Mundo Obrero Chile

TRABAJADORES

Huelga de Tren Central llega a su fin tras 22 días movilizados

Después de 22 días en huelga, el presidente del sindicato Fernando Arcos anunció que tras todas las adversidades, finalmente llegaron a un acuerdo.

Martes 26 de diciembre de 2017

Tren Central es el nombre comercial de Trenes Metropolitanos S.A. y es una empresa filial de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE) que opera el transporte de carga y pasajeros en la zona central de Chile. Sus principales servicios de pasajeros incluyen el Metrotren, cuyo recorrido comprende Alameda-Rancagua-San Fernando; Expreso Maule, que comienza en Alameda y finaliza en Linares.

El sindicato de Trabajadores de Tracción, afines y conexas inició su proceso de negociación colectiva el 23 de septiembre de 2017 en un proceso que se enmarca en la nueva Reforma Laboral.

De acuerdo a la información de la Dirección del Trabajo, 253 trabajadores (188 hombres y 65 mujeres) votaron la huelga el 21 de noviembre de 2017 por amplia mayoría y la hicieron efectiva diez días después a contar del 1 de diciembre de 2017.

Es decir, tanto los responsables de la empresa y los ejecutivos de EFE tuvieron mucho tiempo para evaluar no solamente el petitorio de los trabajadores, sino que también los efectos que provocaría una huelga en el servicio de transporte de los pasajeros. Pero simplemente optaron por la vía de enfrentar a los trabajadores organizados y su preparación no tuvo nada que ver con los deseos de llegar a un acuerdo con ellos, sino más bien a sofocar su movilización y desde el día 1 de la huelga, a las seis de la mañana la empresa tenía dispuestos buses Pullman Bus para el traslado de pasajeros en todos los sectores, mientras la empresa argumentaba que “el petitorio que han presentado estos trabajadores continúa estando fuera del alcance y de la realidad económica de la empresa, colocando en riesgo su sostenibilidad”.

Llama mucho la atención escuchar al líder de estos trabajadores tras 22 días de huelga, en que fueron duramente acorralados no solamente por la empresa, sino que además por el gobierno, con un descarado reemplazo encubierto e intentando responsabilizar a los huelguistas de la interrupción del servicio y una supuesta alza en las tarifas para financiar el petitorio. Porque él habla con mucha calma de capacitación, de seguridad, del bienestar tanto de los trabajadores y de los pasajeros que transportan día a día. En cambio, recibieron una violenta reacción por parte de la empresa, que los acusó de dañar enormemente la imagen de Tren Central y perjudicando a miles de usuarios entre Santiago y Linares.

Después de 22 días en huelga, el presidente del sindicato Fernando Arcos anunció que tras todas las “adversidades, tropiezos, intervenciones del gobierno, invisibilización que nos trataron de hacer”, finalmente llegaron a un acuerdo y el vocero del sindicato, Renato Leiva, comunicó que la empresa aceptó cinco puntos de su petitorio: turnos de cinco días de trabajo por dos de descanso; la igualdad del valor de las colaciones; pago de un bono por horas de trabajo nocturno; no descuento de días de huelga y la nivelación de rentas.

Además, agregó entre otras declaraciones: "Nosotros vamos a seguir luchando contra la deslealtad que vimos de parte del Gobierno, que nos hizo ver que la lucha que estábamos dando no era entre un sindicato y una empresa, sino de un sindicato contra el Gobierno", quien asegura que la reforma laboral "es una ley inútil y nefasta para los trabajadores".







Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /    Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO