Juventud

CÓRDOBA/UNIVERSIDAD

Hacia los encuentros estudiantiles: las voces de la UNC

Estudiantes de distintas carreras de la UNC nos cuentan su experiencia ante la crisis social y económica que se desata sobre la juventud y señalan la necesidad de organizarse y luchar por un futuro mejor para las nuevas generaciones.

Lunes 27 de julio | 12:36

“En el grupo de Whatsapp de la carrera, en pocos días, 20 compañeros contaban que la dejaban porque no podían acceder a los materiales, estaban en una situación económica terrible o tenían familiares a cargo, tenemos que pelear porque ellos puedan seguir” nos cuenta una estudiante de Derecho.

Esto se repite en todo el país, están quedando afuera de las facultades estudiantes que no tienen computadora propia o internet. En La Plata y Rosario, donde cursan 200 mil estudiantes, las autoridades dicen que hay un 40 % de deserción. En Córdoba, por responsabilidad del rectorado, ni siquiera hay números públicos, aunque todos los estudiantes lo vemos en nuestras carreras. No es una cifra: son nuestres compañeres que están siendo expulsados.

Para nuestras autoridades, parece que quienes no tienen condiciones económicas suficientes, merecen ser descartados en este régimen virtual impuesto desde arriba que no se consultó con estudiantes ni docentes.

Juan, estudiante de programación, ve como "La UNC pone plata para un software de vigilancia, como el Respondus, o para darle al vaticano las plataformas virtuales públicas para que pongan en pie su universidad. Pero mira para otro lado cuando se habla de deserción".
No solo están completamente invertidas las prioridades, sino que se mantiene el mismo presupuesto que el votado en 2018.

A nivel nacional, el Gobierno de Alberto Fernández no revirtió el presupuesto devaluado y de ajuste que dejó Macri en 2018. Como dice Fabri, ingresante de Filosofía: “Alberto Fernández dice que la educación es prioridad, pero no hace nada por las universidades y la educación pública, que es una de las cuestiones a atender. Ahora anuncian que van a retomar obras que habían quedado paradas, pero no dicen qué va a pasar frente a la necesidad de implementar un presupuesto de emergencia para financiar becas integrales, para que nadie abandone y para aumentar el salario docente.
Cada día que pasa están más precarizados, aumentó su trabajo, recibieron el aguinaldo en cuotas y no les garantizaron capacitación ni recursos para dar clases online". Y como dice Ro, con la política del Respondus y el reconocimiento facial "Es terrible, porque significa más control social, pero también es anti pedagógico, porque busca enfrentar a los docentes con los estudiantes".

Estamos en medio de una emergencia universitaria, pero la situación general no es mejor, sigue avanzando la crisis económica y social. Durante la pandemia, a miles de trabajadores les despidieron o les recortaron el salario. Algunas familias viven solo con los diez mil pesos de un IFE que no alcanza, otres ni siquiera pudieron acceder. Los empresarios actúan con impunidad, el Gobierno, en complicidad con los sindicatos, avala esto y se niega a tocar un peso de sus ganancias patronales.

Manu nos cuenta su preocupación “En agosto se paga el ultimo cobro del IFE, ¿qué vamos hacer? La economía se viene abajo, el presidente mira para otro lado y nosotros le ponemos el pecho, pero no podemos más”. Dentro de las nueve millones de familias que accedieron al IFE, el 33,3 % tiene entre 25 y 34 años, y lo siguen los jóvenes de entre 18 y 24 años, que obtuvieron un 28,2 %. Somos muches les jóvenes que estudiamos y trabajamos de manera precaria, que nos despidieron o nos recortaron el salario. No queremos resignarnos a un futuro de miseria para la juventud".

El rol de los centros de estudiantes

Las facultades hoy están cerradas. Nuestros centros y federaciones (las del radicalismo, como las del peronismo y kirchnerismo) aceptaron esta realidad. Como dice Azul: "Los centros de estudiantes alineados con el Gobierno tampoco dan respuestas a la altura, ¿por qué no quieren exigirle al Gobierno nacional las medidas necesarias para enfrentar la deserción?".

Para empezar, se deberían hacer relevamientos de las necesidades de estudiantes y docentes, para exigirle al Estado respuestas inmediatas frente a las condiciones que empeoran cada vez más. Muches de nosotres nos imaginamos lo diferente que sería si durante la pandemia no se hubiera invisibilizado a les precarizades al interior de la Universidad, y por el contrario, estos espacios se hubieran puesto en función de organizar la pelea para que nuestres compañeres no queden fuera de las aulas.
Cuanto hubiera cambiado si los recursos y conocimientos con los que hoy cuenta la universidad pública, con futuros médiques, biólogues, psicólogues, arquitectes, se hubieran puesto al servicio de las necesidades del pueblo trabajador en medio de esta crisis.

Como plantea Ema, estudiante de Sociología: "Como estudiantes no nos podemos quedar mirando desde afuera cuando muchos trabajadores están dando una pelea para que los empresarios no avancen sobre sus derechos aprovechando la pandemia. Tenemos que poner toda nuestra fuerza para acompañarlos".

Imaginemos si se retomaran las banderas de las mejores tradiciones de la unidad obrero estudiantil, como la del Cordobazo, para apoyar las resistencias obreras frente a los ataques de las empresas y gobiernos, como les choferes de UTA y les trabajadores municipales, que pelean contra las medidas del Gobierno municipal de Llaryora.

Construyamos encuentros de miles de estudiantes en todo el país

Las voces de cientos muestran la necesidad de no resignarnos, no tenemos tiempo que perder. Queremos construir un espacio, una fuerza colectiva, donde nos organicemos miles de universitaries a les que esta situación no nos es indiferente. En común con les laburantes precarizades, que nos venimos organizando y muches hacemos un enorme esfuerzo para estudiar. Quienes somos parte del movimiento de mujeres, contra la violencia hacia las mujeres y por el aborto legal, seguro y gratuito, de la diversidad sexual, por la igualdad de derechos. Quienes activamos contra el cambio climático y los problemas ambientales. Les que estamos en espacios culturales contra la mercantilización de la cultura y por derechos laborales de les artistas.

Como un primer paso apostamos a poner en pie encuentros estudiantiles democráticos de miles en todo el país, para organizarnos y debatir cómo enfrentar la crisis. Adonde entre las organizaciones de izquierda, en común con independientes y activistes que compartan estas ideas, podamos discutir una salida a la crisis.

Partiendo de esta fuerza: ¿Se imaginan lo que podríamos hacer si todes juntes impulsamos campañas comunes para llegarles a todes eses estudiantes que se están quedando afuera, les que están sin laburo porque les echaron en cuarentena y no tienen acceso al IFE? ¿O la fuerza que lograríamos si nos organizamos con nuestres docentes, que están siendo brutalmente precarizades? ¿Si apoyamos activamente las luchas obreras en curso, como en Córdoba la lucha de los choferes afectados por el Gobierno? ¿Y la visibilidad que ganarían los familiares de las víctimas de casos de gatillo fácil, como Facundo Castro o José Antonio Ávila? ¿O quienes se organizan contra todo tipo de violencia de género, como los familiares de Nora que exigen justicia?

Como plantea Tania, militante del PTS y consejera estudiantil de la Facultad de Artes: "Es clave hoy impulsar encuentros en común de la izquierda y todos los que compartan la perspectiva de ponerle un freno a esta situación. No tenemos tiempo que perder, unir toda esta fuerza en función de llegarle a los miles de estudiantes que se quedan afuera de la universidad, ven que la crisis avanza y no se quieren resignar. Retomando la tradición del Cordobazo, apoyando a la gran rebelión de los choferes en Córdoba.

Invitamos a todes les estudiantes, que acuerden con esta propuesta, a tomarla en sus manos y poner en pie encuentros de miles en todo el país. Esta es una enorme tarea como generación, sabemos que no va a ser fácil, pero eso nunca fue un límite para nosotres".







Temas relacionados

Precarización laboral juvenil   /    Córdoba   /    Juventud    /    Universidad Nacional de Córdoba   /    Córdoba   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO