Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Hurlingham: nuevo sindicato municipal a la medida del intendente

La Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), que conduce Rubén “Cholo” García, presentó al Sindicato de Empleados, Obreros y Jerarquizados de Hurlingham.

Luis Sucher

Ayudante, Hospital Posadas | Dirigente PTS Morón

Domingo 7 de agosto de 2016 | 18:51

Acompañaron al titular de la Federación, el diputado provincial y máximo dirigente estatal de los municipales de Avellaneda, Hernan Doval; el Secretario General del flamante sindicato en Hurlingham, Juan Catrlos Cubilla y su Secretario Adjunto, Fabian Ene. También estuvo presente el actual jefe comunal Juan Zabaleta del FpV.

El lanzamiento del nuevo sindicato municipal fue realizado ante trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires y secretarios generales de diversas municipios en la localidad de Hurlingham. A su vez, se anuncio la creación de otro sindicato municipal, esta vez en Almirante Brown a cargo de Ricardo “Cacho” Sandoval.

El FESIMUBO, conducido por Ruben Garcia, esta íntimamente ligado al grupo de los 8 (de los intendentes Cascallares, Zabaleta, Katopoidis, Gray, Menendez y Nardini) y pretende jugar al interior de la interna peronista. En estos municipios de la mano de los intendentes la proliferación de los sindicatos de esta federación, rompen el unicato de los sindicatos municipales, que en casi su mayoría están en manos de otras facciones del peronismo u otros sectores opositores.

En el acto hicieron uso de la palabra diversos jerarcas sindicales y funcionarios. El intendente Zabaleta reivindico el nuevo sindicato, presentando el pase a planta de 100 trabajadores a planta permanente como un gran logro, sumado al cierre de la paritaria en un 30%. Por su parte, Garcia del FESIMUBO, no perdió la oportunidad de irse en loas hacia el intendente: “Para los trabajadores de Hurlingham es importante tener un intendente que ideológicamente los reconoce como la parte principal del municipio y a partir de ahora, por intermedio de este sindicato, y en el diálogo permanente con el intendente, vamos a recuperar la dignidad y defender el derecho de los municipales”.

Sindicato viejo y sindicato nuevo con impronta patronal

El nuevo sindicato, lleva como Secretario General Adjunto a Fabian Ene, que no es ni mas ni menos el secretario privado del intendente Juan Zabaleta, a quien secunda hace mas de una década. Esto no puede sorprender a nadie, recordemos que en el otro sindicato municipal, dirigido por Humbreto “Nito” Bertinat, fue concejal del ex intendente Acuña durante mas de 10 años, hasta ser expulsado de las filas del Frente Renovador bajo el argumento de “que no defendia a sus compañeros municipales”. Esta politica del ex y el actual intendente de Hurlingham a hombres que responden a sus designios a cargo del gremio municipal ata de pies y manos a los trabajadores municipales, que en su mayoría se encuentran precarizados y con sueldos que no superan los 8.000$. Recordemos también que al asumir Juan Zabaleta del FpV despidió a mas de 400 trabajadores municipales sin que oficialistas y opositores hicieran algo al respecto. Estos dirigentes sindicales solo intervienen cuando se trata de mantener y defender sus privilegios.

Hagamos memoria, así no funciona

Esta política de subordinar a los trabajadores municipales a los intereses de los partidos patronales que gobiernan el municipio ya tuvo sus consecuencias. Corría el año 2014 cuando se presento un proyecto de Resolución que buscaba derogar la ley 11.757 denominada “Estatuto para el personal de las Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires”, que fue sancionada en 1994, bajo la gestión Duhalde, argumentando la emergencia económica y social, que fue un mazazo a las condiciones laborales de los municipales, la eliminación de la carrera municipal, contratos basuras, despidos, etc. Este proyecto de Resolución no contó con el apoyo del Secretario General del Sindicato Municipal, Bertinat, por ordenes del intendente Luis Acuña.

Este pequeño ejemplo describe el rol de la burocracia, que se repite y se multiplica en los gremios, sindicatos y federaciones donde los trabajadores no hemos recuperado nuestras organizaciones. La CGT se mantiene inmutable mientras los trabajadores sufrimos los ajustes, despidos y tarifazos. No se puede tener ninguna confianza en estos dirigentes que solo buscan mantener sus privilegios y atan a los trabajadores tras proyectos patronales mientras los trabajadores y el pueblo pobre sufre los ataques en curso. Hay bronca, y por eso, no quieren llamar a un paro nacional, poniendo en movimiento la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud, para derrotar en las calles el ajuste en curso. Los trabajadores tienen que imponer a estos dirigentes millonarios y socios del poder de turno que rompan inmediatamente su tregua con el gobierno.








Temas relacionados

Rubén “Cholo” García   /    Hurlingham   /    Eduardo Duhalde   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO