Política Estado Español

AUDIENCIA NACIONAL

Imputados Pujol y su esposa: el clan Pujol y la familia del 3% 

Jordi Pujol Soley, el exhonorable, y su esposa Marta Ferrusola Llado nuevamente han sido convocados a declarar, aunque ahora en calidad de imputados, por el delito de blanqueo de capitales.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Miércoles 30 de diciembre de 2015 | Edición del día

La Audiencia Nacional los ha citado el próximo 10 de febrero, donde deberá prestar declaración el que fue presidente de la Generalitat de Cataluña durante 23 años y de su esposa como “investigados”, nueva denominación de “imputados después de la reforma de la “Ley de Enjuiciamiento Criminal”.

Las investigaciones se iniciaron para aclarar el verdadero patrimonio de la familia, al descubrirse varias “irregularidades” en diferentes cuentas que el clan familiar mantenía en Andorra. Por lo que termino investigado todo el clan familiar.
 
La audiencia les ha llamado a declarar en el caso por el cual se investiga el origen de la fortuna de Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor de ellos, quien declarará a petición propia un día después que sus padres. Están imputados por el delito de blanqueo continuado de dinero de una fabulosa fortuna, que según el juez de la causa no cuadran “con los ingresos ordinarios que hubiere obtenido por razón del cargo público que ostentó durante 23 años” ni otros “negocios lícitos que justifiquen” el incremento patrimonial.
 
Según los autos del Juez José de la Mata, Jordi Pujol hijo era titular de una serie de empresas y cuentas en Andorra y otros países. A través de las cuales cobraba dinero, por unos supuestos asesoramientos, que no están probados, a empresas que conseguían a su vez contrataciones públicas. Llegando a recibir varios millones de euros.
 
Aparentemente, la función del expresident Jordi Pujol consistía en conceder obras públicas a las empresas “agraciadas” y también era titular de cuentas en el extranjero donde luego llegaban las “comisiones” cobradas por los “servicios”. Además, entre los titulares beneficiarios de estas “comisiones” se encontraban los otros seis hermanos de Jordi Pujol hijo y la madre, quien aparentemente se encargaba de repartir el botín.

Mientras que ex-presidente y fundador de CDC Jordi Pujol, se escudaba durante más de dos décadas en que los ataques políticos y económicos hacia su persona eran ataques a Cataluña, levantó un imperio familiar basado en la corrupción.
 
Quizás todo esto les parezca muy similar a la trama Gürtel o la contabilidad “B” de Bárcenas y el PP. Esto es así, no solo porque coincidan con la comisión del 3%, sino porque es la forma habitual con la que se manejan las camarillas políticas en un estado burgués. Al fin y al cabo, el personal político de un estado para ricos solo se debe a sus pagadores.







Temas relacionados

Política Estado Español   /    Jordi Pujol   /    Corrupción   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO