Política

DOLOR Y COMPROMISO

Hasta siempre, querida Chicha Mariani: incansable luchadora por la verdad y la justicia

Murió María Isabel Chorobik de Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, tras 42 años de lucha independiente del Estado y sus gobiernos. Se fue sin poder hallar a Clara Anahí, su nieta.

Lunes 20 de agosto | 22:07

El domingo 12 de agosto María Isabel Chorobik de Mariani, Chicha, no pudo asistir al acto en conmemoración de un nuevo cumpleaños de su nieta Clara Anahí Mariani Teruggi, quién aún no recuperó si identidad.

Su estado de salud ya había alcanzado un estado crítico y el acto en la emblemática casa de la calle 30 de la ciudad de La Plata debió hacerse sin ella.

Leé también “Es tiempo de encontrarte, Clara”

Este lunes a la noche, a sus 94 años, Chicha dejó de respirar. Según se informó desde el entorno familiar de Chicha, su sepelio se realizará este martes en la sede del Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata (calle 7 entre 47 y 48) de 8 a 15 horas.

Luchadora imprescindible

Chicha murió tras 42 años de lucha incansable por Memoria, Verdad y Justicia.

En su consecuente y tenaz pelea por encontrar a su nieta, fundó Abuelas de Plaza de Mayo junto a otra abnegadas mujeres como Mirta Baravalle, Licha de la Cuadra y Elsa Pavón.

Ellas fueron protagonistas directas de la recuperación de la identidad de 59 personas de las 128 encontradas hasta el momento, en una lucha inclaudicable contra el mismo Estado que arrebató esas vidas durante la dictadura genocida y que hasta hoy se ha negado a encontrar a cientos de nietos y nietas que faltan.

Leé también Chicha Mariani: “Que la juventud tome la posta para encontrar a los nietos que faltan”

Hace poco menos de dos años, en una entrevista con La Izquierda Diario, Chicha afirmaba que “el Estado nunca se ocupó de reparar, investigar y restituir a los niños apropiados”.

Y agregaba que “aún el Estado tiene que destrabar todos los archivos de la Fuerzas Armadas y de inteligencia; lo que se hizo fue parcial e insuficiente y no aportó claridad. Y además debió solicitarse mucho antes al Vaticano la apertura total de los archivos de la Iglesia, el mayor archivo de datos. Se hizo poco”.

En esa misma conversación dejó un mensaje que hoy, ante la triste noticia de su muerte, adquiere una enorme potencia: “a la juventud le digo que del camino recorrido en estos 39 años rescato, además de los nietos recuperados, que defiendan el legado del Derecho a la Identidad y que desnaturalicen cualquier modo de apropiación. Pasó antes de la dictadura, durante, después y ahora. Y que tomen la posta para encontrar a los nietos que faltan”.

La Izquierda Diario saluda con profundo pesar tanto a la familia como a las compañeras y los compañeros de lucha de Chicha. Y recoge el mensaje de la gran luchadora como un compromiso inclaudicable.

¡Hasta siempre, querida Chicha Mariani!







Comentarios

DEJAR COMENTARIO