Política Estado Español

COYUNTURA POLÍTICA

Hacienda interviene las cuentas del Ayuntamiento de Madrid: “Hay 155 para todos”

Después de Catalunya llega el turno de Madrid. El ministro Montoro ha enviado este martes una carta al Ayuntamiento de Manuela Carmena advirtiendo que a partir de ahora Ministerio de Hacienda asume el control semanal de las cuentas públicas del consistorio.

Diego Lotito

Madrid | @diegolotito

Martes 7 de noviembre | 20:12

Hacienda considera que el equipo de Manuela Carmena “no ha reconducido su senda de gasto, comprometiendo de forma reiterada el cumplimiento de la regla de gasto”. En la carta enviada al consistorio, el ministerio dirigido por Montoro explica que Madrid sigue incumpliendo la regla del techo de gasto, en medio de una discrepancia entre ambas administraciones sobre el cálculo de esta norma financiera. Así, después de haber rechazado por tercera vez la semana pasada el Plan Económico y Financiero (PEF) presentado por el Gobierno de Carmena, el Ministerio tutelará semanalmente las operaciones financieras del Ayuntamiento.

El control se ejercerá directamente en comunicación con la interventora del gobierno municipal de Ahora Madrid y, según la carta, no se prevén contactos directos entre los técnicos ministeriales y Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía del Ayuntamiento.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria incluye una “regla de gasto” que impide que las administraciones aumenten su gasto público más allá de una tasa de referencia (basada en el crecimiento a medio plazo de la economía española). Según los cálculos de Hacienda, el ejecutivo de Ahora Madrid incumplió dicho techo de gasto fijado en la Ley de Estabilidad en unos 17 millones de euros en su primer año de gobierno (2015) y en 234 millones el año siguiente (2016), tras operaciones cuestionadas como la compra del edificio que funciona como sede del Área de Economía del Consistorio por 104 millones (un edificio que había sido cedido por el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón -PP- en 2004 por 99 millones, obligando al Ayuntamiento a pagar 6 millones anuales de alquiler hasta 2019).

Ante este incumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el ministerio ha aplicado las medidas coercitivas contempladas en los artículos 25 y 26 de la misma.

El Ayuntamiento de Manuela Carmena ha contestado que está "analizando y estudiando las acciones posibles", al mismo tiempo que ha señalado que "mantiene su compromiso con la ciudadanía madrileña y actuará con la responsabilidad institucional que ha demostrado", dos compromisos que sin embargo se presentan como mutuamente excluyentes.

La imposición de “medidas coercitivas” sobre el gasto público local se presenta como una pugna entre el Ayuntamiento liderado por Manuela Carmena y el Ministerio de Hacienda dirigido por Montoro. Sin embargo, la intervención de Hacienda tiene más que ver con la ofensiva recentralizadora del Régimen en el marco de la apuesta por resolver el conflicto catalán en clave reaccionaria que por un intento de frenar una “rebelión” del Ayuntamiento madrileño promoviendo el gasto público para hacer honor a sus compromisos electorales.

Por el contrario, el Ayuntamiento de Carmena ha cumplido escrupulosamente con el pago de la deuda y la Ley de Estabilidad Financiera, incluso a costa de incumplir su tibio programa reformista que decía impulsar medidas en favor de “los de abajo”.

De hecho, en junio, tras meses de negociaciones en los despachos, el equipo de Ahora Madrid aceptó el techo de gasto impuesto por Hacienda para el presupuesto 2017-2018, lo que supondrá un recorte en los presupuestos de 598 millones. Un proceso de negociaciones “por arriba” en los despachos ministeriales y municipales que ha dejado en una mera declaración de intenciones las palabras del concejal del área económica, Carlos Sánchez Mato, cuando decía que “cuando el Ayuntamiento genera más recursos, cuando tiene superávit, cuando ahorra por encima de ese límite, no puede gastarlo en lo que considera, sino en pagar anticipadamente la deuda a las entidades bancarias (…) eso es una aberración”.

Al mismo tiempo, Manuela Carmena y el Ayuntamiento de Ahora Madrid han dado luz verde con escasas modificaciones, uno a uno, a todos los grandes proyectos urbanísticos de Ana Botella.

La realidad es que en ningún momento Ahora Madrid se ha planteado desobedecer al Ministerio ni mucho menos llamar a la movilización contra la politica de austeridad impuesta desde el gobierno central. Lo que ha sucedido es que en el marco de la ofensiva recentralizadora del Régimen y el PP a partir de la crisis catalana, Montoro ha dicho que nada de hacer borrón y cuenta nueva con el gasto del 2016. Y así decretó su propio “155” en Madrid.

Cuando el nuevo lema del Régimen pareciera ser “hay 155 para todos”, el Ayuntamiento de Manuela Carmena no hará más que presentar algún recurso por la vía judicial, como ya adelantó la portavoz del gobierno local, Rita Maestre (Podemos).

La exjueza Carmena, que consideró “absolutamente ilegal” la declaración de independencia de Catalunya, así como “lo fue el referéndum” -una forma sutil de decir que la aplicación del 155 estaba avalada legalmente-, difícilmente vaya a rebelarse contra las imposiciones de Hacienda. Como ya lo ha demostrado hasta ahora, prefiere seguir pagando religiosamente la deuda, aceptando recortes y malvendiendo el suelo público al mejor postor, que quebrar la ley.






Temas relacionados

Cristóbal Montoro   /   Ayuntamiento de Madrid   /   Política Estado Español   /   Ahora Madrid   /   Manuela Carmena   /   Madrid   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO