP y #NiUnaMenos demostró en las calles la fuerza de la organización de los trabajadores, las mujeres y la diversidad sexual. En donde el debate educativo no terminó de cerrar, con un gobierno profundamente deslegitimado, pero que intentará a toda costa este 2017 aprobar su reforma.

Las y los estudiantes durante el año 2016 dieron un largo debate en torno a la reforma educacional. En distintas casas de estudio a lo largo del país se votó por el rechazo al proyecto, por ser neoliberal, mantener el mercado en la educación y no responder a las demandas que se levantaron el 2011.

La CONFECH actuó de manera timorata, con Izquierda Autónoma a la cabeza y las Juventudes del Gobierno, levantando la política de incidir en la reforma, pasando por encima de las asambleas de base que votaron el rechazo, mostrando una vez más su confianza en el gobierno.

Parte de la nueva mesa electa a fines del año pasado, con el presidente de la FECH Daniel Andrade (militante de la UNE), finalizaron el 2016 con un acto ‘‘simbólico’’ entregando pasas a la Ministra de Educación para que no olvidara sus promesas.

Durante el último CONFECH que sesionó el fin de semana recién pasado, estos mismos sectores reafirmaron y aprobaron su postura de incidir en la reforma por la vía ministerial y parlamentaria, pasando por encima de amplios sectores que rechazan y exigen la gratuidad universal. Votan y aprueban la política de la incidencia cuando la mayoría de las y los estudiantes está de vacaciones o cerrando sus semestres, sin dar la posibilidad de discutir y debatir una posición clara del movimiento estudiantil para el año 2017.

Barbara Brito, Vicepresidenta de la FECH; Constanza Bohle, Presidenta FEUSAM; Patricio Ibañez, Presidente FEUTEM; Luis Mendez, Presidente FEULS; rechazaron tajantemente las indicaciones en la reforma. Llamaron a rechazar y unificarse con otros sectores como el movimiento No + AFP y #NiUnaMenos para conseguir una educación para todos y todas, laica y no sexista.

La estrategia de incidir es una burla para el movimiento estudiantil. No solo porque ofrece migajas para las y los estudiantes que se movilizaron, sino porque el gobierno no tiene ninguna intención de escuchar las indicaciones, así lo demostró la ministra con su ausencia en la reunión que llevaron adelante algunos dirigentes con el Mineduc, en donde algunos esperaban y confiaban en contar con su presencia. Sufriendo otra decepción luego de que no se apareciera tampoco en la Arcis. ¿Realmente esperan que la ministra los escuche, defienda e impulse sus indicaciones?

El mismo gobierno en el que confían, al mismo que le llevan pasas, y con el que pretenden levantar e instalar las indicaciones, ese msmo "por arriba" se muestra abierto al diálogo, pero no cede en lo estructural de su proyecto. Mientras que "por abajo" reprime a las y los estudiantes, al pueblo mapuche, a las mujeres y a los trabajadores y el pueblo pobre.

Necesitamos un CONFECH que confié en la fuerza de las y los estudiantes, que busque la unidad con otros movimientos sociales, que plantee un plan de lucha organizado, que deje atrás la improvisación y que no ceda ni trance frente a un gobierno que se ha mostrado intransigente y que sistemáticamente no ha cumplido ninguna de estas promesas.






Temas relacionados

Debate Educacional   /   Reforma educativa en Chile   /   Educación gratuita   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO