Internacional

HUELGAS EN ALEMANIA

Huelgas masivas paralizan la industria del automóvil en Alemania

La huelga de 24 horas durante tres días de IGM (el Sindicato Industrial de Trabajadores del Metal) llega al corazón de la industria alemana: el sector del automóvil. Empresas clave como BMW, Audi o Dimler se paralizan y la patronal reacciona con demandas y lock-outs.

Domingo 4 de febrero | 12:36

La huelga de 24 horas de IGM vuelve al ataque. Solo el viernes hicieron huelga 300.000 trabajadores y trabajadoras, más que los dos días anteriores juntos. En total, han participado medio millón de trabajadores del sector del metal y electrónica de hasta 280 empresas en los últimos tres días de huelga.

El sector automovilístico y sus proveedores, corazón de la industria alemana, ha sido el que más ha sufrido la huelga. En Baviera se han paralizado cinco sedes de BMW en Múnich, Dingolfing, Landshut, Ratisbona y Wackersdorf. Solo en el gran taller de BMW en Dingolfing 20.000 trabajadores producen al día 14.000 coches. También se hizo huelga en Audi en Ingolstadt, donde 31.000 trabajadores dejaron de producir. De manera que no salió un solo coche de una cadena de montaje en Baviera, mientras que normalmente salen 7.000. En la industria suministradora hubo paros significativos en Schaeffler y SFK en Schweinfurt, donde 10.000 trabajadores hicieron huelga. En total solo en Baviera 82.000 trabajadores de la industria del automóvil estuvieron en huelga.

La unión de empresas bávaras de la industria eléctrica y del metal VBM cifró las pérdidas por la huelga del miércoles y el jueves en 46 millones de euros, a los cuales hay que sumarles los costes de la interrupción del servicio. No se han atrevido a dar las cifras correspondientes a la huelga del viernes, que serán notablemente mayores.
También en Baden-Wurtemberg se hizo huelga en la industria del automóvil: paralizaron la producción 36.000 trabajadores en Daimler y 10.000 en Porsche ambos en Stuttgart, así como 16.000 trabajadores en Audi en Neckarsulm. Según los sindicatos tampoco salió un solo coche de la cadena de montaje en Baden-Wurtemberg.

Lock-out en Airbus

También hubo una participación significativa en la industria aeronáutica en Airbus en Bremen, Hamburgo y Stade, así como en Premium Aerotec, también en Bremen. En Airbus de Hamburgo y en Stade los talleres fueron cerrados por los jefes con motivo de la huelga, dejando fuera a miles de trabajadores. De los 13.000 asalariados de ambas sedes 4.500 son miembros de IGM. Quien no esté sindicado, no recibe subsidio de huelga, lo cual en lugar de disuadirles de participar en la huelga provoca que la mayoría se organicen.

En todo el territorio federal las asociaciones patronales locales han reaccionado con demandas. Pocos se atreven a pedir tramitación de urgencia, lo que aumentaría la escalada. Además, algunas empresas lo hicieron y perdieron, ganando los sindicatos tanto ante la magistratura de trabajo de Krefeld como de Nuremberg. Sobre el resto de demandas no habrá sentencia hasta dentro de tres semanas. Mientras, habrá negociaciones entre IG Metall y representantes patronales el próximo lunes.

Traducción: Lucía Nistal








Temas relacionados

Huelgas Alemania   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO