Mundo Obrero México

CIUDAD DE MÉXICO

Hospital veterinario de Santa Cruz Meyehualco, una historia de abusos laborales

Los hospitales veterinarios del gobierno de la Ciudad de México inaugurados por Miguel Ángel Mancera, no cuentan con el personal suficiente para cubrir la demanda de servicios veterinarios. Los médicos veterinarios han sido el blanco de arbitrarios aumentos de las jornadas laborales, pagos menores a lo establecido en los contratos, cambios de turno arbitrarios, amenazas de despido, amonestaciones y despidos ilegales.

Martes 14 de febrero de 2017

En el Hospital Veterinario de Santa Cruz Meyehualco, en la delegación Iztapalapa, inaugurado el 9 de febrero de 2016 por Miguel Ángel Mancera, se vive una realidad de enorme precarización laboral.

El Hospital cuenta con nueve consultorios que deben dar 10 consultas al día,sin embargo se atienden más de 15, los trabajadores no tienen un horario de comida, salen de trabajar incluso a las 23 horas cuando el horario oficial es de 8-17 horas de lunes a viernes y los sábados de 8 a 15 horas.

Éste hospital (antes antirrábico), forma parte de la reconversión de centros antirrábicos de control canino en hospitales veterinarios. En mi caso hice mis prácticas como parte del servicio social, y mis compañeros y yo andábamos muy emocionados preparando currículums ante la promesa de un empleo fijo, con buen sueldo y prestaciones de ley. Se manejaba con discreción porque eran muy pocos lugares: la promesa de sueldo era 20 mil cuando en realidad pagan 16 mil, que es poco para un trabajo tan especializado.

El gobierno de Mancera se ufana que a un año de su creación, el Hospital Veterinario del Gobierno de la CDMX atendió a más de 30 mil 743 perros y 4 mil 96 gatos, en promedio cerca de 3 mil al mes, sin embargo vemos que es sobre la base de una explotación salvaje de los trabajadores.

El tiempo pasó y el hospital se convirtió en un espacio insuficiente para atender la demanda del servicio. En lugar de contratar más Médicos Veterinarios para repartir el trabajo, aplicaron la sobreexplotación a los ya laborantes, extendiendo sus horarios de servicio de forma ilegal y recortando sus sueldos de manera también ilegal. En el lugar existe además un ambiente demasiado hostil; por denunciar las arbitrariedades te hacen sujeto de acoso laboral, amonestaciones y hasta despidos.

Por otro lado, hay quejas de que los animales hospitalizados no se mantienen en las jaulas adecuadas para hospitalización por causa del mismo sobrecupo y deben dormir en cajas de plástico. También se reportan procedimientos iatrogénicos, es decir, que han llevado a complicaciones de salud e incluso la muerte de los pacientes.

Todo lo anterior se encuadra en los efectos de una reforma laboral que deja sin protección alguna a los trabajadores y a merced de los abusos de los patrones y administrativos corruptos.

En el Hospital Veterinario de Santa Cruz Meyehualco así como en muchos otros centros de trabajo hay un común denominador: la precarización laboral. Allí no existe certeza de que se respeten los mínimos derechos laborales, se trabaja sin contrato y en los mejores casos se contratan o subcontratan de forma amañada y se pisotea laboralmente al trabajador que muchas veces no conoce sus derechos y se encuentra desamparado.

Debemos exponer estas situaciones y hacerlas públicas ya que el gobierno de Mancera trata de dar una imagen de ciudad amigable, la cual no tiene nada que ver con la realidad.







Temas relacionados

veterinario   /    Mundo Obrero México   /    Ciudad de México   /    Precarización laboral

Comentarios

DEJAR COMENTARIO