a 43 años del golpe militar

Identifican a una víctima de la dictadura enterrada como NN en Derqui

Se trata de Oscar Eladio Ledesma Medina, obrero de origen paraguayo. Fue identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Figuraba como NN en el cementerio derquino del partido de Pilar.

Augusto Wiemann

Trabajador textil Zona Norte

Nikolai Teslov

Corresponsal LID Zona Norte GBA

Jueves 16 de mayo | 11:48

Oscar Ledesma nació en Asunción en 1956 y vino a la Argentina a sus trece años, junto a su familia. Según informó el organismo de derechos humanos H.I.J.O.S., fue secuestrado en plena dictadura cívico-militar por un grupo de tareas combinado de la Policía y el Ejército Argentino, durante la madrugada del 5 de agosto de 1976 en su domicilio en San Martín, provincia de Buenos Aires. Luego de quince días desaparecido, fue asesinado y enterrado en una fosa común como no identificado, en el cementerio de la localidad de Presidente Derqui, partido de Pilar.

Se trata del mismo cementerio en el que, durante el Juicio a las Juntas y luego en los llamados Juicios por la Verdad, se logró encontrar los restos de varias víctimas de la Masacre de Fátima, en la que fueron dinamitados los cuerpos de unas 30 personas, en la madrugada del 20 de agosto de 1976. Dichas víctimas pudieron ser identificadas luego de las investigaciones del EAAF.

En sus pocos años de vida, Ledesma trabajó como panadero y luego en una carpintería (de la cual fue despedido por organizar y encabezar una comisión de obreros que buscaba mejorar sus condiciones laborales). Al momento de su desaparición, tenía veinte años, realizaba actividades gremiales y trabajaba en una fábrica del rubro del plástico en Ciudadela.

Gracias al trabajo de investigación del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) se lograron identificar los restos y ya se iniciaron los trámites para entregarlos a sus familiares.

Podés ver El Equipo Argentino de Antropologia Forense anuncio la suspension de sus actividades

En diciembre de 2018, el EAAF había suspendido sus actividades por la falta de liberación de fondos por parte del Estado para sus trabajos. Ante la repercusión que generó esto, el gobierno se vio obligado a retroceder y emitió un comunicado informando que “fue un error administrativo”, no asumiendo el ajuste que viene aplicando en distintas áreas como ciencia, educación y salud.

En el marco de este gran ajuste comandado por el FMI, Macri, y apoyado por los gobernadores, es necesario que la juventud, las mujeres, los estudiantes y los trabajadores levanten las banderas de los 30 mil detenidos desaparecidos que lucharon por la clase obrera, para transformar este tipo de sociedad que no tiene nada más para ofrecernos que miseria. Estos sectores unidos en las calles tienen la fuerza para tirar abajo los planes de ajuste del FMI y derrotarlo de una vez por todas.







Temas relacionados

Pilar   /    Detenidos desaparecidos   /    Genocidio   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires

Comentarios

DEJAR COMENTARIO