Internacional

BRASIL

Haddad promete a líderes evangélicos no legalizar el aborto

A un día de conocerse el acuerdo con la Iglesia católica en la que Haddad se comprometía a no legalizar el aborto, el candidato del PT se reunió con líderes evangélicos y les prometió lo mismo.

Miércoles 17 de octubre | 13:24

El candidato del Partido de Trabajadores (PT), Fernando Haddad, se reunió este miércoles con líderes evangélicos y firmó un manifiesto en el que se comprometió a no impulsar la legalización del aborto si vence en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil.

El acuerdo con los evangélicos llega a tan solo un día de hacerse conocido la reunión con la jerarquía de la Iglesia católica en la que Haddad ya se había comprometido a no avanzar en la legalización de ese derecho. Derecho que ya fue negado durante los más de 12 años de gobierno del PT, incluyendo los de Lula y Dilma.

Te puede interesar: Haddad y un acuerdo con la Iglesia católica contra la legalización del aborto

Las jerarquías de ambas iglesias estaban divididas desde la primera vuelta. Mientras que los evangélicos apoyaron abiertamente al misógino y homofóbico Bolsonaro, lo que aumentó su caudal de votos en la semana previa a la elección, la Iglesia católica se pronunció a favor de apoyar a Haddad en segunda vuelta.

Como se ve, este apoyo no es gratuito. Haddad quería garantizarse algún tipo de apoyo de los sectores evangélicos para sumarlos a los de la Iglesia católica, y eso significó la firma de un manifiesto con ambas jerarquías en los que, entre otros puntos, niegan de plano el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Bolsonaro, por su parte, ya afirmó que va a abolir incluso la autorización del aborto para los tres casos permitidos (violación, riesgo de muerte de la madre, inviabilidad del feto).

Para intentar ganarse el favor de los evangélicos, Haddad rechazó de plano enviar al congreso leyes que ataquen los beneficios de esa Iglesia u otras a favor de los derechos de las mujeres o de la diversidad sexual.

"Ninguno de nuestros gobiernos mandó al Congreso leyes inexistentes por las cuales nos atacan", indicó Haddad, y citó entre ellas la legalización del aborto, la tributación a los templos, la prohibición de culto público o "la elección de sexo para los niños".

Haddad firmó una serie de compromisos y divulgó además un manifiesto "al pueblo evangélico" en el que remarcó que en su programa de gobierno no consta ninguna iniciativa para despenalizar el aborto.

En la carta, el candidato del PT intercaló sus comentarios con citas textuales extraídas de la Biblia, como un pasaje del evangelio según san Mateo en el que se alerta de "falsos profetas" que se disfrazan de "ovejas", pero que en su interior "son como lobos devoradores". Lo que sería una metáfora contra Bolsonaro pero para fundamentar el ataque contra los derechos de las mujeres.

Haddad se afirmó en el escrito como un "cristiano" que viene de una "familia religiosa desde su abuelo, quien trajo su fe del Líbano cuando migró a Brasil para construir una vida mejor para su familia".

Según la legislación en vigor en Brasil, el aborto sólo puede ser realizado en caso de violación, riesgo de muerte para la madre y cuando sea comprobada la anencefalia del feto, y aun así en todos los casos debe ser autorizado por la Justicia.

Aún cuando los abortos clandestinos implican miles de muertes al año, Haddad demuestra estar dispuesto a seguir los pasos de Lula y Dilma, de hacer acuerdos con las Iglesias como base de apoyo electoral poniendo como moneda de cambio la vida de las mujeres.

Las encuestas muestran que el 70% de los evangélicos apoyan a Bolsonaro, un sector que antes tenía mucho peso entre los votantes del PT. Este acuerdo presentado por Haddad no es más que la búsqueda desesperada por rescatar al menos parte de esos votos.

Hay también otros temas que entran en choque con los intereses de los evangélicos y católicos, como la educación sexual en las escuelas. Esta es también una deuda que dejan los 13 años de gobiernos del PT y que hoy habilita la reacción de Bolsonaro y sus aliados que quieren incluso escuelas militarizadas y desterrar cualquier tipo de educación sexual de las escuelas.

Te puede interesar: Brasil: la alianza entre el PT y la Iglesia que bloqueó el debate por el aborto legal







Temas relacionados

Elecciones Brasil 2018   /    Fernando Haddad   /    Jair Bolsonaro   /    Iglesia   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Iglesia evangélica   /    Dilma Rousseff   /    Lula da Silva   /    Iglesia Católica   /    Aborto   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO