Mundo Obrero Estado Español

MADRID

Huelga de dos días en los centros para personas sin hogar

Trabajadores del Centro de Acogida “La Rosa” convocan jornadas de huelga exigiendo al Ayuntamiento de Manuela Carmena una mejor gestión y la remunicipalización del servicio.

Juan Carlos Arias

Madrid | @as_juancarlos

Jueves 11 de mayo | 18:10

Foto: larosaenlucha.blogspot.com.es

Las condiciones para trabajadores y usuarios del Centro de Acogida para personas sin hogar “La Rosa” en Madrid son lamentables. Mientras, el Ayuntamiento de Manuela Carmena, responsable del servicio, aunque la gestión privatizada la tiene concedida la entidad ASISPA, no está haciendo absolutamente nada por mejorarla, tal y como vienen señalando los trabajadores y trabajadoras de este centro desde hace mucho tiempo.

Por ello los sindicatos CCOO y CGT han convocado a dos jornadas de huelga en el propio Centro de la “La Rosa”. Este jueves se llevaba a cabo la primera de las protestas, manifestándose también ante las instalaciones de ASISPA y frente al Área de Derechos Sociales y Empleo. El próximo lunes 15 de mayo está previsto el siguiente paro de 24 horas.

El pasado marzo comenzaron las protestas, realizando diversas huelgas y concentraciones en la puerta de las instalaciones del centro. Lo mismo ocurre en el Centro "Puerta Abierta" y el Centro "Juan Luis Vives", con situaciones precarias muy similares. Todo ello, sin que por el momento hayan logrado imponer los objetivos fundamentales dada la cerrazón de la empresa y, lo que es más indignante, del Ayuntamiento de Ahora Madrid, uno de los llamados “Ayuntamientos del cambio” que con la llegada al gobierno prometían orientar toda su política en favor de “la gente”.

El problema es la actitud absolutamente favorable hacia los intereses de la entidades concesionarias de los diferentes centros de acogida (ASISPA en el caso de “La Rosa” o AEBIA o Grupo 5 que gestionan otros centros) que está demostrando en la práctica el equipo de Manuela Carmena, responsables últimos de la situación.

El Ayuntamiento no solo no se preocupa de la situación de absoluta precariedad laboral en la que se encuentra el centro, sino que tampoco hace nada por mejorar las infraestructuras en las que se ofrecen las atenciones básicas a aquellas personas que se encuentran sin hogar y que acuden a estas instalaciones.

Las instalaciones están ubicadas en un antiguo invernadero y sin acondicionar debidamente para el uso que se le está dando. Los trabajadores denuncian que se vienen produciendo “accidentes laborales y caídas de residentes, algunas de ellas con severas consecuencias médicas”, tal y como denuncian en un comunicado.

Pero es que hay más, la entidad concesionaria no cumple siquiera la legislación en materia de salud laboral; los trabajos discurren bajo condiciones higiénicas bastante deficitarias y los cambios de turno son absolutamente arbitrarios y despóticos para los trabajadores sometidos a corre turnos; los salarios son bajísimos y todo en una situación de altísima precariedad laboral. Por si fuera poco, la empresa se está negando a aplicar el convenio de Acción e Intervención Social (CASI) que tenían en vigor desde 2015, entre otras denuncias que realizan los trabajadores.

Lo cierto, además, es que como denuncian, el Ayuntamiento está aplicando una política al estilo de los anteriores gobiernos del PP en la ciudad de Madrid en el terreno de la atención a las personas sin hogar. Por ello, los usuarios se encuentran con la falta de plazas suficientes para ser acogidos, con largas listas de espera en los albergues, lo que fuerza a que muchos de ellos tengan que pernoctar en las calles.

Con esta política, el Ayuntamiento de Carmena viene facilitando el incremento de la marginalidad, manteniéndola alejada del centro urbano, espacio que se está desarrollando urbanísticamente en favor de las élites y la especulación inmobiliaria, impidiendo en última instancia que los más desfavorecidos puedan transitar por esos espacios, auténticos escaparate del lujo capitalista.

Además, estos centros como denuncian los trabajadores, con la que excusa de que se trata de la modalidad de Centros Abiertos y que se plantean como espacios de acogida de baja exigencia y corta estancia, se encuentran claramente infradotados. Lo único cierto es que los usuarios muchas veces no disponen de camas ni de los medios necesarios.

Es bastante evidente, por lo tanto, que la gestión del Ayuntamiento de Manuela Carmena en este ámbito, como en otros muchos, no se ha diferenciado un ápice de la gestión realizada por Botella. Se está implementando una gestión de carácter neoliberal de estos recursos, incluyendo el mantenimiento de las privatizaciones en la gestión.

Los trabajadores del centro de “La Rosa” señalan que el 31 de mayo se termina la concesión del servicio que tiene ASISPA y exigen la remunicipalización sin ningún despido y el cumplimiento del programa electoral.

Sin embargo, el Ayuntamiento ya ha optado de momento por la prórroga de la concesión a la misma entidad, al menos hasta el mes de septiembre y posteriormente sacará nuevos pliegos para que siga siendo gestionado por alguna entidad privada.

Otras reivindicaciones de los trabajadores son el abono de atrasos salariales que se adeudan desde hace más de dos años; la participación de la plantilla en la elaboración de los nuevos pliegos como medida elemental para asegurar que la entidad concesionaria cumpla las condiciones establecidas en el contrato, además de establecer una mesa de diálogo y conformar una hoja de ruta para el proceso re municipalización. Por último, exigen que todo el servicio social se desarrolle en condiciones de transparencia y garantía óptima para los usuarios y los trabajadores.

Resulta lamentable que mientras los gobiernos del PP pusieron la elaboración de los pliegos en manos de las propias concesionarias para favorecer el interés particular de las empresas y entidades, el Ayuntamiento de Ahora Madrid se niegue a permitir a los trabajadores la posibilidad de participar en la elaboración de los pliegos.

La única manera de llevar adelante estas reivindicaciones en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y contra la precariedad, el abuso y la explotación de la patronal, por la calidad de los servicios públicos y su no mercantilización, pasa por la remunicipalización de los servicios municipales con subrogación de la totalidad de las plantillas existentes y bajo gestión democrática de los trabajadores y usuarios. Único modo real de garantizar la irreversibilidad de estos procesos, combatir las prácticas corruptas y asegurar el cumplimiento absoluto de la finalidad de los servicios públicos en favor de la clase trabajadora y las clases populares. Y para ello, estas conquistas solo pueden obtenerse mediante un plan de huelgas y movilizaciones coordinadas desde los diferentes sectores de trabajadores que vienen luchando por la remunicipalización de sus servicios.






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   Remunicipalización   /   Ahora Madrid   /   Manuela Carmena   /   Servicios públicos   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO