Géneros y Sexualidades

LGTBIFOBIA

Hazte Oír reparte panfletos contra la “conversión de individuos en homosexuales” en las escuelas

Antes de que se apliquen unas exiguas leyes contra la LGBTIfobia en el ámbito educativo de algunas comunidades autónomas, el lobby Hazte Oír ya reparte propaganda contra la diversidad sexual en las escuelas.

Jorge Remacha

Sindicato de Estudiantes de Izquierdas, Zaragoza

Lunes 28 de noviembre | 19:40

Foto: Hazte Oír

Una fotografía de los años 40 en la que se ve a dos niños haciendo el saludo fascista a un cartel con la cara de Franco editada para cambiarla por la bandera arcoiris. Es la portada de unos panfletos que está repartiendo Hazte Oír por centros educativos con el título “¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual”. Esta es la nueva ocurrencia del lobby ultracatólico que hacía campañas contra empresas que hacían anuncios con parejas del mismo sexo, negaba la existencia de la violencia machista o afirmaba estar perseguido por la “Inquisición Gay”.

“Es mucho lo que nos jugamos. Combatir esta forma de adoctrinamiento ideológico es una obligación de todos”. Así el panfleto denuncia lo que considera la “entrega de la educación al colectivo LGBT”, en relación a la aprobación de protocolos contra la LGBTIfobia en el ámbito educativo en 10 comunidades, calificados de “perversos y totalitarios”, así como de "amenaza real para las libertades”.

El panfleto anima a denunciar aquellos materiales escolares “anómalos” en los que afirman que “mientras se facilita y premia la conversión de individuos en homosexuales, se niega y castiga la posibilidad en sentido inverso”. También carga contra los intentos de prohibir las terapias de “abandono de la homosexualidad”, aún legales en el Estado Español y causantes de numerosos trastornos y un amplio porcentaje de suicidios.

Sin embargo, estas leyes lejos de suponer un cambio radical en la terrible situación para adolescentes LGBTI en los institutos, abarca cambios que, aunque suponen un avance, no ofrece ningún tipo de solución a los casos de bullying LGBTIfóbicos que afecta a la práctica totalidad de las personas abiertamente no heterosexuales en los centros educativos. Estos cambios incluyen la elección de vestuarios, nombre y uniforme para el alumnado trans o la intención de “proteger de la discriminación por orientación sexual o expresión de género” promulgada en abstracto y sin aplicarse.

¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijx en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual, escribimos parafraseando a Hazte Oír. Y es que la transmisión de represivas normas sobre sexoafectividad está presente en numerosos libros de texto bajo un discurso reduccionista y biologicista, y especialmente en los libros de Religión Católica, que pondera desde la aplicación de la LOMCE como una asignatura científica y es de impartición obligada en todos los centros educativos.

Así mismo, la educación sexual es testimonial en los centros educativos, y pese a su casi inexistencia, se suele explicar bajo patrones heteronormativos que excluyen la diversidad de orientación y percepción del género y sin comentar el machismo en las relaciones entre otras múltiples opresiones patriarcales.

Así, pues, no sólo resulta irónico que sectores vinculados a la Iglesia Católica afirmen sufrir una persecución inquisitorial, sino que además es una de las instituciones más patriarcales y LGBTIfóbicas históricamente hablando. El Papa Francisco, siguiendo la línea tradicional de la Iglesia Católica, llegó a afirmar que la "familia estaba amenazada por el matrimonio homosexual" y que el "matromonio gay estaba motivado por el diablo”.

La exigencia de que los asuntos religiosos, incluida su moral conservadora, se mantengan en el ámbito de lo privado es absolutamente necesaria para quienes defendemos la libertad de expresión y el fin de la represión sexual. Para ello es indispensable la separación total de la Iglesia (que cuenta con, entre otros privilegios, un tercio de los centros educativos del Estado Español) de la educación y el Estado.

*Animo a releer algunas de las frases que destacamos del panfleto LGBTIfóbico de Hazte Oír descontextualizadas, puesto que de esta manera, podrían ser perfectamente enunciadas en el sentido contrario. Así podemos afirmar que “combatir esta forma de adoctrinamiento ideológico es una obligación”, frente a “una amenaza para las libertades”, pero para contraatacar a la injerencia de la moral heteropatriarcal en la educación, reprimiendo desde la infancia.




Temas relacionados

Patriarcado   /   Heteropatriarcado   /   LGTBI   /   Machismo   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO