Mundo Obrero

Hospital Posadas: a 3 años de las muertes evitables de Emanuel García y Ariel Morisse

Hoy, se cumplen 3 años de la muerte evitable del camillero del Hospital Posadas, Emanuel García y el paciente, Ariel Morisse, a causa de la desidia estatal, gubernamental y de la dirección del hospital.

Ágata Elsesser

Trabajadora administrativa | Hospital Posadas

Melisa Dorado

Ayudante de enfermería del Hospital Posadas

Lunes 13 de noviembre | 19:56

El 13 de noviembre del 2014, Emanuel García-camillero del hospital- acudió a asisitir a Ariel Morisse, paciente psiquiátrico: ambos murieron en el acto después de caer del séptimo piso. Hoy se cumplen 3 años de esta tragedia evitable.

La dirección del hospital de aquel momento, encabezada por Spaccavento, kirchnerista, fue responsable de esta desidia; junto con la complicidad de los sindicatos; dejando como saldo la muerte de dos personas, dos muertes completamente evitables.

La actual dirección macrista sigue avanzando en el desfinanciamiento y vaciamiento de la salud pública; como se vio con los despidos masivos dejando 642 familias en la calle, donde el sector más afectado fue el de limpieza.

La flexibilización laboral en el Posadas viene de larga data. Los trabajadores denuncian que el 80% está precarizado. Una enfermera contó que en 2015 quedó efectiva después de más de 20 años, pero a cambio le bajaron la categoría.

Mientras que el Gobierno va preparando terreno para lo que será la contrarreforma laboral, la dirección comenzó a tomar medidas como el aumento de la jornada laboral a 12 horas en el turno noche para enfermería, afectando la capacidad física y mental de los trabajadores para la atención de los pacientes.

Un trabajador denunció que los despidos de principio de años, tuvieron el objetivo no solo de ajustar disminuyendo la plantilla del hospital, sino de golpear a la organización de los trabajadores para arremeter contra las condiciones laborales de conjunto.

La actual dirección del Posadas aumentó las cámaras de vigilancia de un año para otro, cámaras que solo están para controlar y amedrentar a los trabajadores, mientras que faltan insumos básico por la falta de presupuesto. “toda esta Gendarmería, Policía y montones de cámaras que pusieron, no están más que para controlar a los trabajadores. Ahora, para mostrar cómo se trabaja en este hospital, las condiciones que tienen que soportar los pacientes, no están, para eso las cámaras no se pueden usar” explicó una trabajadora semanas atrás.

Te puede interesar: Hospital Posadas: dos años de la muerte evitable de Emanuel Garcia y Ariel Morisse

A estos ataques, se suma el intento del repudiable sistema CUS (Cobertura Universal de Salud) que es una privatización encubierta de la salud pública perjudicando a miles de pacientes que se atienden en el nosocomio.

Los trabajadores y trabajadoras son los que mantienen en pie la salud pública incluso a costa de su propia salud.

Los trabajadores del hospital deben organizarse de manera independiente para frenar el desfinanciamiento, vaciamiento de la salud pública y para evitar las muertes por desidia estatal.








Temas relacionados

Ley de salud mental   /    Derechos salud mental   /    Crisis de la salud pública   /    Hospital Posadas   /    Muertes obreras   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO