Economía

DOLAR

¿Hacia dónde va el dólar? Repercusiones de un alza en campaña electoral

Buscada, dirigida o imprevista, el alza del dólar comienza a generar mayores incertidumbres que las deseadas por el gobierno. Qué opinan especialistas del establishment.

Sábado 29 de julio | Edición del día

Se percibe cierta anomalía en los mercados cambiarios. Y no sólo por el alza de la divisa norteamericana, que escaló en menos de dos semanas casi dos pesos de cotización, sino por una intervención inusual de la entidad monetaria a través de bancos oficiales pero esquivando la participación directa del Banco Central. Y evitando, sobre todo, un freno previo.

Aún con esa intervención, el dólar superó las barreras históricas y se posicionó a $18,01. ¿Una devaluación prevista? A tan sólo dos semanas de las elecciones primarias obligatorias, el alza puede tener muchos significados. Ninguno de ellos es favorable al pueblo trabajador.

Los bancos oficiales descargaron ayer fuertes órdenes de venta, estimadas en unos U$S 380 millones (esto es, casi la mitad del volumen operado en la jornada), para impedir que la divisa mayorista supere los $ 17,80, mientras en pizarras de la City porteña escaló a $ 18,05, con picos en $ 18,20.

A través de los bancos Provincia, Nación y Ciudad, que vendieron divisas sobre la última hora y media de la rueda de negociaciones (que cierra a las 15 horas de cada día hábil) el gobierno intervino el mercado. No lo hizo directamente mediante operaciones del Banco Central, lo cual abrió toda una serie de especulaciones políticas, sino "tercerizando" la misma a bancos amigos.

"Las ventas de los bancos oficiales que participaron en el desarrollo de las operaciones estabilizaron la cotización en una banda de $17,78/17,80 sin conseguir una reversión de la fuerte tendencia compradora que sostuvo al tipo de cambio cerca del nivel máximo hasta el cierre de las operaciones", mencionó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambios.

Un dato es sobresaliente: el dólar mayorista anotaba una ganancia de 7,22 % en lo que va de julio, más del doble del rendimiento de un plazo fijo o de las Letras Internas (LEBAC) más cortas con vencimiento en agosto próximo. Alguien hace negocios con esta suba.

Para el establishment este juego puede ser peligroso. El exsecretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, consideró en declaraciones a Ambito.com que el Banco Central "ha dejado escapar demasiado el precio del dólar". El economista dijo que le "llama la atención el contraste de la estabilidad de muchos meses en los que el precio de la divisa no se movió. Y ahora con la cuestión electoral, el dólar nos da novedades todos los días". "Y eso no es bueno", advirtió.

Nielsen se mostró disconforme con la actitud del Central. "De entrada no intervino, y luego hubo algún tipo de participación oficial en el mercado, pero no ha llevado a la suavidad en los movimientos de la cotización, que sería lo deseable".

En la explicación del alza repentina del dólar, no puede dejar de colarse el aspecto electoral. "Básicamente hay un exceso monetario de cierta importancia, que se suma el hecho de que la expresidente (Cristina de Kirchner) aparece primera prácticamente en todas las encuestas".

Sin embargo, Nielsen debe reconocer que los valientes obreros de Pepsico tienen su rol en la escena económica a niveles impensados. También en el mercado de divisas el efecto Pepsico se hizo sentir. "No descartaría cierto impacto del fallo de la Cámara en lo Laboral por el tema de PepsiCo", agregó.

Los operadores del mercado también dudan de este movimiento alcista del dólar. “Es muy peligroso que jueguen con fuego antes de las elecciones”, señaló uno de ellos al diario Cronista.com. Allí, también se afirma que "desde el otro lado del escritorio hay importadores y multinacionales disgustadas porque no se cubrieron frente a esta devaluación y van a tener que remarcar sus precios, con lo cual tarde o temprano esta suba del dólar va a llegar a precios, por mas que el BCRA lo niegue".

En este sentido, el dato más opacado es aquel que significa importantes pérdidas de salario real para los trabajadores. El traslado a precios del alza cambiaria podría tener efectos espiralados que deterioren el poder de compra de los salarios. Mientras tanto, el conjunto del empresariado, especialmente el que opera en dólares, festeja el abaratamiento del costo salarial en términos internacionales.

Te puede interesar: ¿Qué hay detrás de la suba del dólar?






Temas relacionados

Elecciones 2017   /    Federico Sturzenegger    /    BCRA   /    Dólar   /    Dólares   /    Elecciones   /    Banco Central República Argentina (BCRA)   /    Dólar   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO