Mundo Obrero Estado Español

ZARAGOZA

Huelga de los conductores y conductoras del tranvía en Zaragoza

Tras más de tres semanas de paros parciales, los trabajadores llegan a un acuerdo con la empresa para finalizar la huelga este sábado 7, ultimo día de paro previsto.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Miércoles 4 de abril | 16:56

Razones de la huelga

El conflicto surgió cinco meses después de haber firmado el convenio colectivo. El principal punto de disputa eran los tiempos de descanso que tienen los conductores, así como un mayor control del tiempo de conducción a través de un ‘software’. Además del retraso en la instalación de la caseta de descanso definitiva en la calle de Mago de Oz (última parada de la línea) y el incumplimiento del calendario de reuniones trimestrales entre los trabajadores y la empresa.

Tras varias reuniones mantenidas en las semanas anteriores en el SAMA (Servicio aragonés de mediación y arbitraje), las posturas de ambas partes seguían muy alejadas y las negociaciones se rompieron. Según Pilar Fuentes, del Sindicato Ferroviario mayoritario en Comité de empresa y presidenta del mismo, los motivos de la huelga son "todos los incumplimientos de los acuerdos" a los que había llegado la empresa. Por su parte, la dirección de Tranvías Urbanos de Zaragoza ha insistido en los últimos días en que la compañía "ha cumplido con todo lo que se pactó", pero que los trabajadores "están pidiendo más".

Finalmente este lunes 2, decidieron en asamblea sostener la huelga hasta el próximo sábado 7, último día de paros previsto y probar a partir del lunes los nuevos turnos que ha propuesto la empresa. Sin embargo, como aseguran que no conocen al detalle cuáles son los nuevos horarios, dejan la puerta abierta a convocar un referéndum para ampliar la huelga y no descartaban tampoco nuevas protestas y movilizaciones.

Campaña mediática contra los trabajadores y trabajadores

La huelga empezó el pasado martes 13 de marzo hasta el 7 de abril afectando, por tanto, al periodo vacacional de la Semana Santa. Los paros son parciales todos los martes, jueves y sábados de 8:00 h a 10:00 h y de 19:00 a 21:00 h. Esto evidentemente ha afectado a numerosos usuarios y usarías del mismo, ya que es un medio de trasporte muy utilizado en la ciudad.

Por supuesto estas quejas han sido ampliamente difundidas por la mayoría de los medios de comunicación de la ciudad, para hacer una campaña en contra de las huelguistas y poner a la opinión publica en contra. Especialmente manipulador ha sido el principal periódico de la región y medio propagandístico histórico de la burguesía aragonesa, el Heraldo de Aragón. Hace unas semanas, al inicio de la huelga, publicaba un artículo titulado “Los 47 olvidados de Valdespartera”. Aquí haciendo un juego de palabras con la parada del tranvía “los olvidados” situada en este periférico barrio de la ciudad, relataba la “dramática” experiencia de estas 47 personas que tuvieran que esperar durante media hora el tranvía, debido a la huelga.

Ante estos ataques contra los compañeros y compañeros en huelga, el equipo de gobierno de ZEC en el ayuntamiento de Zaragoza, mira para “otro lado” y no hace nada. Desde que estalló el conflicto se ha limitado a ser un mero observador externo, aludiendo que al ser una subcontrata, debe ser empresa y comité los que solucionen el conflicto. Se ha limitado a marcar unos servicios mínimos “abusivos” del 50% y nada más.

Esta actitud, de ZEC, no nos debe sorprender, ya que todos los llamados “ayuntamientos del cambio” han tenido una actitud similar ante esos mismos conflictos. Recordemos, por ejemplo, como Ada Colau presiono públicamente a los trabajadores en huelga de TMB (Tranvías de Barcelona), para que levantaran la lucha y aceptaran las condiciones ofrecidas por la patronal.

Todo el apoyo a la lucha de los compañeros y compañeras del Tranvía

Es necesario que las luchas de los trabajadores del tranvía cuenten con la máxima solidaridad activa de los movimientos sociales y de la izquierda sindical y política. Hay que romper el corporativismo que reina en los sindicatos y los que se reivindican de izquierda no pueden tener una posición neutral. Como reza la canción, “no hay otra manera, o con la patronal o con la clase obrera”






Temas relacionados

TMB Barcelona   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Zaragoza en Común   /   Ada Colau   /   Zaragoza   /   Sindicatos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO