Política

PANDEMIA

Hacinamiento récord en comisarías bonaerenses

Un relevamiento de la Comisión Provincial por la Memoria, indica que los índices de sobrepoblación y hacinamiento extremo han llegado al mayor pico en quince años. El organismo advierte que esta situación, sumada a las atroces condiciones de detención, se agravan frente a la pandemia del Covid-19.

Domingo 9 de agosto | 17:27

Fotos: CPM

En las cárceles y comisarías el hacinamiento y las condiciones inhumanas de detención se agravaron con la pandemia. Un relevamiento de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) señala que la sobrepoblación en las comisarías bonaerenses alcanzó su récord de los últimos 15 años, con 5.480 personas detenidas en 1.199 cupos disponibles.

De acuerdo a lo informado por el organismo, los datos muestran la grave crisis humanitaria que sufren las personas allí detenidas: el mes de agosto registró un récord de sobrepoblación y hacinamiento extremo en comisarías de la provincia de Buenos Aires, que ascendió al 357 %. En el relevamiento aseguran que se están vulnerando sistemáticamente los derechos humanos y exponiendo a las personas detenidas al deterioro de sus condiciones de vida y las ubica en un serio riesgo de muerte.

El organismo señala que: "Pese a los pedidos de clausura y las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se constató que continúan funcionando en condiciones de extremo hacinamiento y deshumanización".

La CPM junto al Comité Nacional de Prevención de la Tortura, realizaron inspecciones a dos comisarías bonaerenses: la 3ª de Quilmes y la 2ª de Virrey del Pino. Ambas están alcanzadas por medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pero sin embargo, siguen alojando personas en condiciones que generan riesgo de vida crítico.

La comisaría 3ª de Quilmes está actualmente alcanzada por una medida cautelar de la CIDH que en 2019 prohibió su funcionamiento y además se encuentra clausurada por una orden judicial de junio de 2020. Antes de esta clausura el cupo disponible era de 12; en la inspección realizada, se constató que había 52 personas detenidas, lo que implica un 333 % de sobrepoblación.

El informe señala: "Las 52 personas detenidas conviven en dos celdas colectivas y cuatro individuales. Comparten un sector común que es un espacio cerrado, sin ingreso de luz natural ni ventilación. El encierro y la humedad densa dificultan la respiración. Todos comparten un único inodoro. En estas condiciones, la alimentación adecuada prácticamente no existe y la comunicación con el exterior depende de un único teléfono que es llevado a los internos a requerimiento. Para dormir se reparten entre camastros de cemento y el piso. Según informó el comisario sólo hay 10 colchones. Así que la mayoría duerme sobre mantas o deben turnarse para hacerlo".

En caso de la comisaría 2ª de Virrey del Pino si bien no tiene clausura judicial, sí se encuentra alcanzada por una medida cautelar de la CIDH de 2016 que prohíbe el alojamiento de personas. Antes de esta decisión había cupo para 8. Durante la inspección conjunta se constató que había 33 personas detenidas, es decir un 312 % de sobrepoblación. Semejantes condiciones son calificadas por el Derecho Internacional como torturas, y esto pasa en las comisarías bonaerenses todos los días.

Además de la sobrepoblación, hacinamiento y condiciones inhumanas de detención, se comprobó particularmente la evidente ausencia de mecanismo de control y cuidado respecto de situaciones de riesgo vinculadas con la pandemia de Covid-19. Las personas que ingresan detenidas son alojadas en celdas donde ya hay otras personas sin que se les aplique ningún protocolo preventivo.

Tal como denuncia la CPM, lo constatado en Quilmes y Virrey del Pino no es una excepcionalidad, sino una muestra del grave estado estructural en que se encuentran las comisarías del país y en la provincia de Buenos Aires. "Las masacres ocurridas en los últimos años en la comisaría 1ª de Pergamino y las 3ª de Esteban Echeverría que produjeron las muertes de 17 personas fueron la consecuencia más extrema de este sistema que bajo estas condiciones produce diariamente nuevas víctimas".

En la zona norte del Gran Buenos Aires la situación en las comisarías también es crítica. En la Seccional 3 era de Vicente Lopez, los veinticinco detenidos allí alojados deben hacer sus necesidades en bolsas de plástico, ya que los baños están tapados y además sus familiares denuncian que hay algunos de los con síntomas de Covid-19 y no reciben atención médica, a pesar de haberse confirmado casos positivos.

En la localidad de San Fernando la situación se repite, al igual que en la Comisaría de Martinez en la que hay cupo para 12 detenidos y hay 35, sin luz, sin aire.

¿Quiénes están en las cárceles y comisarías?

El relevamiento de la CPM indica que, como ocurre en la mayoría de los casos de las personas privadas de su libertad, lo están por delitos menores, en especial contra la propiedad y narcomenudeo, y han permanecido detenidas más tiempo del establecido por ley; varias de ellas durante muchos meses llegando a casos que superan el año de detención en comisarías.

Esto se repite en las miles de personas privadas de su libertad sin condena, alrededor del 50% de la población carcelaria, que además proviene de los sectores más castigados y vulnerables de la sociedad. De acuerdo a datos que se desprenden de un informe elaborado por el Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia (CELIV), la mayoría de las personas detenidas cumple prisión por delitos menores, que desde 2013 a 2019 la población carcelaria aumentó un 55%; que el 42% de ellos cursó estudios hasta la primaria; y que el 72% de quienes ingresaron a la cárcel en los últimos 16 meses lo hicieron por delitos patrimoniales o vinculados a drogas.

El plan estatal ante la crisis: más cárceles

Alberto Fernandez que junto a Axel Kicillof anunció un plan de obras en tres cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense, dejó claro cual es el plan estatal ante lo que según él será el aumento del delito: más cárceles.

Ante la crisis económica y el crecimiento de la pobreza y desigualdad, y la crisis sanitaria y social en curso, que más temprano que tarde encontrará como respuesta la lucha de las y los trabajadores y de quienes enfrentamos el ajuste y la represión.

Te puede interesar:

Construir más cárceles: la "oportunidad" que el Gobierno le quiere dar a los jóvenes

Como señala el artículo de Facundo Aguirre publicado en este diario: "El capitalismo donde ganen todos que pregona el presidente, parece que más bien piensa expulsar a la marginación y al crimen a una franja de la población, a la cual solo se ofrece una oscura prisión donde pasar sus días. Ni escuelas, ni trabajo, ni techo, ni pan, ni acceso a la cultura".

Te puede interesar:

Alberto Fernández: más cárceles para enfrentar la crisis







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Comisión Provincial por la Memoria (CPM)   /    Presos   /    Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)   /    Cárcel y castigo    /    Cárceles   /    Axel Kicillof    /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO