Géneros y Sexualidades

#WOMENSMARCH

Histórico: la marcha de las mujeres colmó las calles contra Trump

La marcha de las mujeres convocada el primer día de nueva administración republicana se transformó en una multitudinaria expresión de bronca contra Trump.

Celeste Murillo

@rompe_teclas

Sábado 21 de enero | Edición del día

Fotografía: marcha de las mujeres en Washington (@L0UlSCUL0N).

La convocatoria de la marcha de mujeres superó todas las expectativas de las organizaciones. La protesta realizada el primer día de la nueva administración republicana se transformó en una masiva expresión de bronca contra Donald Trump. Las marchas se extendieron fuera de Estados Unidos, con importantes movilizaciones en ciudades europeas.

Te puede interesar: Por qué marchan las mujeres en Washington.

Cientos de miles de mujeres, con gorros tejidos color rosa (que se transformó en su símbolo anti Trump), pancartas y carteles caseros, marcharon en Washington DC (la capital de EE. UU.), en Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Boston, entre otras, para manifestar su repudio a Trump en su primer día en la Casa Blanca.

La masiva convocatoria tuvo como uno de sus motores las declaraciones misóginas y machistas de Trump desde su campaña presidencial, acompañadas por una retórica xenófoba y racista. A su vez, legisladores y funcionarios republicanos han amenazado con revertir y limitar el derecho al aborto y desfinanciar la salud reproductiva.

Te puede interesar: Mucha demagogia en el discurso inaugural de Trump

Las masivas marchas de mujeres en Washington superaron las expectativas de las organizadoras, que habían anunciado la presencia de 200 mil personas: se estima que medio millón asistió solo a la marcha en la capital. La movilización no consiguió llegar a la Casa Blanca por la multitud que se extendía cerca de 1,6 kilómetros.

La movilización en Chicago fue tan multitudinaria que los organizadores debieron cancelarla y realizar un acto porque era imposible avanzar por el recorrido planificado. La organización esperaba cerca de 50 mil personas, pero asistieron 250 mil.

También se realizaron marchas masivas en Nueva York y Los Ángeles, y miles de personas se sumaron a las convocatorias en muchas ciudades como Denver, Boston, Seattle, Portland, Austin, Filadelfia, por mencionar solo más numerosas.

Las marchas no se limitaron a Estados Unidos. Desde temprano, en varias ciudades europeas miles de mujeres se movilizaron en solidaridad con la marcha en Washington. Una de las más destacadas por su masividad fue Londres, donde se movilizaron cerca de 100 mil personas. También hubo protestas en Barcelona, Berlín, París, Ámsterdam.

En el acto central en Washington personalidades como el director de cine Michael Moore llamaron a cambiar la dirección del partido Demócrata y presionar a los legisladores. A su vez, en Boston el discurso de la senadora Elizabeth Warren, reconocida como parte del ala progresista del partido, buscó canalizar la bronca y la disposición a defender los derechos hoy amenazados por la administración Trump hacia la oposición demócrata.

Un tono similar tuvieron otros discursos y la cobertura de gran parte de los medios, todo al servicio de transformar el repudio en las calles en una oposición domesticada liderada por el partido Demócrata.

Te puede interesar: La marcha de mujeres y la trampa demócrata.

Sin embargo, la masividad de las movilizaciones supera incluso a la dirección demócrata, que resultó muy debilitada luego de la derrota de Hillary Clinton en las elecciones, y aún debe recomponer un nuevo liderazgo. La jornada histórica plantea el desafío de transformar el día 1 de la presidencia de Trump en el primer paso para construir y fortalecer movimientos sociales y políticos independientes de ambos partidos.








Temas relacionados

#WomensMarch   /    Donald Trump   /    Estados Unidos   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO