Sociedad

MALDITA POLICÍA

Hurlingham: subcomisario de la Federal mató a un pibe de 17 años

El uniformado persiguió por cuadras a un adolescente desarmado que le había robado las tazas de las ruedas de su auto. Le disparó atravesando su pecho. Una vez más, la muerte viaja en patrullero.

Sábado 13 de mayo | 13:34

José Pérez Buscarolo, subcomisario de la Federal, mató de un balazo a Tiago Avalos de 17 años, luego de perseguirlo por diez cuadras porque le había robado las tazas de las ruedas del auto. Fue en Villa Tesei, partido de Hurlingham. Aunque bien podría haber ocurrido en cualquier localidad del país.

El efectivo de 46 años, quien ejerce en la “División Investigaciones Patrimoniales” de la PFA, había visto desde la ventana de su casa que dos adolescentes estaban sacando las tazas de su Renault Logan y luego se subieron a un vehículo. Sin dudarlo, empuñó su arma y los persiguió hasta la esquina de Cura Navarro y República de Siria. Allí efectuó un disparo que le entró a Tiago por la espalda y salió por su pecho. Tanto él como su acompañante estaban desarmados y no se prestaron a ningún enfrentamiento.

Cuando llegó la asistencia médica, el joven había fallecido por desangramiento. Sus familiares, conmocionados, se acercaron al lugar del crimen y acudirán a la autopsia que será realizada en la morgue judicial de Morón.

El caso quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Morón. Buscarolo fue acusado de “homicidio agravado por su condición de miembro de una fuerza de seguridad”.

¡Ni un pibe menos!

Recientemente salió a la luz que el nuevo jefe de la Bonaerense, Rubén Perroni, había sido detenido e imputado por torturas y apremios ilegales ocurridos en la Comisaría Novena de La Plata en el año 1992. Además está denunciado por la familia de Miguel Bru como cómplice del secuestro y desaparición del joven estudiante en 1993.

El día de ayer, fue procesado y detenido José Protocar, jefe de la policía porteña a quien Rodríguez Larreta presentara como un agente “ejemplar”. El hombre, con amplia trayectoria en la Policía Federal y graduado de la Academia del FBI en Estados Unidos, estaba detenido en una causa por coimas organizadas desde las comisarías.

Estos ejemplos, lejos de ser excepcionales, pintan de cuerpo entero a una fuerza plagada de corrupción, ligazón con los narcos y las redes de tratas, torturas, arreglos con el poder político, represión y gatillo fácil.

Para el subcomisario José Pérez Buscarolo, las tazas de su auto valen más que la vida de un joven pobre. Con su arma reglamentaria y resguardado por un manto de impunidad, actuó de la misma forma que actúan miles de agentes en todo el país. Como no nos cansamos de decir en cada movilización y ante los casos que salen a la luz cotidianamente: no es un policía, es toda la institución. Y no queremos ni un pibe menos.








Temas relacionados

Persecución policial   /    Brutalidad policial   /    Maldita Policía   /    Policía Bonaerense   /    Policía Federal   /    Policía del gatillo facil   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO