Medios de comunicación

SIN AGUANTE

Hernán Brienza: “Como viejo mosquetero, me voy a la taberna del pueblo…”

El periodista afín al Gobierno anterior anunció su retiro por Facebook, mientras, según dice, Cambiemos pone al país “de rodillas”. Aseguró estar censurado y que ni los medios K lo quieren.

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Viernes 23 de diciembre de 2016 | Edición del día

“Como viejo mosquetero, me voy a la Taberna del Pueblo…” sostuvo en un post en su cuenta de Facebook, el periodista e historiador Hernán Brienza. El objetivo de su publicación fue anunciar su retiro, porque según dijo hace un año está “censurado” y ni siquiera los medios K lo quieren porque está “muy quemado”.

En el breve texto que difundió por redes sociales, no escatimó en el uso de puntos suspensivos ni de metáforas: se comparó con Frodo, el personaje de la saga El Señor de los Anillos, dijo ser un “viejo guerrero” y se definió como uno de los mejores “coroneles mediáticos”.

“Frodo, después de destruir el anillo del poder dejó todo y se dedicó a escribir… porque no podía volver a su vida de antes ni podía seguir adelante con la nueva vida sin épica… Por eso tomó el barco hacia la otra vida… Ya terminé mi último libro… sale en marzo… Quizás sea tiempo de tomar esa vieja barca rumbo a lugares desconocidos… a nuevas playas y nuevas orillas…”, sostuvo en uno de los pasajes de su texto descargo.

Según denuncia Brienza “los Lanata, los Leuco, los Majul, los Fantino y tantos otros operaron a favor de un gobierno de mierda que encontró un país en pie y en un año lo puso de rodillas…”, vaya afirmación. El periodista decide retirarse de la vida pública para retraerse a su vida privada, asegura ser un guerrero que sabe reconocer cuando “sus generales no lo necesitan” y ahora se convierte en un “viejo mosquetero” que se recluye en la taberna. Todo esto, en un contexto en el que ve cómo un Gobierno ajustador “pone de rodillas” a su pueblo.

Solo por mencionar un ejemplo que Brienza parece no tener muy en mente: los trabajadores del Conicet no parecen estar de rodillas, sino peleando contra el ajuste de Cambiemos. Afortunadamente, existen ejemplos que muestran de que en términos de relaciones de fuerzas entre el capital y el trabajo en Argentina, entre el avance ajustador y las conquistas de la clase obrera y los sectores populares, no está todo dicho todavía. Asegurar que el país ya está de rodillas quizá le sirva a Brienza para justificar su propia derrota … ¿Resistiendo con aguante?

En el momento más autocomplaciente del texto que hizo trascender, solicitó que se le permitiera la “poca modestia, de haber estado entre los mejores coroneles mediáticos que defendimos el salario de las mayorías…”. ¿Salario? El día que el FpV en la Cámara de Diputados votó junto con el oficialismo y el Frente Renovador la reforma al impuesto al salario, parece que la palabra que eligió Brienza no fue la mejor. Cualquiera diría que abundan las duras críticas de Brienza, o cualquier “defensor del salario de las mayorías” que se precie de tal, durante todo el período kirchnerista por el impuesto al salario, así como por las paritarias con techo y ni qué decir de los millones de precarizados que ganaron durante toda la década ganada un salario muy por debajo de la canasta básica.

Sin embargo, esto sería muy difícil de encontrar. Brienza fue candidato por el FpV en 2015 y en 2013 tuvo el privilegio de ser uno de los pocos periodistas que pudo entrevistar a CFK en un mano a mano, luego de años de que la ex presidenta se negara a ese nivel de exposición con periodistas.

El alineamiento del periodista con los gobiernos kirchneristas fue acrítico, al punto de llegar a justificar la corrupción: “La corrupción –aunque se crea lo contrario– democratiza de forma espeluznante a la política”. “Sin la corrupción, pueden llegar a las funciones públicas aquellos que cuentan de antemano con recursos para hacer sus campañas políticas” afirmó en mayo a través de una columna del diario Tiempo Argentino.

Como se vio a lo largo del primer año de gestión de Cambiemos, sus generales evidentemente no lo necesitan si lo que quiere él es batallar. En todo caso lo que expresan los acuerdos alcanzados por el FpV y Cambiemos en el Congreso, es que lo que buscan negociar, garantizar gobernabilidad y posar de opositores con la mente puesta en 2017. Si me necesitan me llaman, sostuvo Brienza. Quién dice y quizás lo llamen el año que viene.






Temas relacionados

Hernán Brienza   /    Periodismo   /    Kirchnerismo   /    Salario   /    Medios de comunicación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO