×
Red Internacional
La Izquierda Diario

PARTIDO.Hacia la Conferencia Nacional del PTS: el nuevo rol de La Izquierda Diario Multimedia

Los debates y propuestas que abordará la Conferencia Nacional del PTS sobre el papel que tiene que jugar nuestro medio digital para intervenir en la lucha de clases, ser organizador colectivo y dar un gran salto en la influencia de nuestras ideas de cara a una crisis que se profundiza.

Sábado 5 de diciembre de 2020 | 20:55
La Izquierda Diario, lo que los grandes medios callan - YouTube

Con la publicación en La Izquierda Diario de las tesis sobre la situación política nacional y los desafíos para construir un partido para que triunfen las y los explotados, comenzamos la preparación de la próxima Conferencia Nacional del PTS, a realizarse los días 11, 12 y 13 de diciembre. En esta nota que publicamos hoy damos cuenta también de los avances de la lucha de clases en las últimas semanas (como se puede ver en esta nota), y los desafíos para construir una corriente clasista y militante en el movimiento obrero.

En este artículo presentamos un aporte para debatir con las y los delegados de todo el país el rol de La Izquierda Diario en el próximo período: cómo dar un nuevo salto tanto en la influencia en la política nacional de nuestro medio en el marco de un aumento de las penurias de los sectores más explotados por la crisis, el crecimiento de la lucha de clases y el comienzo de la experiencia con el nuevo gobierno, que al mismo tiempo avance como “organizador colectivo” de nuestro partido, centralizando la agitación, la propaganda y la intervención en la lucha de clases, desafíos que abordamos como parte de un trabajo internacionalista junto a nuestra red internacional de diarios en 14 países y 8 idiomas.

Influir en la política nacional

Frente a los grandes medios de comunicación de los poderosos, tanto oficialistas como opositores de derecha, La Izquierda Diario, desde hace más de seis años, se desarrolla como una experiencia inédita, siendo el primer diario digital de la izquierda argentina y latinoamericana. En todos estos años hemos intentado llevar a un nivel mucho más ambicioso la lucha por salir de los pequeños círculos a los que se dirigían tradicionalmente las publicaciones de izquierda, y creemos modestamente haberlo logrado.

Las decenas de millones de visitas que viene recibiendo La Izquierda Diario cada año (incluidos picos como las casi 5 millones de sesiones que tuvimos solamente en el mes de abril), entre otros datos, dan cuenta de esto. A esta influencia se suman los cientos de miles de seguidores que tenemos en Facebook, Twitter e Instagram y a partir de este año en Youtube, donde la gran experiencia multimedia abrió paso a la construcción de un canal que duplicó su cantidad de seguidores y tiene cientos de miles de reproducciones por mes.

Sin embargo, una marca de origen de La Izquierda Diario ha sido siempre la apuesta a la innovación permanente. Es por eso que en este 2020, a pesar de las dificultades que impuso la pandemia, lanzamos un fuerte proyecto multimedia con programación en vivo y on demand, con noticieros todos los días conducidos por Patricio del Corro, Jésica Calcagno, Lucho Aguilar, Tomás Mascolo, Lucía Ortega, Lía Pesaresi, Sol Bajar, junto a grandes equipos de producción, como parte de una oferta audiovisual con programas temáticos también de mundo obrero, cultura, economía, juventud, historia, internacional, salud, entre otros. Una producción de alta calidad donde participaron, en un trabajo colectivo, más de 200 compañeros y compañeras de distintos oficios, delante y detrás de cámara, que incluye además de la redacción central los equipos periodísticos de diversas provincias. A la par que sumamos nuevas iniciativas como los newsletters de Fernando Rosso, Pablo Anino, Celeste Murillo (quienes conducen junto a otros compañeros nuestro programa radial El Círculo Rojo que sale todos los domingos por Radio con Vos), y los de Diego Iung, Javier Nuet o Matthias Flammenman, durante un año que además tuvo altos picos periodísticos como la investigación sobre el caso de Facundo Astudillo Castro a cargo de Daniel Satur, o una destacadísima cobertura de la lucha de Guernica por parte de Catalina Ávila, Lucho Lucero, Javier Brat, Macarena Guzmán, entre otros. Al mismo tiempo, sigue siendo una gran conquista la publicación regular, todos los domingos, de Ideas de Izquierda, una destacada publicación de ideas marxistas donde se destacan compañeros y compañeras como Juan Dal Maso, Ariane Díaz, Esteban Mercatante, Matías Maiello, Paula Bach, Guillermo Iturbide, Iván Baigún o Pablo Anino, que ha entrevistado y publicado notas de decenas de intelectuales de Argentina y todo el mundo, abordando en profundidad temas sobre la economía y política internacional, la cultura, el movimiento obrero, las contradicciones del avance tecnológico o la destrucción del medio ambiente, entre otras temáticas.

Pero lo cierto es que estamos ante nuevos desafíos. En la próxima etapa, al calor del desarrollo de la crisis y de un salto en la lucha de clases, estará planteada la posibilidad de que comience una ruptura por izquierda de sectores de masas que hagan la experiencia con un gobierno peronista que ya ha comenzado a aplicar una política de ajuste que perdurará por años de la mano del próximo acuerdo con el FMI, y para la cual está dispuesto también a reprimir las luchas obreras y populares, como se vio en Guernica. Desde La Izquierda Diario, queremos contribuir al desarrollo de esa experiencia con una estrategia y un programa para que la crisis la paguen los capitalistas.

Este marco no está exento de contradicciones. Mientras que se ha extendido la influencia de LID en los sectores más precarizados de la clase trabajadora –transformándose en “el diario de las tomas” por tierra y vivienda en distintos puntos del país, como defendieron vecinas y vecinos contra las difamaciones de otros medios–, entre las y los jóvenes que se organizan para que sus vidas no sean descartables, entre los que comienzan a salir por el salario y contra los despidos, o en las luchas por el medioambiente; por otro lado hay que dar cuenta de que sectores del progresismo que muchas veces acompañaron y difundieron nuestras denuncias contra el gobierno de Macri en el pasado ahora no están dispuestos a “compartir” junto con la izquierda la crítica al oficialismo que votaron, incluso estando en contra en muchos casos de la represión en Guernica o el ajuste a los jubilados. Serán necesario mayores enfrentamientos de clase junto con el debate político e ideológico para que esto cambie.

Un “organizador colectivo”

Sabemos que a diferencia de los medios de comunicación comerciales, La Izquierda Diario es una gran empresa socialista del PTS hecha por miles que la toman como propia para expresar sus peleas, sus anhelos y denuncias.

Se trata de una tarea colectiva hecha por todo el PTS, simpatizantes y luchadores, alcanzando así a publicar casi 2500 notas y videos por mes, hechas tanto desde la redacción como, sobre todo, con el aporte de miles de compañeros y compañeras en todo el país que envían tanto elaboraciones políticas como testimonios, crónicas y denuncias desde lugares de trabajo, de estudio, barrios, lo cual da cuenta del verdadero carácter de periódico militante.

En otro plano, son decenas de miles los compañeros y compañeras que leen y miles los que escriben, difunden notas y videos en sus lugares de trabajo, de estudio, en los barrios y entre sus familiares y amigos.

Se trata de una suerte de leninismo 2.0 que aprovecha las más modernas tecnologías para ponerlas al servicio de difundir con enorme amplitud las ideas y las luchas de la izquierda hacia millones de personas cada mes, al revés de lo que consideran pensamientos sectarios que hacen un "fetiche" del limitado trabajo con papel (como han planteado algunos grupos de izquierda), lo cual es reaccionario en el sentido literal del término, ya que es retroceder de los avances tecnológicos que la izquierda puede utilizar para su estrategia revolucionaria. Ya quedó demostrado que la relación con miles de simpatizantes (no solo virtual sino también presencial con una periferia que interactúa no solo recibiendo materiales sino también leyendo, compartiendo y escribiendo sobre los más variados temas) , en una época de revolución tecnológica de conversaciones por zoom, se fortalece inmensamente utilizando los recursos tecnológicos modernos, al revés de lo que piensan los defensores del tradicional periódico en papel y de los que opinan que un periódico como el nuestro es solo para influir en la opinión pública, lo cual por supuesto es un objetivo central. Pero sería un error no ver que al mismo tiempo sirve para decuplicar la influencia y el contacto permanente virtual con un amplio universo, impensable en su magnitud con los viejos periódicos en papel.

El descontento, la bronca y las aspiraciones de un sector de la clase obrera enchalecadas por las direcciones burocráticas, de las y los jóvenes que son los que más sufren la desocupación y la pobreza, las valientes mujeres que luchan por vivienda y por sus derechos, comienzan a tomar nuestro medio como propio.

Para seguir desarrollando este aspecto clave de diario militante proponemos tomar los siguientes niveles:

• Partiendo de lo conquistado, queremos llegar a sectores mucho más amplios en cada lugar de trabajo, de estudio y de cada barrio de forma regular y sistemática, empezando por los que hoy acompañan al PTS en diversas actividades como actos partidarios o plenarios abiertos, y en distintos procesos de lucha y organización. En este sentido, y como gran punto de partida, son interesantes algunos ejemplos en fábricas y establecimientos donde llegamos de manera regular (con entre dos y cuatro notas semanales) a amplios sectores de trabajadores y jóvenes, como en una alimenticia de la zona Norte, donde los militantes llegan a doscientos trabajadores con La Izquierda Diario y en la que se proponen avanzar aún más sobre los sectores que apoyan nuestra lista sindical contra la burocracia. O el caso de la Universidad de La Matanza, donde en promedio cada militante llega a 10 estudiantes y jóvenes precarizados semanalmente, un universo que se puede extender también utilizando los artículos ideológicos del diario. También La Izquierda Diario viene jugando un rol de discusión política sistemática entre los trabajadores de la "primera línea" de la pandemia, los de la salud, donde nuestro medio se usa para el seguimiento y discusión de la política con un amplio sector a partir de haberse ganado un rol destacado jugando un gran rol para denunciar lo que muchos medios se niegan a reflejar, la hipocresía de llamarlos "esenciales" pero que deben desempeñar sus tareas en condiciones precarias, con falta de elementos de protección y muchos otros problemas. En ese sentido LID en salud se ha transformado este año en salud en una gran herramienta también para abrir y multiplicar relaciones políticas en numerosos hospitales. También en estatales y municipales, lugares que están y estarán afectados por los planes de ajuste del Gobierno nacional, los provinciales y el FMI, los compañeros y compañeras distribuyen ampliamente diversos contenidos del diario, y especialmente las discusiones claves de la política nacional, los ataques a las jubilaciones, los planes de ajuste en general. Por otro lado, en los hechos más importantes de la lucha de clases, al ejemplo de Guernica ya mencionado donde La Izquierda Diario jugó un rol central para dar a conocer el conflicto, enfrentar las mentiras de los poderosos y ser una gran herramienta de organización para la lucha pero también para acercar a las ideas de la izquierda, asimismo desde otros lugares del país como Centenario, en Neuquén, o desde el Gran Buenos Aires nuestros corresponsales nos informan que en distintos casos LID se transformó en "el" diario de cada toma siendo el medio reconocido que cubría las demandas de las familias con testimonios, las novedades de los municipios y cada paso de las luchas logrando un amplio reconocimiento como una herramienta del lado de los que luchan y permitiendo así abrir relaciones políticas sistemáticas.

Partiendo de estos ejemplos importantes (a los cuales se podrían sumar más de todo el país), queremos discutir en la Conferencia Nacional del PTS llevar esto hasta el final: queremos generalizar y sistematizar la experiencia que ya hacen muchos militantes, que es proponer a todas nuestras relaciones recibir semanalmente un material escrito o audiovisual a partir del cual profundizar los principales hechos de la realidad o debates sobre la estrategia y el programa del PTS y sobre los “sentidos comunes” que imponen las clases dominantes, y no solo sobre las peleas inmediatas que están planteadas en cada momento. Queremos que recibir nuestro diario sea una decisión consciente de cada compañero y compañera. Cada equipo partidario debería seleccionar este material semanalmente, y esto a su vez pondrá en el centro de la militancia las principales discusiones políticas que surjan de este diálogo. Una práctica sistemática de este tipo constituye un desafío central para dar un gran salto en el uso de La Izquierda Diario como herramienta de construcción partidaria, en un momento político decisivo respecto de las tareas preparatorias de cara a un próximo ascenso de la lucha de clases.

• En otro nivel, queremos avanzar en que cada vez sean más los y las compañeras que tomen en sus manos la difusión de La Izquierda Diario entre sus conocidos. Se trata de una tarea de primer orden, partiendo del carácter militante de nuestro medio, que lucha “solamente” con entusiasmo y esfuerzo para llegar con sus ideas, contra los recursos millonarios de los canales, radios y diarios de las clases dominantes.

• Por último, un rol fundamental tendrán todos aquellos y aquellas que se sigan sumando a producir notas o videos para nuestro diario, tanto aportando contenidos como siendo cronistas que reflejen lo que pasa en distintos lugares de trabajo, estudio o barrios (ver apartado).

De la militancia en cada uno de estos niveles ya va surgiendo una nueva práctica partidaria que hay que desarrollar hasta el final, y al calor de la lucha de clases y la experiencia política con el gobierno, para avanzar aún más tanto en conquistar una mayor influencia política e ideológica sobre miles de trabajadorxs y jóvenes (combatiendo las presiones al sindicalismo y al movimentismo en general) como, en el caso de los y las que escriban y difundan nuestro diario, una nueva camada de militantes partidarios.

Una red de miles de corresponsales para reflejar la lucha de clases en todo el país

Un breve recorrido por nuestro diario deja algo en evidencia: hay cientos de procesos de lucha y organización de los trabajadores, las mujeres y la juventud que son ocultados por la enorme mayoría de los medios de comunicación. Guernica fue un punto de inflexión en este proceso, y tenemos el orgullo de haber contribuido cualitativamente con nuestro medio a dar a conocer esa lucha y a desenmascarar las mentiras de los poderosos, pero también haber ayudado con La Izquierda Diario a la organización de esa lucha, que hoy todavía continúa, y a acercar a sus combativos vecinos las ideas de la izquierda. Un gran ejemplo para tomar para todo el país, ante un escenario en el que se multiplicará la lucha de clases.

En ese marco, uno de los grandes desafíos de La Izquierda Diario en el próximo período será potenciar al máximo una de nuestras características de origen: ser el medio que más y mejor te muestra todas esas luchas, le da voz a quienes los grandes medios se la niegan denuncia a los enemigos de los explotados y los oprimidos: los gobiernos, las burocracias, los empresarios, las fuerzas de seguridad, las cúpulas de las iglesias.

Por eso, una apuesta fundamental de cara a lo que viene será multiplicar nuestra red de corresponsales, para tener información desde abajo, “de buena fuente”, de todo lo que pasa en los lugares de estudio, en los trabajos y en los barrios. Esa información que a nosotros nos interesa mostrar y a los poderosos ocultar o manipular. Una red que tenga ojos y oídos en todos lados para que nuestro diario se llene de miles de crónicas y denuncias como solo en La Izquierda Diario se podrán encontrar. Y, junto con eso, apostar a extender nuestra red de movilerxs que, como se vio en Guernica y en otras luchas, son fundamentales para mostrar en vivo y en directo lo que está pasando, en el lugar indicado, en el momento indicado.

Al mismo tiempo, tendremos una política especial y buscaremos nuevas vías para llegar con nuestros contenidos a los sectores más precarizados de la clase trabajadora, especialmente a la juventud, con los formatos adecuados para este sector, un uso dirigido de las redes sociales y materiales para Whatsapp. La Juventud del PTS y la Red de Trabajadores Precarizados que nació este año nucleando a miles de pibes y pibas que buscan acabar con la flexibilización y la desocupación, están llamadas a jugar un rol central también en la próxima etapa de La Izquierda Diario como herramienta que sirve para potenciar esas luchas, construir una juventud revolucionaria y un partido para vencer (ver nota sobre la construcción de la RED).

El combate por las ideas del marxismo contra los “sentidos comunes” impuestos por las clases dominantes

Las crisis como las que vivimos actualmente, nacional e internacional, traen aparejados cambios en las formas de pensar y por lo tanto son oportunidades para que los marxistas cuestionemos los sentidos comunes impuestos por las clases dominantes como uno de los mecanismos para mantener su dominación. La naturalización de la explotación capitalista, la resignación a condiciones de vida miserables, la necesidad de optar “por el mal menor” que condena a la clase productora a la degradación de sus condiciones de vida, la división de los explotados y oprimidos, la opresión de género y de “raza”, entre muchos otros. Para eso cuentan con todo tipo de organizaciones e intelectuales que reproducen estos sentidos comunes, y es el principal adversario que tenemos que enfrentar si pretendemos construir una la alternativa revolucionaria para que no sigan siendo lxs trabajadorxs y el pueblo pobre quienes sigan pagando la crisis. Por eso está a la orden del día redoblar la lucha por las ideas del marxismo, contra cualquier utopía reformista que busque convencer de que es posible terminar con la explotación y la opresión, o incluso combatir la catástrofe medioambiental o las guerras, sin acabar con este régimen social.

En este sentido, desde La Izquierda Diario venimos participando activamente de estos debates, tanto con nuestro mencionado suplemento dominical Ideas de Izquierda , las 18 ediciones publicadas de #IdeasUniversidad hecha por una nueva camada de decenas de jóvenes intelectuales, como con el Campus Virtual, el suplemento Ideas desde la Universidad , nuestro canal de Youtube de Historia, la difusión de las publicaciones de Ediciones IPS, dando lugar al surgimiento de decenas de nuevxs jóvenes intelectuales que son una importante conquista de nuestro partido. Sin embargo, tenemos que mejorar la articulación entre estos contenidos ideológicos y las respuestas políticas cotidianas que se expresan en el diario, así como transformar nuestras producciones ideológicas en instrumento ofensivo de las ideas del marxismo entre la intelectualidad y dentro de las universidades del país.

Al mismo tiempo, queremos convocar a la colaboración y el debate de forma abierta a docentes, intelectuales y militantes de izquierda (tanto del PTS como independientes), como seguir incorporando una nueva generación de jóvenes marxistas, para poder multiplicar los contenidos de lucha ideológica que difundan y reactualicen las armas de la crítica durante toda la semana, en diversos formatos escritos y audiovisuales que apunten a llegar a sectores de la intelectualidad pero también a popularizar las ideas del marxismo dentro de la vanguardia de la clase trabajadora.

Lucha política y sinergia con los referentes públicos del PTS y miles de militantes de todo el país

La Izquierda Diario, como publicación impulsada por el PTS en el Frente de Izquierda Unidad, se complementa y se potencia con el rol de Nicolás del Caño, Myriam Bregman e importantes dirigentes públicos en todo el país. En ese sentido, damos un mismo combate político, por las mismas ideas e impulsando las mismas luchas, desde la página web del diario pero también en las redes sociales de cada uno de nuestros referentes y de nuestras agrupaciones.

En los próximos meses, que además estarán atravesados por una fuerte lucha política en las calles pero también en el Congreso Nacional y las legislaturas contra los planes de ajuste, y por el comienzo de la campaña electoral contra el gobierno y la oposición de derecha, tenemos planteado avanzar en una mayor sinergia que potencie en una misma batalla común a los millones que visitan cada mes nuestro diario con los cientos de miles de seguidores de nuestras figuras públicas en la redes sociales y los miles de militantes en todo el país. Toda esa fuerza, desplegada para pegar como un solo puño, puede instalar de cara a millones ideas y combates decisivos en la escena nacional.

Más que nunca, aportar a construir una corriente internacionalista

Como planteamos en los documentos para la Conferencia que publicamos en La Izquierda Diario, la crisis capitalista, agravada por las terribles consecuencias de la gestión burguesa de la pandemia que arrojó a decenas de millones al desempleo, a la calle o a pérdidas en los salarios, tiene un carácter mundial. Al calor de este proceso, en todo el globo se desarrollan fenómenos políticos de distintas características, y han recomenzado procesos de lucha de clases, como se puede ver en lugares tan disimiles como la India, Francia, Chile, Estados Unidos, Colombia o Perú.

Más que nunca está planteada la construcción de una corriente internacional con un programa revolucionario e internacionalista, y a ese objetivo apunta la Red Internacional La Izquierda Diario, que es impulsada por la Fracción Trotskista - Cuarta Internacional y que se publica en 14 países y en 8 idiomas, en América Latina, Estados Unidos y Europa. Por eso en el próximo período queremos redoblar la cobertura de todos los procesos políticos y de lucha de clases alrededor del mundo, a la vez que contribuir, cada vez con más urgencia, a sacar conclusiones al calor de los debates políticos, programáticos, estratégicos y teóricos que surgen al calor de ellos.

Introducción de nuevas lógicas, formatos y métodos de trabajo

Para potenciar los objetivos mencionados en este artículo proponemos la introducción de cambios en La Izquierda Diario en base a consejos de nuestro equipo técnico y algunos especialistas consultados. Nuestro método es usar las tecnologías y formas de organización más avanzadas, para ponerlas al servicio de la difusión de las ideas de los revolucionarios.

Entre los cambios de este tipo que haremos, algunos a mencionar son:

  •  Una nueva lógica de producción multimedia, avanzando en la integración en una única página web de todos los contenidos escritos y audiovisuales (incluyendo nuestro programa radial El Círculo Rojo que sale por Radio con Vos); sumando también cada vez más agilidad y cantidad de respuestas inmediatas en formatos multimedia para pegar al instante sobre los temas del momento, que se combinen con la producción de materiales de más profundidad de análisis, opinión, documentales, lucha ideológica, en pos de seguir construyendo un gran canal de Youtube, que ya cuenta con casi 58.000 suscriptores, e impactando en todas las redes sociales (La Izquierda Diario tiene 256.000 seguidores en Facebook, 79.000 en Twitter, casi 85.000 en Instagram, etc.); y desarrollar cada sección del diario como multimedia, con distintos ritmos de respuesta y elaboración, tanto en escrito como en audiovisual.
  •  Apostar a un salto en la construcción de La Izquierda Diario como medio de “primera lectura”, donde la opinión, el análisis, la investigación y la respuesta política se combinen con una gran producción de “breaking news” que den cuenta de la realidad informativa al instante, combatiendo desde el punto de vista de la izquierda minuto a minuto con las usinas de ideas de las clases dominantes.

    `- Avanzar hacia el desafío de ser un medio con una gran amplitud temática. Es decir, que junto con los temas troncales de La Izquierda Diario (política nacional e internacional, economía, lucha de clases, géneros y sexualidades) potenciar otras secciones que ya existen, y construir otras nuevas, para tener producciones de gran cantidad, calidad y personalidad de cultura, medioambiente, urbanismo, ciencia y otras más, para las cuales hacer amplias convocatorias para sumar colaboradores. En algunas de estas áreas partimos de años de acumulación de militantes y simpatizantes que elaboran sobre estos temas.

  •  Poner en marcha un proceso de cambios en diseño de La Izquierda Diario, tanto en PC como en celular, para adaptar la estética y la funcionalidad del sitio a los nuevos desafíos políticos y periodísticos planteados en este documento.
  •  Ampliar el equipo de redes sociales para poder abordar con más profundidad la creciente complejidad tanto de las características específicas de cada plataforma como la necesidad de multiplicar la producción de contenidos para las mismas, apostando a nuevos saltos en cada una de ellas.


  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias