Sociedad

RIO NEGRO

Imputan por abuso sexual al diputado provincial Rubén López

El diputado y secretario general del Sindicato de la Fruta Rubén López, perteneciente al partido del gobernador Weretilneck, Juntos Somos Río Negro, fue denunciado por una joven que trabajaba de moza en una fiesta dada en Fernández Oro.

Alicia Mella

Profesora de Letras

Viernes 10 de febrero | Edición del día

El hecho sucedió en noviembre del año pasado cuando, después de que terminara el evento para el que la joven fue contratada, le suministraron una bebida que contenía drogas, dejándola inconsciente. Del evento también participaron otros altos funcionarios del gobierno y este se realizó en “La Ponderosa”, una de las tantas propiedades del denunciado.

Hace unos días Rubén López solicitó licencia sin goce de haberes y afirmó estar dispuesto a ponerse “en manos de la justicia”. Salió a los medios a desmentir las acusaciones hechas en su contra con toda la impunidad que le brinda ser parte del partido que gobierna la provincia. Sin embargo, no es la primera vez que el diputado es denunciado por violencia contra las mujeres: ya había sido denunciado por su empleada doméstica el año pasado y en reiteradas oportunidades por su ex pareja, incluso por violar una “prohibición de acercamiento”.

En aquel entonces, en 2013, el legislador se había amparado en sus fueros y era parte del Frente para la Victoria. Ese mismo partido ahora pide su renuncia pero mientras López pertenecía a sus filas se llamaron a silencio. Todos cómplices.

Como secretario del Sindicato de Obreros y Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén, desde 2005, López también ha gozado de impunidad siendo investigado por irregularidades en el sindicato, lavado de dinero, asociación ilícita, saqueo de la obra social que también preside, etc. El dirigente sindical de la industria más importante de la provincia es una pata fundamental para el gobierno, negociando en la paritaria un aumento mínimo, dando “paz social” y recibiendo protección a cambio para sus negociados sucios. Mientras tanto hoy cerró el galpón de empaque Fruti Oro, dejando a 85 familias en la calle.

Esta impunidad no es un hecho aislado en la provincia ni en el país. Como muestra basta un botón: hace poco se daba a conocer en este mismo diario la protección de la que goza el cura pedófilo Luis Alberto Bergliaffa en Fiske Menuco. El estado, la Iglesia y los gobiernos protegen abusadores y es por eso que el 8 de marzo, en el día internacional de las mujeres, la movilización y el paro deben ser contundentes para mostrar todo el repudio a la violencia contra las mujeres y empezar a organizarnos, de forma independiente de los partidos patronales, contra toda clase de machismo, opresión y explotación. A las centrales sindicales les corresponde llamar a parar el 8 de marzo y repudiar enérgicamente a todos los “Rubén López” que lejos están de defender a las trabajadoras, sino todo lo contrario.






Temas relacionados

Abusos sexuales   /    Río Negro   /    Violencia de género   /    Sociedad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO