Géneros y Sexualidades

SALTA

Homofobia en el Colegio Santa María: echaron a cuatro estudiantes por defender a su compañero

El nombre de uno de los colegios más chetos de Salta llegó a los diarios nacionales luego de que en octubre expulsara a 4 adolescentes que repudiaron un acto discriminatorio en la institución. Organizan un escrache para el viernes.

Miércoles 12 de diciembre de 2018 | Edición del día

Los hechos, de público conocimiento hablan de la discriminación por su condición sexual sufrida por un estudiante de cuarto año del Colegio Santa María, ubicado en el macrocentro salteño. La institución católica es una de las más caras de la provincia con cuotas que se acercan a los 15 mil pesos por mes.

Tal revuelo tomó el asunto, con la vista en las encuestas y el 2019, que Juan Manuel Urtubey, el mismo que batalló hace un año para que siguiera en pie la educación religiosa en las escuelas públicas de la provincia, sostuvo que es inaceptable la sanción a los estudiantes. El gobernador peronista se comunicó con la familia del chico y, según publicó, dio "instrucciones al Ministerio de Educación para que hagan valer los derechos de Santi (el menor discriminado, NdR) y sus compañeros".

¿Qué es lo que pasó?

El 28 de septiembre pasado, el adolescente llegó al Colegio con una pulsera LGBT y “fue interceptado por un tutor, quien le pidió que se la quitase. Le dijo que afectaba a los valores del colegio y que resultaba provocativo. Mi hijo se negó, le pidió explicaciones, fue una situación coercitiva y violenta”, contó Jorge Coraita a un medio local.

Esta situación violenta devino en una citación a la dirección donde, luego de un interrogatorio sobre su identidad sexual, el menor fue invitado a sacarse la pulsera. Una práctica de abuso de autoridad y discriminación que se fue desarrollando en colegios como el Arturo Illia o el Tomás Cabrera a lo largo del año, en el marco de la lucha por el derecho al aborto.

Luego de arreglar que el joven podría seguir llevando la pulsera LGBT hasta fin de año, cuatro de sus amigos viralizaron una foto de repudio al colegio por el acto homofóbico.

El chico es “objeto de la intolerancia (…) no sólo hay discriminación al momento, de destratarlo, de plantearle una situación dolorosa delante de la comunidad educativa como lo ha hecho este tutor (…) después de eso fue sometido a un interrogatorio sin presencia de los padres y en un marco bastante abusivo donde se auscultaba hasta la sexualidad del chico y después de eso ejercen derecho de admisión”. Así sentenció Carlos Saravia, el abogado defensor de uno de los jóvenes expulsados del colegio Santa María.

“Lo que han pretendido es aislarlo”, agregó Saravia. No lo han echado ni le han negado el derecho de admisión a él para el 2019, si no a los 4 amigos que se han solidarizado.

La versión de la iglesia…y la Ministra

“En cuanto a la situación de los otros cuatro alumnos de 4to año sobre quienes el Colegio ejerció su derecho de no admisión para el Ciclo Lectivo 2019 (…) se debió a que habían cometido una falta grave contra la institución, al subir a las redes una foto con un gesto obsceno hacia el escudo del Colegio y por ende al ideario institucional, junto a un insulto agraviante, foto ésta que fue tomada en las instalaciones del mismo y difundida en las redes durante el horario escolar”, sostuvo mediante un comunicado el Colegio.

En tono similar, la ministra de Educación, Ciencia y Tecnología, Analía Berruezo, manifestó de forma arrebatada que en el Santa María no hubo discriminación y “se tomó la decisión de reservar el derecho de admitirlos el próximo ciclo lectivo. En lo que tenemos nosotros, no tiene que ver con su orientación sexual. Tiene que ver con la viralización de una foto del escudo del colegio en conductas que no son apropiadas y están establecidas en el reglamento interno”, que es facultad de cada institución.

Aunque luego de la intervención de Urtubey en las redes planteó que no aceptarían ningún tipo de discriminación y que, si bien son respetuosos desde la cartera educativa de los reglamentos de cada institución, hay normativas que están por encima.

Puro cinismo. Berruezo es la misma que participó en carácter de expositora en el primer Congreso de Mujeres antiderechos del NOA y es una ferviente defensora de la obligatoriedad de la educación católica durante el horario de clase de las escuelas públicas de Salta, algo que hace un año se volvió inconstitucional con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

¿Y el INADI?

Según Saravia, “el colegio se atribuye el derecho a determinar a quiénes le abren o cierran las puertas, amparado en un INADI cuyo titular Álvaro Ulloa casualmente manda a sus hijos a la institución”. “La ministra (Berruezo, NdR) hizo la del avestruz (…) lo que tiene que hacer es dar una explicación (…) acá hay que ponerlos en caja a estos colegios que también tienen fundaciones que pregonan disvalores”.

“Por supuesto que puede presentarse Ulloa en la Fiscalía Federal y decir que eventualmente tiene que investigarse un hecho que podría constituir un delito, porque existe una ley, la 23952, nacional que establece lo que es un delito (…) por eso el colegio se siente con autoridad. El INADI se calla la boca, el ministerio se calla la boca, Benedicto (Director General, NdR) prácticamente toma la posición del colegio".

No aclares que oscurece: homofobia es homofobia

Otro “progre" habló. El Ministro de Derechos Humanos de la provincia, Marcelo López Arias, sostuvo a los medios que “nosotros estamos con nuestro equipo trabajando con el INADI para verificar si realmente hay o no un acto de discriminación y vamos a actuar en consecuencia (…) la Ministra de Educación también está actuando”. Para luego agregar que “con el tema de la ESI yo creo que es imprescindible que sea de orden público no ideologizarla (…) tienen que haber una currícula nacional (…) que sea científica, seria y responsable (…) que tienen que ser aplicable a todos los institutos públicos y privados, como existe una currícula para cualquier otra materia”.

Hipocresía U a 12 años de la sanción de la Ley de Educación Sexual Integral a nivel nacional y en una provincia en la que 13 adolescentes se convierten en madres por día. Y a la vez, donde la juventud pide a gritos que haya ESI en todas las escuelas.

El viernes… pulserazo LGBT

La bronca que se expresó durante una semana en las redes hacia la institución oscurantista y medieval, una de las más caras de la ciudad y a donde la elite manda a sus hijos, creativamente se organizó en las redes.

La convocatoria es para hacer un pulserazo de la diversidad el día viernes a las 10hs en las puertas del Colegio, sito en la calle Coronel Suárez 453.







Temas relacionados

Salta   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO