Internacional

MIGRANTES

Hacinamiento y contagios: el combo del que huyen desesperados los migrantes en Sicilia

En las últimos días se registraron dos fugas masivas en centros de acogida. El maltrato hacia las personas que han migrado llega a límites brutales.

Martes 28 de julio | 11:15

Foto: @Musumeci_Staff

Sicilia se convirtió en el centro de las miradas en Italia en las últimas horas. El maltrato brutal al que son sometidos miles de migrantes volvió a quedar al desnudo. El hacinamiento y las pésimas condiciones existentes en los (mal) llamados centros de acogida dispararon dos fugas masivas.

Una ocurrió en el centro de Caltanissetta. La otra en Porto Empedocle, en las afueras de la ciudad de Agrigento. En este último centro se encontraban hacinadas 520 personas, cuando el lugar tiene capacidad para apenas 100.

La otra fuga fue protagonizada por 184 personas de origen tunecino. Huyeron el domingo, rompiendo las rejas de entrada del lugar. Algunos de ellos huyeron descalzos, lo que da la pauta de la desesperación existente.

La respuesta del Estado italiano, para no innovar, será nuevamente la represión. La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, anunció que el Gobierno central enviará militares, demás de buques, que será utiliazados como "naves-cuarentena". Es decir, se cambia un hacinamiento brutal por otro del mismo tipo.

El trato hacia los migrantes en Italia es brutal. Esa brutalidad no ha hecho más que recrudecer bajo los efectos de la cuarentena. Hace poco más de dos meses los trabajadores migrantes del sector rural fueron a la huelga para no morir por los contagios. "No somos carne de matadero”, gritaron en ese entonces, mientras se negaban a seguir trabajando en condiciones ultraprecarias.

Esa bronca que estalla no tiene lugar solo en italia. En otros países del llamado viejo continente el reclamo contra la precariedad de las condiciones de vida y de trabajo crece. Lo ocurrido en Sicilia es un extremo de esas situaciones de maltrato.

Te puede interesar: Pietro Basso: “En Europa los inmigrantes pueden ser el motor de un despertar general”

En las últimas semanas salieron a la luz decenas de casos de rebrotes de Covid-19 en toda Europa. Muchos de ellos están relacionados a trabajadores migrantes superexplotados en granjas o frigoríficos. Los Estados capitalistas europeos utilizaron a trabajadores migrantes de África, Medio Oriente o Europa del este, para trabajar como temporeros en el campo o en condiciones infrahumanas en frigoríficos. Este esquema también se ve en Estados Unidos con los migrantes mexicanos y centroamericanos.

En todos los casos trabajan en condiciones inseguras, sin elementos de protección para el coronavirus, viven hacinados en containers o barracas, y terminan contagiados, aislados, perseguidos y reprimidos por la Policía. El caso de Italia, se vio días antes en los frigoríficos y las granjas de Alemania o en los campos del Estado español.







Temas relacionados

Migrantes   /    Refugiados   /    Italia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO