Sociedad

TORNEOS BONAERENSES 2015

Héroes

Los chicos de la Escuela Especial N° 505 de Lomas de Zamora ganaron en la categoría de Fútbol Especial de los torneos que se desarrollaron en Mar del Plata. Un trabajo conjunto de estudiantes, docentes y familias.

César Gómez

Congresal SUTEBA Lomas de Zamora

Martes 29 de septiembre de 2015 | Edición del día

“(…) Podemos ser héroes
Sólo por un día
Podemos ser héroes
No somos nada
Y nada nos va a ayudar
Tal vez nos estamos mintiendo
Entonces es mejor que no permanezca
Pero podríamos estar más seguro
Sólo por un día”
David Bowie

Los chicos de la Escuela Especial N° 505 de Lomas de Zamora, luego de ganar las instancias distrital y regional en Fútbol Especial (los torneos bonaerenses tienen categorías Especial y Convencional) viajaron a las finales de los Juegos Bonaerenses 2015 que se desarrollaron en Mar del Plata entre los días 21 y 26 del presente mes.

Dejaron en el camino no solo los circunstanciales rivales deportivos, sino que, aunque sea “sólo por un día”, atrás quedaban las grandes dificultades que atraviesan los y las chicos y chicas (y sus familias) que deben transitar la escuela especial. Es que en una provincia que viene “metiendo a los chicos en la escuela” y recién ahora “pensará en la calidad educativa” (palabras no mías, sino del gobernador de Buenos Aires y candidato presidencial oficialista Daniel Scioli), no es fácil ser estudiante de una escuela especial que se vacía cada vez más. Los talleres donde deben aprender los primeros pasos de un oficio cuentan con escasísimas herramientas (por ejemplo, talleres de carpintería con entre 12 y 15 alumnos con 2 serruchos, 1 escofina, y las lijas y la madera dependiendo de que las y los profes las lleven). Talleres y secciones pedagógicas que se “arman” según la edad de los chicos y no según las destrezas de los mismos (llevando a constantes frustraciones tanto de los chicos como de las y los profes), todo porque el nuevo régimen académico, parado en una falsa inclusión, así lo marca. Falsa, porque no puede haber inclusión que lleve al fracaso constante. Falsa porque no podemos medir la inclusión solo por el hecho de que estén adentro de la escuela.

Contra todo eso, este grupo de chicos (al igual que los de los demás distritos) fue a ver cómo convertirse en héroes. Y así, las y los docentes de la 505 de San José fueron consiguiendo las camisetas para que el equipo luzca dignamente (el Club Temperley, luego de la insistencia tenaz de la directora, donó el juego de camisetas que usaron), se juntó plata para las medias, las canilleras y para que nada les faltara. En realidad, se hizo lo que se hace todos los días en las escuelas públicas, que es conseguir lo que el Estado no manda (¡y nunca reconoce!).

Y fueron pasando los rivales, hasta que llegó la final tan deseada. Un abultado 12-2 fue el resultado final, casi una anécdota. Estos chicos en estos días saldrán en algún medio lómense -las autoridades municipales se “matarán” por sacarse una foto con ellos- contra todo se han convertido en héroes. Pero al volver a la escuela, los diarios ya no estarán, menos las autoridades, sí se van a encontrar con sus historias y sus docentes, esos que les ayudan día a día a pelearle a las dificultades, a hacer un poco menos dura la vida que les tocó. Esos docentes que dejan todo por la escuela pública y en esta pelea desigual juegan todo el tiempo a ganador. También son héroes en esta historia. ¡Salud campeones!

“(…) Oh que podemos ganarles
Para siempre jamás
Entonces podemos ser héroes
Sólo por un día (…)”







Temas relacionados

Torneos    /    Educación especial   /    Lomas de Zamora   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mar del Plata   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO