Internacional

INTERNACIONAL

Hollande y una guerra por año

Si hay un terreno donde el presidente francés se muestra eficaz, es en el nivel inédito, en la historia reciente de la intervención militar de Francia .

Martes 16 de septiembre de 2014 | Edición del día

Primero fue Mali, luego la República Centroafricana y ahora Francia se ha comprometido en Irak junto a los Estados Unidos y se prepara desde ahora se prepara para una posible intervención en Libia. Todo un récord de intervenciones militares en la historia reciente de la quinta potencia imperialista a nivel mundial. Aunque sin resultado por el momento, Hollande busca revertir la mala situación económica y su enorme debilidad interna, presentándose como un duro en política exterior.

El rol de la Francia en Irak

El protagonismo de París en este affaire viene creciendo. El viernes pasado Hollande fue el primer jefe de estado en reunirse con el nuevo gobierno iraquí. Mientras tanto, desde ahora militares franceses ya están ya asociados a la planificación de las operación aéreas en Irak en la sede del estado mayor norteamericano de Centcom en Tampa (Florida).

¿Porqué este primer plano de Francia si a nivel militar los Estados Unidos no tendrían necesidad de la aviación francesa para hacer su trabajo?. La respuesta es una mutua conveniencia política a uno y otro lado del Atlántico. Del lado norteamericano, Obama está interesado en mostrar que no son solo los EEUU los que están detrás de los yihadistas, sino que lo apoya una vasta coalición internacional.

A falta de implicación militar, una vasta coalición de países busca dar un aval político a esta peligrosa nueva intervención norteamericana. Éste es la función de la Cumbre copresidida por Irak y Francia realizada hoy en la capital francesa junto a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y unos 39 países de Occidente y Medio Oriente que participan de alguna manera en la coalición que está armando los EEUU.

Del lado francés, por su parte, París logra hacerse la ilusión de aparecer, de forma no muy costosa, en un teatro de operaciones donde hace tiempo que no juega un rol importante. El viaje de Hollande, la Conferencia en París, algunas bombas bien tiradas contra los yihadistas en los próximos días luego de la entrega de ametralladoras de 12,7 mm y la entrega de ayuda humanitaria a los kurdos, todo bien registrado por las cámaras.

A su vez, la crisis iraquí es uno de las pocas cuestiones que a nivel interior hace consenso entre la clase política francesa. El antiguo ministro de defensa de Sarkozy y hoy día miembro del partido de centro (UDI), Hervé Morin, reivindica el rol de la Francia en este conflicto. Recientemente, el ex primer ministro François Fillon y Pierre Lellouche (ambos del partido de derecha UMP) viajaron a Irak, para apoyar a los cristianos de Oriente, una causa popular en la opinión pública. Incluso el asesor internacional de Marine Le Pen, Aymeric Chauprade aprueba los ataques estadounidenses y el apoyo francés.

Próximamente Libia

Pero la realidad, es que la verdadera guerra que le interesa a París esta frente a las costas del Mediterráneo.Hace unos días, el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, pidió la intervención dirigida por Francia en Libia, diciendo que este país se estaba convirtiendo en un "centro para los grupos terroristas".

En Libia la hipocresía francesa no le va en zaga a la norteamericana en Irak. Es que hace tres años, Francia e Inglaterra con la ayuda logística de los Estados Unidos bombardearon este país, armando una coalición de milicias islamistas vinculados con Al Qaeda y las fuerzas tribales para destruir el Estado libio y asesinar a su gobernante, el coronel Muammar Gaddafi. Ahora, ellos están aprovechando cínicamente el caos que desataron, en Libia como una razón para invadir el país de nuevo, supuestamente para luchar contra las mismas fuerzas islamistas que sostuvieron en 2011.

Es por eso que una vez por todas habría que erradicar de la faz de la tierra la fuente primera de todos estos desastres: la dominación imperialista mundial. Sea presentada como humanitaria y una ayuda a las revoluciones árabes, como fue el caso en Libia; la única salvación a los refugiados perseguidos y asesinados por los yihadistas es ahora en Irak o para frenar el caos como es el caso en Libia, estas intervenciones militares agravan los supuestos males que pretenden resolver, incrementando el número de países que han quedado destruidos, como tierra arrasada después de la acción de las potencias imperialistas.

El estado calamitoso en el que quedan los países intervenidos durante años es una muestra más de la decadencia del imperialismo norteamericano, al que sigue en su protagonismo más allá de sus escasos medios económicos el imperialismo francés, que no pueden garantizar la más mínima estabilidad de todo lo que tocan.







Temas relacionados

París   /    Atentado en París   /    Francois Hollande   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO