Sociedad

NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS

Hospital Garrahan: Día del Cáncer Infantil, día de lucha

Paramos y movilizamos. Contra el ajuste, contra la degradación de las condiciones de vida de las millones de familias que se atienden en el hospital público. Hoy resistimos por la vida.

Bárbara Acevedo

Enfermera | Hospital Garrahan @acevedo_bar

Jueves 15 de febrero | 10:51

Soy enfermera hace catorce años. Apenas terminé la carrera empecé a trabajar en Oncología Pediátrica y luego en sectores con prevalencia de esa especialidad, hasta no hace mucho. Este 15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil, recuerdo más que nunca a los niños que luchan por ser orugas.

En el primer hospital, el Italiano, trabajé con mi vieja. Juntas, aunque en distintos sectores, atendimos a un niño con diagnóstico de leucemia.

  •  Amor, fuiste una inquieta oruga y muy pronto vas a ser mariposa. Vas a ser tan bello y vas a hacer al mundo tan feliz que sólo vas a vivir 24 horas más.
  •  Mamá, yo quiero seguir siendo oruga. No quiero ser mariposa.

    Fue la primera vez que tuve que acompañar a una madre que tenía que desistir, dejar de pelear.

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    En el 2017 se atendieron en el Hospital de Día Clínico - Oncológico del Hospital Garrahan 28.569 pacientes, 2.889 pacientes más que en el 2015. Niños con la vida, la inocencia y las sonrisas precarizadas. Llegan con miedo, con bronca, con una violencia contenida por no tener a quien poder manifestársela. Ignorados, sus padres le hablan a las paredes de los ministerios, de las obras sociales, de las casas de las provincias, de las oficinas de los funcionarios. No son pacientes, están ansiosos. No quieren ser mariposas.

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    Saben, y eso duele más. Gran parte de ellos no estaría acá si no hubiese agrotóxicos. En 1990 se utilizaron 35 millones de litros de plaguicidas, en el 2016 superaron los 400 millones. La Nación anunció la facturación de las tres principales empresas de agroquímicos en el 2016. En primer lugar Syngenta, de origen suizo, con US$ 329.000, en tercer lugar Dow Agrosciencies con US$ 250,7 millones, en segundo lugar Monsanto con UD$ 325,5 millones. Empresa que vende glifosato, carcinogénico clase 2 A, según los estudios publicados por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC/OMS). Bayer, que vende productos médicos, compra Monsanto y se ubica en el cuarto puesto del mercado argentino en el 2016. Mientras la última envenena, la multinacional farmacéutica compró a la productora privilegiada de consumidores de sus productos. Según Reuters las ventas de esta sociedad en el 2017 ascendieron a 2,680 millones de dólares.

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    Daiana tenía 14 años. Estaba internada en un CIM (sala de Cuidados Intermedios y Moderados) del Hospital Garrahan con un diagnóstico de osteosarcoma. Exigía que le cante a cambio de despertarla por la madrugada para conectarle la medicación. Le confesé que sólo afinaba con canciones de protesta y fue así como todas las madrugadas protestábamos juntas. Pidió una peluca para recibir a un famoso que la visitaría. Alguien le cumpliría el deseo. En sus últimos tres días peinamos la peluca y recibió a su ídolo. "Se fue" muy felíz. Esa felicidad dio fuerza a su familia, y a nosotras, para poder prepararla.

    Por momentos esa fuerza se desorganiza y damos peleas parciales, diarias, por la vida. Una jeringa, ojeras, maquillaje, un juego de manos, pero no de villanos, cada uno con sus guantes. Dibujos, pinchazos, sondas, el descanso en un sillón viejo y roto. Imágenes que hablan mejor que mil palabras. Y verlas también nos hace conscientes a nosotras mismas. Algo de esa realidad, respetando no difundir la identidad de los niños internados, es reflejado por la mirada de Benjamín Bascardy, fotógrafo de Enfoque Rojo, quien ilustra esta nota y fue algunos días parte de un pedacito de esas historias.

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    Son veintidós millones de hectáreas y doce millones de argentinos (sin contar la población de las grandes ciudades en cada provincia) fumigados al menos 6 meses al año y tres veces. El 63 % de las frutas, verduras y hortalizas que se consumen en Buenos Aires y La Plata (20 millones de personas) contiene agrotóxicos. Una porción de ensalada mixta para una persona contiene 600 ugr de plaguicidas.

    Sentada en medio de otra sala veo llegar a una mamá, papá, hermano, tía, cargados de bolsas, todos. Familiares de un paciente que había sido derivado del Chaco con diagnóstico de tumor de tronco cerebral. Cargaban lo que "le sobró" del tratamiento y lo querían donar. Saben de la necesidad de muchos internados y se sabían capaces de cargar sólo con lo que les faltaba. El nene se había ido de alta para seguir con internación domiciliaria. El nene "se había ido".

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    En el Garrahan se "atiende un 35 % del total nacional de los niños oncológicos", según una nota publicada en la página oficial en el Día Internacional del Cáncer Infantil del 2017. Allí Graciela Reybaud, funcionaria macrista y miembro del Consejo de Administración del hospital dice: "El cáncer en pediatría requiere de un abordaje integral y políticas de salud que acompañen su detección temprana, la accesibilidad y gratuidad de atención. Es decir, la atención equitativa para todos los niños y niñas de Argentina en la posibilidad de ser tratados y curados". Pero el recorte de más de 800 millones aplicado al presupuesto del Garrahan en los últimos años, con acuerdo entre macristas y kirchneristas en la legislatura, y codirigiendo en el Consejo, aleja considerablemente a los pacientes de la equidad.

    Reybaud agrega: "Es un orgullo pertenecer a un equipo de salud comprometido y altamente capacitado". Pero trabajadoras del Garrahan que nos dedicamos a la atención de los pacientes decimos: el orgullo está muy lejos del silencio, ese que se acerca a la complicidad. Sería una simple decisión institucional (los recursos están al alcance de la mano) desarrollar investigaciones basadas en la evidencia y enfocadas en la prevención.

    El Dr. Damián Marino de la Universidad Nacional de La Plata, uno de los expositores de las charlas realizadas por la Junta Interna ATE Garrahan, presentó en el 2015 a la entonces directora del hospital Dra. Josefa Rodríguez una nota firmada por el Decano de la Facultad de Ciencias Exactas. Allí se ofrece trabajo conjunto y disponibilidad sin costo de recursos humanos para realizar mediciones de plaguicidas en sangre. Propuesta reiterada y que tampoco tuvo respuesta alguna del actual presidente del Consejo de Administración Carlos Kamburian en el 2017.

    Te puede interesar: Agrotóxicos: de lecciones, venenos y ausencias

    Es igualmente llamativo que la Coordinación de salud ambiental infantil, creada en el 2012 pero funcionando con nombre de comité en el 2005, no haya abordado el tema en todos estos años.

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    Las empresas de agrotóxicos en defensa de sus intereses comerciales persisten en una campaña de descrédito del Programa para la Evaluación de Riesgos Carcinogénicos para Humanos de IARC. A este cuestionamiento respondieron 100 científicos de alto prestigio de agencias estatales e institutos de investigación universitarios, expertos en salud ambiental y cáncer de casi todo el mundo, quienes reafirman la calidad y el valor de las investigaciones, destacando la evaluación equilibrada y una indicación apropiada del peso de la evidencia.

    Pero la mayor evidencia es que Salud Pública es una cuestión de Estado y el poder del Estado en manos de los capitalistas prioriza el lucro. Distinto sería si los trabajadores gobernáramos nuestros propios destinos. Compartimos con nuestros pacientes la lucha por disfrutar las cosas bellas de la vida. La fuerza la sacamos de la bronca frente al absurdo de las enfermedades prevenibles. Nos urge la necesidad de luchar por millones de impacientes.

    Foto: Benjamín Bascary. Enfoque Rojo

    Hoy muchos decidimos que el Día Internacional del Cáncer infantil nos encuentre lejos de las salas. Paramos y marchamos junto al Posadas, contra el vaciamiento de la Salud Pública. Contra los despidos, junto a Río Turbio, junto al INTI, Pepsico, ferroviarios, junto a los trabajadores estatales. Hoy luchamos, como nos enseñaron esos pequeños gigantes. Sabemos que si pudieran protestarían con nosotras. Contra el ajuste, contra la degradación de las condiciones de vida de las millones de familias que se atienden en el hospital público. Hoy resistimos por la vida.








    Temas relacionados

    Laboratorio Bayer   /    Hospital Garrahan   /    Agrotóxicos   /    Salud pública   /    Crisis de la salud pública   /    Ecología y medioambiente   /    Monsanto   /    Salud   /    Sociedad   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO