Economía

JUECES AL ATAQUE

Imputan a CFK y Kicillof por el “dólar futuro” que el macrismo sigue pagando

El juez Bonadio acusó a Cristina Fernández de Kirchner como autora de la "decisión expresa" que dio vía libre a la operatoria del dólar futuro. Axel Kicillof también está imputado y deberá presentarse a indagatoria.

Miércoles 30 de marzo de 2016 | Edición del día

Fotografía: perfil.com

En el día de ayer, el juez federal Claudio Bonadío, comenzó la etapa de indagatorias en la causa que investiga las irregularidades sucedidas por la venta de “dólar futuro” por debajo de los precios de mercado.

La primera etapa de indagatorias comenzó con el llamado a ex directivos del Banco Central, quienes según la mirada del juez Bonadío impulsaron la venta de dólar futuro en los últimos días del gobierno kirchnerista. Las audiencias continuarán durante toda la semana en los tribunales de Retiro.

Flavia Matilde Marrodan, exdirectora del Central, fue la primera en la lista, pero trascendió que se negó a responder preguntas. Se supo que la funcionaria cuenta con la defensa del estudio de abogados del ex procurador Esteban Righi.

Al finalizar esta primera ronda, se espera que declaren el ex Ministro de Economía, Axel Kicillof y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sobre quien recae la acusación de autora de la “decisión expresa” que dio vía libre a la operatoria.

Cristina está citada a indagatoria para el 13 de abril, y un día antes, el 12 de abril, sería el turno de Kicillof.

La acusación de Bonadío

El martes, a partir del inicio de las indagatorias, también comenzó el trámite de lectura de la acusación concreta en la causa a cada uno de los imputados, citados el 26 de febrero último por el juez federal Claudio Bonadío.

El magistrado les informó a los ex directivos del BCRA que los acusa de una operatoria que resultó "dañosa" para el erario público. En el caso de Cristina Fernández y Axel Kicillof puntualizó que fueron quienes tomaron la decisión política y dieron la orden para ejecutarla.

En la acusación leída en las audiencias del martes, consta que la operatoria investigada "excedía la capacidad de decisión burocrática de sus directivos y no pudo concretarse sin contar con la decisión expresa de las máximas autoridades del Ministerio de Economía y del Poder Ejecutivo, ya que esta operación financiera carecía de toda razonabilidad económica para los fines del BCRA, en su función de banca rectora de los mercados monetarios y cambiarios".

Según Bonadío, la operatoria le generó al Banco Central una pérdida de más de 77 mil millones de pesos.

Alejandro Vanoli, ex presidente del Banco Central, está imputado por "formar parte de un grupo de funcionarios que de manera sistemática, concertada y organizada llevaron a cabo diversas acciones de carácter políticas y técnico administrativas" que habrían resultado en una "violación directa de las competencias y atribuciones de sus cargos".

Además Bonadío sostuvo en su acusación que la venta de dólar a futuro es un accionar "irregular, ilegal e ilegítimo", con el objetivo "de mantener forzosamente bajo el valor de la moneda estadounidense en el mercado marginal de compra/venta durante la gestión del gobierno, que finalizó el 9 de diciembre de 2015, a sabiendas de que los vencimientos de los contratos operarían durante la siguiente administración que debía asumir el 10 de diciembre de 2015 y a despecho de los evidentes perjuicios que estas operaciones provocarían a futuro".

La acusación de Bonadío contra la ex presidenta se da en un contexto de revuelo político, principalmente por los sucesos que se desarrollan en Brasil, donde la crisis económicas y los fuertes escándalos de corrupción alrededor del caso Petrobras, han envalentonado al ahora llamado “partido judicial”. Dilma Rousseff está a un paso del juicio político o impeachment, por mala administración.

En Argentina, el juez Bonadío enemigo declarado del gobierno de Cristina, también ha iniciado causas contra otros funcionarios k como Aníbal Fernández, Guillermo Moreno o las causas de Hotesur. El revanchismo de Bonadio bajo el amparo de la administración macrista, podría costarle a Cristina una pena máxima de 6 años de prisión bajo la figura de administración fraudulenta por abuso de confianza.

Durante la campaña electoral, el actual ministro de Finanzas de Cambiemos, Alfonso Prat Gay denunció la operación de dólar futuro. Llamativamente ( o no) en la actualidad, Prat Gay junto con Sturzenegger convalidaron esa estafa pagandole a los especuladores que compraron "dólar futuro". Una vez más el régimen político patronal, tanto con el anterior como con el actual gobierno, se muestra servil a los intereses de los especuladores financieros que salen impunes y gananciosos con sus maniobras fraudulentas.







Temas relacionados

Vanoli BCRA / Economía   /    Claudio Bonadio    /    CFK   /    Axel Kicillof    /    Banco Central República Argentina (BCRA)   /    Economía   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO