Deportes

MUNDIAL RUSIA 2018

Idowu: el futbolista nigeriano que enfrentará a Argentina y que sufrió el racismo del fútbol ruso

Hoy estará en el equipo de Nigeria que enfrenta a la Selección. ¿Quién es Bryan Idowu, el defensor aguerrido que sufrió en carne propia los prejuicios racistas del fútbol en Rusia?

Javier Szlifman

@JavierSzlifman

Lunes 25 de junio | Edición del día

Argentina definirá hoy martes ante Nigeria su suerte en la Copa del Mundo, en el Estadio Krestovsky de San Petersburgo. En esa ciudad hoy plagada de argentinos nació hace 26 años Bryan Idowu, defensor aguerrido que forma parte del plantel nigeriano en la Copa del Mundo.

Idowu es hijo de padre nigeriano y madre ruso-nigeriana. Comenzó a jugar de niño en las divisiones inferiores del Zenit de San Petersburgo, el equipo más importante de la ciudad. Cuando ya estaba cerca de debutar en la primera división fue agredido a la salida de un entrenamiento. “No hay negros en los colores del Zenit”, le gritó un hincha. “¿Qué está pasando y por qué llevas el uniforme?”, dijo después. “Mi amigo se enfureció más que yo. Yo respondí con una sonrisa”, recordó Idowu a en declaraciones a The Associated Press.

#YOLO Если нужны такие кофты, все вопросы к @petarzanev3 👌🏾

Una publicación compartida de Bryan Idowu (@idovubryan) el

Tras varios años en el club, decidió pasar al Amkar Perm, de la Premier League de Rusia. Poco tiempo después revelaría en una entrevista que su representante le había aconsejado abandonar el Zenit, ya que por su color de piel negra no tendría verdaderas chances de triunfar en el club. En 2017, tras aguardar una convocatoria de la selección rusa que nunca llegó, aceptó jugar para la selección nigeriana. Debutó en el combinado africano en un partido amistoso contra la Selección Argentina en noviembre pasado, donde marcó un gol para la victoria del conjunto africano por 4 a 2.

En su conversación con The Associated Press, Idowu reveló que frecuentemente fue víctima de prejuicios raciales por parte de la policía rusa, al punto tal que en algún momento él y un amigo apostaban en el metro cuál de ellos sería detenido y cacheado. También comentó que dos veces recibió insultos racistas en un estadio.

Los hinchas del Zenit tienen una larga tradición de conflictos con ciertos futbolistas extranjeros. En 2004, en un partido por la Europa League, un fanático ingresó al campo en pleno partido con una camiseta que decía la misma frase que le gritaron a Idowu: "No hay negros en los colores de Zenit”. En 2012, el grupo “Landskrona” (“Fortaleza”), como se hacen llamar los hinchas organizados del Zenit, dio a conocer un manifiesto titulado “Selection 12”, donde entre otras cosas solicitaban al club que no contrate a ningún jugador homosexual o no eslavo, bajo la idea de que esto rompería las tradiciones nacionales del club. “No somos racistas, pero para nosotros la ausencia de futbolistas negros en la plantilla del Zenit es una importante tradición que refuerza la identidad del club”, decía el texto. Los hinchas pretendían que solo formen parte del plantel futbolistas de Rusia y las republicas bálticas o escandinavas. “Queremos recordar que los futbolistas recalan en nuestro equipo no debido a su procedencia étnica o el color de su piel, sino por sus cualidades y logros deportivos”, respondió el club en un comunicado.

En 2010, cuando el Zenit incorporó al portugués Bruno Alves, se desató una fuerte polémica entre los hinchas sobre si el futbolista era negro o mulato. Tiempo atrás, Viacheslav Malaféyev, entonces arquero y referente del equipo, reconoció que no se contrataban jugadores de color porque los aficionados no lo permitían. Declaraciones similares realizó el técnico holandés Dick Advocaat, campeón de la Copa UEFA en 2008 con el Zenit, quien en su momento admitió que no hubiera contratado jugadores negros porque los hinchas no lo hubieran tolerado. Pese a todo, varios jugadores negros como el brasileño Hulk vistieron la camiseta del equipo en los últimos años. Sin embargo, ningún jugador africano jugó aun en el Zenit. Miembros de “Landskrona” pasaron en febrero por Buenos Aires y se reunieron con barras locales para sellar acuerdos y oficiar de anfitriones de los argentinos en el actual Mundial de Rusia 2018.

Peter Odemwingie es un futbolista nacido en Uzbekistán en 1981, de padre nigeriano y madre rusa, ambos estudiantes de medicina en su juventud. En 2010, después de tres temporadas en el Lokomotiv de Moscú, Odemwingie pasó al West Bromwich Albion de Inglaterra. Los fanáticos de Lokomotiv saludaron su partida con una gran pancarta que decía “Gracias, West Brom” y la imagen de una banana. Grandes futbolistas como Samuel Eto´o y Roberto Carlos recibieron insultos y cantos racistas mientras jugaron el fútbol ruso.

Hoy Rusia alberga casi 200 nacionalidades y grupos étnicos. Alrededor del 20 por ciento de su población, más de 30 millones de personas, pueden incluirse como parte de minorías étnicas. Para ellos, la legislación suele ser estricta, aun cuando tengan los papeles necesarios para trabajar.

La organización Fare Network sigue los casos de racismo y discriminación el fútbol ruso. En su último informe, apunta que el número total de incidentes durante la última temporada disminuyó respecto a años anteriores, aunque la situación general debe seguirse con atención. Si bien se observaron menos banderas con inscripciones racistas, aumentó considerablemente el número de cantos contra jugadores extranjeros, canciones que reivindican al nazismo y contra los futbolistas nacidos en Europa occidental. También permanecen buena cantidad de cantos homofóbicos.

Pero los prejuicios racistas no los detienen: las “águilas verdes” de Nigeria siguen su marcha y, más allá del resultado de su compromiso ante nuestra selección, futbolistas como Idowu y Odemwingie son parte del universo de estrellas del fútbol de esta Copa del Mundo.







Temas relacionados

Brian Idowu   /    Mundial Rusia 2018   /    Nigeria   /    Racismo   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO