Internacional

EUROPA

Hungría: miles de trabajadores protestan contra lo que llaman la "ley de esclavos"

Miles de manifestantes rechazaron la aprobación de lo que llaman “ley de esclavos”. El gobierno ultraderechista impulso una reforma que favorece a las empresas automotrices alemanas.

Jueves 13 de diciembre de 2018 | 16:18

La Policía reprimió en las primeras horas de este jueves una manifestación en Budapest contra la aprobación parlamentaria de una reforma a la ley laboral, que ya se conoce popularmente como la "ley de esclavos", impulsada por el primer ministro Viktor Orbán terminó que favorece a las automotrices alemanas instaladas en el país.

La capital húngara se convirtió, tras la aprobación de la ley, en una olla en ebullición. Los manifestantes contra la "ley de la esclavitud", reunidos fuera del Parlamento, marcharon por la ciudad hasta la sede del Fidesz, el partido del primer ministro, Viktor Orbán, donde la policía utilizó gases lacrimógenos contra un grupo de personas que quiso entrar en el edificio. La multitud también bloqueó el Puente de las Cadenas, uno de los símbolos de Budapest.

El proyecto de ley, que se presentó el 20 de noviembre, tiene como objetivo permitir, entre otras cosas, que un trabajador haga hasta 400 horas extra al año, frente a las 250 permitidas hasta ahora, y autoriza a las empresas a pagar esas horas hasta 36 meses después de haber sido trabajadas. En teoría, las horas extra son voluntarias, pero en la práctica, por miedo a perder su empleo, algunos trabajadores se ven forzados a trabajar 6 días por semana.

La manifestación se produjo después de que la mayoría de dos tercios del gobernante partido conservador nacionalista Fidesz aprobara la ley en la Cámara. Los manifestantes, en su gran mayoría jóvenes, gritaban frases aludiendo a la aprobada ley, como "Vinimos a trabajar unas horas extras" o "Fuera Orbán".

Laszlo Kordas, presidente de la Confederación de Sindicatos de Hungría, aseguró el miércoles en una entrevista con la emisora ​​húngara Inforadio que “No está excluido que organicemos huelgas y bloqueos de carreteras ". Ya en la actualidad, existen bloqueos de carreteras en las afueras de Budapest, en la ciudad universitaria de Veszprem, cerca del lago Balaton, como anunció el sindicato Vasas el miércoles por la noche. Kordas afirmó que “Los planes del gobierno no son nuevos. Ya hace un año, había tratado de provocar un aumento drástico las horas extras permitidas. En ese momento, fracasó debido a la gran resistencia de los sindicatos. Por lo tanto, el gobierno con su nueva ley no tiene el apoyo de nadie, a excepción de las empresas de la industria automotriz alemana”.

La denuncia que hacen los sindicatos sobre las presión de las grandes empresas como VW o BMW son reconocidas descaradamente por miembros del gobierno. El ministro de Relaciones Exteriores Peter Szijjarto dijo durante su visita a Düsseldorf que las compañías automovilísticas alemanas habían pedido durante mucho tiempo que el gobierno húngaro asegure que tendrán la necesaria "fuerza de trabajo". "Ahora están contentos" afirmó el Ministro.

El primer ministro Orbán a cimentado su gobierno con un discurso ultraderechista, de odio contra los migrantes y anti Unión Europea. A fines de agosto el húngaro se reunió en Milán con el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini para poner en pié un frente contra los inmigrantes.

Las protestas contra la ley de “esclavitud” que impulsó Orbán muestra que el avance de las fuerzas de ultraderecha con discursos nacionalistas, encuentra resistencia al momento de aplicar sus verdaderos planes de reformas al servicio de las grandes compañías multinacional de Europa, como las industria automotriz alemana.







Temas relacionados

Viktor Orban   /    Hungría   /    Reforma laboral   /    Volkswagen   /    Huelga   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO