Mundo Obrero

LA MATANZA

Hospital Balestrini: Maltrato y persecución laboral

A tres años de la inauguración, los trabajadores sufren abusos de poder, persecución laboral y "favoritismos". A eso se suma la sobrecarga de tareas, que genera malestar entre el personal del nosocomio.

Charly Valiente

Trabajador del Hospital Balestrini

Martes 11 de octubre de 2016 | 16:55

Luego de haber dado marcha atrás con el despido de una trabajadora precarizada, los nuevos mandos continúan con suspensiones, amenazas de despidos y maltratos a los trabajadores que se organizan. Un alto porcentaje del personal del hospital son mujeres, y sin embargo, la institución no cuenta con guarderías para que las compañeras puedan dejar a sus hijos cuando asisten a trabajar.

Ante la falta de personal, las técnicas de cardiología están siendo obligadas a rotar de días y horarios todos los meses para cubrir las guardias que faltan. Muchas tienen otros trabajos o actividades que no pueden mantener por el constante cambio de horario. Se las amenazó con despidos y suspensiones si alguna se opone al nuevo cronograma. Además, en lugar de llamar a concurso para el puesto vacante en la coordinación, lo deciden arbitrariamente.

Los sectores de instrumentadoras quirúrgicas y laboratorio sufren una situación similar al tener que rotar en los tres turnos (mañana, tarde y noche), haciendo casi imposible tener otro trabajo para poder llegar a fin de mes u organizar actividades extra hospitalarias.

Enfermería es uno de los servicios más golpeados por la falta de personal, ya que cada agente de internación debe atender alrededor de 10 pacientes o más y muchas veces en pediatría las enfermeras quedan a cargo de 6 pacientes sin médico pediatra, lo que acelera el desgaste físico, provocando muchas enfermedades laborales. El servicio de enfermería se divide en cuatro turnos fijos con francos rotativos, por lo que gozan solo de un fin de semana al mes para estar con sus familias. Los domingos o los feriados trabajados no son compensados económicamente como sucede normalmente en cualquier trabajo: para el hospital los domingos valen igual que cualquier día y por trabajar un feriado corresponde un franco compensatorio que lo otorgan cuando Departamento de Enfermería lo decide.

Hay enfermeras que acumulan más de 15 feriados trabajados y se les dice que no le pueden dar todos los compensatorios por la falta de personal. Muchos enfermeros y enfermeras que intentaron organizar a sus compañeros para conquistar el sistema franquero fueron rotados de servicio diariamente, por lo que muchos profesionales dejaron sus cargos por la persecución permanente por parte del Departamento.

El sector de limpieza se mantiene en alerta tras el intento de despido de una compañera del turno mañana y el atosigamiento al personal que cada día reciben por parte del nuevo jefe que las maltrata y las controla permanentemente, amenazando con despidos y suspensiones al negarse a realizar las nuevas tareas que a diario agregan a sus rutinas. También se ofrecieron realizar 3 horas extras diarias de lunes a viernes, en total unas 60 horas extras mensuales por la miserable suma de $ 3100 y, a pesar de que el valor de la hora extra está muy por debajo de una hora normal, con el salario de hambre percibe el personal, muchos aceptaron la oferta y hay trabajadores que aún no recibieron el pago.

Los camilleros vienen siendo atacados con suspensiones y amenazas de despidos, además del cambio de la sala de estar por una mucho más pequeña y sin ventilación, recibiendo un trato inhumano.

El común denominador que sufren la mayoría de los trabajadores es la falta de personal como cuidadores y admisión y el maltrato por partes de supervisores y encargados como el que viven las trabajadoras de farmacia, a las que se les aumentó la carga horaria y se las maltrata constantemente.

Estas persecuciones, maltratos y abusos de poder se dan en el marco de un brutal ajuste que viene siendo aplicado por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales de todo el arco político patronal, con tarifazos, inflación, despidos y desocupación.

Para enfrentar el avance del ajuste es necesario conquistar una fuerte organización política sindical antiburocrática de trabajadores que encabece una campaña contra el maltrato laboral, que ponga en pie una comisión de mujeres que luche por la instalación de guarderías y que exija a los sindicatos la coordinación de acciones a nivel nacional para masificar estos reclamos junto con acciones locales para difundir la lucha de los trabajadores del hospital por el salario, el pase a planta permanente, la triplicación del presupuesto para salud y también contra el maltrato y la igualdad de género.






Temas relacionados

Hospital Balestrini   /    La Matanza   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO